jueves, 12 de enero de 2012

VUELTA A CASA

Llevo un buen rato calentando dedos, escribiendo tonterías. Las fiestas han sido largas y espesas y una pierde las costumbres, incluso las buenas. O quizá esas se vayan las primeras. Hice buenos propósitos para el año nuevo. Vivir mejor. Seguir siendo tan coherente como pueda. Coger a algunos de mis toros por los cuernos.
He conseguido ponerme a dieta.
Poco más.
Los días me huelen a humedad. Es un invierno raro. De cambios.
Me toca mucho las narices la impermanencia. Pero menos mal que todo acaba.
Más difícil es entender y aceptar que nada es lo que parece. Ni hábitos, ni monjes. Y que está bien así. Que todo esta bien, aunque no se comprenda.
Miro hacia dentro y sonrío. Cierro los ojos, respiro.
Vuelvo a casa.
Feliz 2012 a todos.

12 comentarios:

Miguel de Esponera dijo...

Te estábamos esperando.

Blau dijo...

LEOOOO, FELIZ AÑO!!! yo debería hacer lo mismo, ponerme a dieta ;-)

Besos guapi

añil dijo...

Y ahí dentro, en casa, es donde únicamente está el descanso verdadero.

Vamos a por la dieta, yo también estoy en ello.

Un beso

Sylvie Tartán dijo...

¡¡Feliz año, preciosa!! ¡Un beso enorme!

Begoña dijo...

Volver a casa es tener un lugar al que volver y siempre es bueno.
Feliz 2012 lleno de sueños por cumplir.

Raúl dijo...

Pues eso, que a pesar de incumplir o postergar los planes que cada ruptura nos obliga a prometernos,... Feliz Año.

Belén dijo...

Pues espero que siempre sonrías y respires cuando pienses en ti, es el mejor de los deseos..

Besicos

Rosa dijo...

Bienvenida de nuevo Leo. Se te extrañaba. Solo te deseo que tengas un año muy bueno...

Besos desde el aire

La Rata Paleolítica dijo...

Aunque no se comprenda, que bueno es ver que todo está bien. Y mejor aún sonreír al mirar haca dentro.
Mis mejores deseos también para ti.
Besos.

Jesús.

Carmen dijo...

Coger el toro por los cuernos, muy buen propósito.
Yo he hecho propósito de soñar lo que se cumple, en vez de cumplir mis sueños. Es menos frustrante.

Antonia Romero dijo...

Intentemos, al menos, que los buenos propósitos lleguen a la primavera ¿vale? ;-)

dintel dijo...

Espero que este año me sea más productivo, no me gusta dejar las cosas a medias.