jueves, 20 de enero de 2011

NADA QUE ENTENDER



Entender que no hay nada que entender. Que todo se convierte en mentira si lo tocas. A veces, incluso, hasta desaparece. Que no hay ni tú ni yo, pero aquí estamos.
Nunca he querido una vida sofisticada. Ni construir cimientos a base de mentiras. Y sin embargo creí que era necesario entenderlo. Entender la incoherencia. Las razones para el hambre. El desamor y el egoísmo. El poder taimado y nauseabundo del ego. Entender para cambiarlo todo. Cambiar una mentira para convertirla en otra. ¿Puede alguna vez ser cierto lo que era falso en su principio? ¿Puede empezar a existir algo, de la nada? Nunca quise construir cimientos a base de mentiras, y sin embargo me he mentido hasta creerme, hasta los cimientos mismos. He llamado verdad a la mentira. Y diferente a lo que estaba unido por el centro.
Entonces alguien llega con el escoplo y el martillo, con el amor humano e imperfecto, y los pone en mis manos. Me enseña que crecer es quitar. Que sumar supone aprender a restar sin miedo. Y no hay nada que entender en ello. Solo hay que vivir. Que no hay camino.

26 comentarios:

Maritornes dijo...

Leo tus palabras temblando de emoción, querida Leo, y brindo por ti y por nosotras. Por las mentiras incomprensibles, que a veces ni siquiera son mentiras, sino los pequeños síntomas de una enfermedad. Y no hay nada que entender, claro que no: vivir nada más.

Pilar dijo...

y así es que todo lo más importante te deja sin palabras... no se explica, no puede explicarse, sólo sentirse¡¡¡
un besito, leo¡¡¡

Raquel dijo...

Pues la verdad es que es así, y lo difícil es llegar a esa simplificación que nos ayude a vivir con plenitud, recogiendo el día a día, dejándonos empapar con sorpresas para ir resolviendo sus antojos. Sin más.
Y me fascina cómo lo cuentas.
Un beso grande

don vito andolina dijo...

Hola,bello blog, preciosas entradas,si te gusta la palabra en el tiempo,la mística palabra elegida,la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen viernes, besos variados.

PULGACROFT dijo...

Desgraciadamente creo que vivimos en un mundo hecho a base de mentiras, la cuestión es saber distinguirlas de las pocas verdades con las que nos vamos encontrando. Es todo custión de experencia, de años vividos...vamos por el buen camino, tranquila.
;)
(Precioso)

Belén dijo...

Te vas volviendo cada vez más sabia, querida mía... porque muchas veces aprender es deshacer lo aprendido, y aunque suene fuerte, qué gusta da romper esquemas...

Besicos

Latramis dijo...

A veces, al entrar en tu blog, me encuentro en una cacharrería y me siento un elefante.

Y me quedo en la puerta, temblando.

woody dijo...

Crecer es quitar... Yo digo que vivir es renunciar. Algo parecido. Abrazos

Amparo dijo...

Me encanta Crecer es quitar. Nunca lo había oído tan bien.
Saludos

isobel dijo...

Menudo escrito nos presentas hoy, bueno ayer, en esas ando, quitando, pero quitando taaanto que lo mismo ni me encuentro, un abrazo sin casi nada

leo dijo...

Mari: Brindemos y vivamos, pues. Graciñas, guapa. Besisssssss.

Pilar: Sentir, qué difícil, a veces. Qué compromiso. Sobre todo cuando duele. Gracias por venir Pilar. Un beso grande.

Raquel:Cada vez veo más necesario simplificar. Y más complicado, la inercia es todo lo contrario. Gracias. Un beso.

Don Vito: Bienvenido y gracias por la visita.

Pulgui: Hay tanta mentira que, sinceramente, no creo que sea posible discernir. Y lo mismo ni siquiera es bueno. Mil dudas... Graciñas

Belén: Sí, romper esquemas, los propios principalmente, puede ser muy placentero. :-) Besos, maña.

Latramis: Gracias. Por la visita, por el comentario, por el respeto y la deferencia de no entrar a desarmar el camión. Precisamente tú eres uno de los gurús del "no entender", ¿recuerdas? Un beso.

Woody: ¡Y de qué manera! Todos los días se ha dejar algo atrás. Y hay renuncias tan, tan dolorosas... Gracias. Un abrazo.

Amparo: Yo he de repetírmelo, a ver si cala de una vez por todas. Gracias.

Isita: Podemos formar un equipo de restadoras. :-)) Estoy segura de que tu abrazo lleva mucho, mucho. Te envío otro, para corroborarlo.

Elèna Casero dijo...

