domingo, 8 de abril de 2007

ESTE PEQUEÑO SER


Este pequeño ser que se conforma hoy ha madrugado. Se ha anticipado a su aliento. Ha detenido el paso para respirar bien hondo y dar las gracias.
Este pequeño ser ha reparado en la importancia inmensa del segundo, en lo bueno que resulta despachar al tiempo sin inmutarse.
Este pequeño ser cabalga a lomos de la paradoja sin querer evitarlo.
Y rompe sus lanzas para ponerse las gafas de ver.
Resuelve los crucigramas sin empaque; se maravilla con la magia de las palabras.
Este pequeño ser se maravilla.
Hace marcas en los calendarios. Responde a sus preguntas sin ambages, por un día. Ordena los armarios para hacer espacio. Quiere quedar con alguien solo por hacer tiempo mientras espera.
Este pequeño ser sonríe al lunes, le llama en voz muy baja. Ha olvidado dejar un hueco para la melancolía. No reniega del final de las vacaciones. Ha descubierto al fin que los finales no son sino comienzos.

6 comentarios:

Leicca dijo...

Un beso,
y gracias,
y que paso poco por el internet estos días, respirando un poco.

Pero que gracias por venir y comentar, y que tengo que actualizar todavía los links.

Besos y besos.

Azul... dijo...

Sonrío, porque te has cargado con tus palabras mi eterna depre pre-lunes

Gracias, Maga de las palabras

Un bessototototototote

leo dijo...

Gracias a las dos, Leicca, Azul.
No viene mal airearse, incluso de internet.
Y me alegro de haber contribuído en algo a aligerar tu lunes, Azul.
Un beso grande para cada una

cuqui dijo...

Pues estaba en medio de mi melancolía del lunes, de mi depresión post-vacacional, renegando de la rutina de la semana, del trabajo, de la casa, de los niños... y vas tú y me lo desbaratas.
Vale, voy a dar a este preciso instante la importancia inmensa que se merece, voy a dar las gracias, voy a maravillarme...
Gracias, Leo, a pesar de la lluvia, veo todo lo luminoso que es este lunes.
Besos.

Bego dijo...

que bonitas palabras,leo, no sabes como me animan. A ver si yo también, poco a poco, empiezo a sentir como tu, que la cosas, poquito a poco se van haciendo, a hacer sitio en mis liadisimos armarios interiores, y, sobretodo, que hay que dar las gracias por cada segundo.
Que gusto da leerte, que claro se te ve el fondo. Y que bonita es la corriente que lleva. Doy gracias por ti...y tambien por todo.

leo dijo...

Jo...Gracias, Cuqui, Bego. No sé si os imagináis lo que emociona expresar un sentimiento y ver que a alguien le sirve para algo positivo.
Muchas gracias por vuestros constantes refuerzos positivos. Yo también doy gracias por contar con vosotras, y con tanta, tanta gente.
Un abrazo grande, grande, grande.