domingo, 5 de agosto de 2007

SERES SENSIBLES

Castillo de Amboise. (Francia)

como un pequeño ejército. y uno, sin embargo.

me gustaría entender el porqué de ciertas necesidades. la inclusión, la aprobación... no porque reniegue de ello, o porque no lo reconozca en mí, sino por ese ansia que a veces me invade de encontrar una explicación para lo que duele, como si esa explicación fuera a mitigar ese dolor.

qué se ve en los demás, qué misteriosa afinidad nos mueve a querer que nos quieran determinados seres y no otros. amores, amigos, conocidos-afines.

los senderos de la simpatía son inescrutables. pero esta curiosidad no puede cambiarme un ápice: somos como somos. seres sensibles. maravillosos cúmulos de defectos. necesitamos que nos amen. quizá el secreto de la armonía esté en lograr aceptarnos.

primero a nosotros mismos.

y luego saber ver que, si hay algo que nos iguala, es que todos perseguimos lo mismo: ser felices.

a mí esto me deshace un nudo dentro, no sé, como si se me vertiera un balde de ternura en el regazo.

16 comentarios:

raquel dijo...

Leo, qué bonito.
Un abrazo

Wilde dijo...

Como todo lo que escribe!!! plas plas plas ...

La sensibilidad es un don, lástima que los dones no den derechos, lástima ...

Biquiños!

leo dijo...

Raquel: Bienvenida! y muchas gracias. Un abrazo.

Wilde: Muchas gracias. A veces los dones se vuelven contra uno, le hacen vulnerable. Un besote, galeguiño!

Blau dijo...

Leo leo leooo, precioso, los senderos de la simpatia son inescrutables :o)

Besos

leo dijo...

Blau, guapa, me río un montón con tus respuestas (leo, leo, leoooo :)
Gracias! un besote

Azul... dijo...

Me encantó y me tocó, mucho, ya sabes que ando como ando, pero bien, deslastrando y encontrandome tesoros en tus correos. Desde el corazón: GRACIAS

Mil bessitos!

Antonio Senciales dijo...

A esto se llama prosa intimista, bella prosa intimista.
Me alegro de haberte 'raptado' y llevado a... (tú lo sabes).
Saludos cariñosos.
Antonio S.

leo dijo...

Azul: Qué gusto verte por aquí. Te echaba de menoooooos. Espero que andes deslastrando mucho y que pronto vueles más libre. GRACIAS a ti. Abrazotes.

Antonio: Muchas gracias. Jajaja, cualquiera diría que me has llevado al huerto, qué va a pensar la gente... Un abrazo y gracias otra vez.

PULGACROFT dijo...

Pienso que no debe haber ser en la Tierra más desgraciado que el que no se siente amado/querido...
Muy bonito el post.
Saludos!

Jorgewic dijo...

Vaya, querida, ya veo que el carrusel de lecturas que te has montado en este agosto budista no tiene desperdicio. El diálogo entre Revel y su hijo me gustó mucho cuando lo leí en su día, me quedé con la duda de quién de los dos se había llevado el gato al agua... Gracias por la visita y persevera, que cuantos más seamos, más nos reiremos.
Un abrazo

J.J.Cuba dijo...

Pues sí, supongo que esa necesidad viene de la infancia, cuando teníamos que desplegar nuestros encantos para garantizarnos el amor de los padres. Entonces éramos muy pequeños para entender que no había que hacer algo concreto para conseguir un cariño que en el caso del amor paterno filial es el más sano de los afectos, el menos egoísta de todos. Al crecer, seguimos con el hábito absurdo de querer conseguir a toda costa el beneplácito del público.Pensamos que no somos merecedores por nosotros mismos de ese reconocimiento, y nos esforzamos por gustar. ASí se nos ve participando con regalos caros en la farsa de la navidad, celebrando cumpleaños con enemigos de trabajo a los que odiamos cordialmente y ese tipo de cosas que vienen a informar de nuestra baja autoestima.
Bufff, vaya teque he soltado.
Eso Leo, que como siempre me has hecho pensar...
un besoooo!

leo dijo...

Pulga: Sin amor no se puede hacer ná, no hay vida. Muchas gracias. Un besote.

Jorgewick: Bienvenido! Sí, es mi mes budista. El libro de Revel es genial, estoy haciendo una relectura ahora, no tiene desperdicio. No creo que ninguno se lleve el gato al agua, es lo que tiene el budismo... Gracias a ti también. Un abrazo.

Janet: ¿Qué es teque? Imagino que algo así como rollo, ¿no?, pero rollo ninguno, tienes toda la razón en lo que dices. ¿Cómo va la novela? Un abrazo.

Una mujer desesperada dijo...

a mí cada vez me cuesta más entender por qué vivimos como vivimos. intento ser feliz, pero me cuesta en cuanto miro alrededor, pero sí, todos aspiramos a lo mismo, verdad? sería todo tan fácil si nos dejásemos de gilipolleces...

leo dijo...

Y tanto que sí, Desesperada. La cuestión es cuando para ser felices algunos necesitan la "victoria" sobre otros, la humillación, etc.
Pero bueno, bastante tenemos con nosotros mismos, no?, que somos más sencillitos.
Un beso y gracias.

Blau dijo...

Leoooooo, no te gustaron mis pieses jajajaja??? pues a ver si empiezan a gustarte, son los unicos que tengo jajajaja...

Besines

leo dijo...

Blau, qué contenta estás, cómo se nota que te vas de vacaciones. Pásalo muy bien.
Besos.