Así es, querida Leo.
No siempre lo que parece verdad, lo es. Y luego llega alguien y te lo fastidia aún más.

Seguimos viviendo intentando ver la vida tal como es.

Un abrazo

La Rata Paleolítica dijo...

"Sumar supone aprender a restar sin miedo". Creo que todos estamos de acuerdo en que has construido una frase para poner en el libro de frases históricas ;O)
Y qué difícil es a veces restar para así poder sumar.
Tienes una gran habilidad para decir mucho en pocas lineas. Se disfruta leyéndolas varias veces.
Besos.

Jesús.

dintel dijo...

No entiendo las incongruencias, por mucho que lo intento. Las mías, las que menos.

Araceli dijo...

sumar supone aprender a restar sin miedo ufff! Verdad en estado puro. Me la llevo puesta. Gracias una vez más. De corazón.

Anónimo dijo...

"Nunca quise construir cimientos a base de mentiras, y sin embargo me he mentido hasta creerme, hasta los cimientos mismos. He llamado verdad a la mentira. Y diferente a lo que estaba unido por el centro.
Entonces alguien llega con el escoplo y el martillo, con el amor humano e imperfecto, y los pone en mis manos. Me enseña que crecer es quitar. Que sumar supone aprender a restar sin miedo. Y no hay nada que entender en ello. Solo hay que vivir. Que no hay camino. "



No se puede decir más en menos palabras, querida Leo.

Con tu permiso, me guardo estas letras para tenerlas a mano.

Un beso (Añil)

Filoabpuerto dijo...

Crecer es quitar ¿También simplificar? Yo creo que sí, y a golpes de escoplo y martillo vamos adquiriendo nuestra singular forma

Abrazos

Merce

leo dijo...

Eléna: La vida tal y como es... el cambio, la inconstancia. ¿Qué otra cosa tenemos? gracias por venir. Un beso.

Jesús: Gracias. Desaprender, quitarle capas al caparazón, restar, restar, restar. :-) Besotes.

Dintel: Yo tampoco. Por eso he decidido intentar aceptarlas, simplemente. Chungooooooo. :-)

Araceli: Gracias a ti por venir, y por tus maravillosas fotos. :-) Un beso.

Añil: Guárdalas cuanto quieras, nada sería más bonito para mí que sirvieran a alguien de inspiración. Un beso y graciñas.

Merce: Simplificar, sí. ¿Verdad que a menudo las mejores cosas de la vida son sencillas y ocurren de una manera sorprendentemente simple? Gracias y un abrazo.

bicocacolors dijo...

¿como estas Leo????
por lo que leo veo que estas en forma, gracias guapa!!!

manuespada dijo...

Cierto, a veces hay que restar para poder seguir sumando, pero a veces resulta difícil. Un abrazo, Leo.

Tati dijo...

Me has emocionado hasta llenar mis ojos de lágrimas. Amo esa imperfección que sorprende y seguir viviendo desnuda de lo que pueda acontecer. Gracias por recordarme que las líneas paralelas son sólo eso, líneas que nunca llegarán a palparse.
Un besazo

Tati

Carmen dijo...

Qué verdad más verdadera, Leo. "Entender que crecer es quitar. Que sumar supone aprender a restar sin miedo." Hala, ya me has dado pie pra pensar un rato.
Gracias

Raúl dijo...

Extirpar, siempre supone echar lastre. Es cierto.

leo dijo...

Bicoca: En forma, sí. Gracias a ti. Un abrazo.

Manu: Sí que es difícil, sí. Aceptar la pérdida es todo un reto. Gracias y un beso.

Tati: Querida, basta de mentiras y de líneas paralelas. ¿Te apuntas? Graciñas y un abrazo grandote. Tengo muchas ganas de verte.

Carmen: No creo que te haga falta pensarlo demasiado, Carmen: para mí que tú sabes restar cuando hay que hacerlo. Un besote.

Raúl: ...Y arrojar lastre facilita el despegue. Gracias por venir.

Isabel - Frabisa dijo...

Hola, Leo!!

¿Se puede entender la incoherencia? sí, como una de las imperfecciones del ser humano. Siempre he querido ser lo menos incoherente posible pero a mí también me cuesta convivir con personas que viven en la más pura y dura incoherencia y sin despeinarse.

Siempre me apasionará la mente humana y como utilizamos nuestros recursos con desiguales resultados.

un besito, Leo y buen finde

leo dijo...

Frabi: Sí, somos sorprendentes, ¿verdad? cada vez pienso más que la incoherencia es el resultado lógico del carácter cambiante de la realidad... aunque con unos límites, claro.
Un besote, y buen finde a ti también.