viernes, 17 de agosto de 2007

BABY HALDER

FOTO: Web TVE. "En Portada".

La mujer es tajante: no le merecen ninguna lástima aquellas que no luchan. Las que son como ella, las que se sobreponen a la losa de un mal karma, las que agotan las horas del día trabajando, a esas sí que les secaría el llanto.

Es joven, sí. Pero no es la suya esa juventud sobrevalorada hasta el absurdo en "occidente". Sus ojos han vivido más que la vida de sus años. Encierran esa sabiduría que tantos ignoramos siquiera que exista y, cuando lo intuímos, nos parece físicamente imposible que algo tan grande quepa en un cuerpo tan pequeño.

Su madre la abandonó, y al hacerlo le abrió un camino, aunque necesitó mucho dolor para darse cuenta. Y, tal vez, para dejar de odiarla.

La mujer lo tuvo claro desde siempre: sus hijos estudiarían. Tuvo claro que no se trataba tan solo de su karma. Con esa generosidad imposible que a veces exhiben los que nada tienen, pero aman.

A la mujer un buen día le regalaron un cuaderno y un lápiz. Y no sé si lo tuvo claro en aquel momento, pero después sí. Cuando hubo llenado todas sus páginas y se dio cuenta de que apenas había comenzado a escribir. Entonces supo que le habían regalado la libertad.

14 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Sí , la verdad es que debería de avergonzarnos estas personas que luchan por consiguir lo que aquí, en occidente se nos da regalado y que no sabemos valorar en su medida exacta...Toda mi admiración para personas como ésta que de la nada consiguen la Dignidad...
Muy interesante.
Saludos!

Anónimo dijo...

Este tipo de personas debería salir más a menudo en la tele y en otros medios de comunicación. Menos noticias terribles y más vidas ejemplificadoras es lo que necesitamos. A ver si somos capaces de emularles aunque sólo sea un poquito.

¡Son estas gentes las que hacen que el mundo que habitamos sea mejor! Démosles más voz (como tú has hecho, por cierto)

Luis dijo...

Sí, algo ya sabía de ella y de su best seller... No he leído su libro pero creo que le sacaría bastante provecho y aprendería de una persona cuya vida ha sido tan dura. A veces nos quejamos tanto! y si supiéramos que muchos no sabemos realmente lo que es pasar trabajo... Saludos, bueno tu blog.

leo dijo...

Pulga: Más allá de avergonzarnos, deberíamos ser capaces trabajar por lo que creemos con igual ahínco. Y, por supuesto, servirnos de nuestra posición privilegiada para ayudar a l@s que están peor. Utopía... Un abrazo y muchas gracias.

Anónimo: La verdad es que suele resultarnos más fácil quejarnos y denunciar injusticias que dar publicidad a ejemplos de valor, dignidad, esfuerzo... Imagino que se trata de darle la vuelta a las cosas en positivo. Y creo que sería más útil. Gracias y un abrazo.

Luis: Bienvenido. Yo he sabido de ella por un espcial que pusieron el otro día en La 2. Su libro no está traducido al español, según tengo entendido. Y tienes mucha razón: nos quejamos por tan poquito a veces... Muchas gracias por la visita. Un abrazo.

Antonio Senciales dijo...

Hermosos los pensamientos y la forma de expresarlos.
A veces es reconfortante detenerse, reflexionar un instante, mirar hacia tus adentros y, acto seguido, al exterior. Una visita rápida a nuestra alma, de entra y sale, da paz.
Escribes bien , pilluela. Enhorabuena.
Besos.

Antonio Senciales dijo...

Por cierto, se me olvidaba.
Veo que últimamente tus lecturas son muy filosóficas y espirituales. ¿Afición, necesidad, curiosidad, ansias de ensanchar tu cultura?
Siendo yo muy joven lo hice y me ayudó a madurar y crecer. La meditación bien dirigida conduce a eso.
Saludos.

leo dijo...

Muchas gracias, Antonio.
Lo de las lecturas filosóficas-espirituales es por todo un poco. Y, sí, la meditación sirve para mejorar muchas cosas, pero es difícil de narices. En fin...
Un saludo.

Blau dijo...

Leo, leo, leoooooo, he retornado :o) los extrañe. Yo a veces me quejo, si seré ...

Un besazo guapa

leo dijo...

Bienvenida, Blaucita! NO te quejes, que vienes de vacacioneeeeessss.
Un besote.

raquel dijo...

Después de leer esta entrada, leí la cita de Matthie Ricard que tienes puesta: "Donde hay una voluntad, hay un camino". Nunca mejor dicho, ¿no? Aunque para algunos, ese camino sea muy difícil.
Saludos

Blau dijo...

Que abandonooooo, vuelveeee :o)
besos

leo dijo...

Raquel: Es que una tiene sus cuestiones reiterativas que rondan, y rondan y rondan la cabeza... Gracias y un abrazo.

Blaucita: Ya he vuelto; es que he estado un par de días fuera, joooo.
Besotes.

Azul... dijo...

Ya ve por qué la llamo Maga? Léase de nuevo, niña!

Un beso GIGANTOTOTOTE!

leo dijo...

Gracias, Azul. Muchas gracias.
Otro beso grandote para ti.