lunes, 19 de mayo de 2008

IMPERFECCIÓN 2.0

Había escrito una entrada larguísima, amarga, inconexa.
En ella reivindicaba que la sintaxis nada tiene que decirle a la rabia.
Ni al deseo.

Pero paso de darle la brasa a nadie.

Después de todo, las cosas son como son, y nosotros, imperfectos, todos, sin excepción, estamos hechos de la misma materia. Y somos capaces de lo más excelso y también de las mayores mezquindades.
No pienso corregir ni una palabra. Aunque sea un error. Hoy no me desligaré de mi humanidad. Ni me lamentaré por compartir mis átomos de carbono con las piedras, lo poco que hay de estrella en mí. En todos.
Todos somos lo mismo.
Miedos. Ruindad. Bondad, a veces. Amor. Silencio. Recuerdos. Mentiras. Deslealtad.
Y otro puñado de buenos ingredientes, en cantidades desiguales.

17 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Sí, estamos hechos de buenos y de malos ingredientes, en cada uno de nosotros está el regular las proporciones...
A veces a mí también me apetecería escribir (aunque sea mal) un montón de ideas inconexas poniendo a parir a la humanidad entera pero luego pienso que en realidad a poca gente le importa mis pensamientos más intimos y ya ves que no suelo hacerlo, pero ganas paso, no te creas...un día de estos me pondré delante del teclado y dejaré libres mis dedos y mi mente (miedo me doy...)

Izel dijo...

La diferencia en las cantidades de los ingredientes es lo que nos hace únicos... Qué sería de nosotros sin la imperfección... con el juego que da...

Fernando Alcalá dijo...

Tienes la capacidad de contagiarme tus sentimientos cada vez que leo una entrada tuya, Leo. No sé si van por ahí los tiros, pero ¿a quién hay que matar?

Cuenta con mi... mala leche.

Un abrazo fuerte

(y puestos a decir, joder, cómo me ha gustado eso de la sintaxis y la rabia. Me habría encantado leer la versión ampliada)

cuqui dijo...

Supongo que es en esos momentos de rabia cuando hay que apelar al sentido del humor para que la ruindad nos haga un poco más excelsos.
(pero perdonar nunca...Matar no mates a nadie pero despotricar es sanísimo)

rubén dijo...

Falso: las cosas no son como son. Son como las vemos, y las vemos como somos nosotros. ¿Quién sería el primero que dijo eso?

leo dijo...

Pulga: No te imagino despotricando, maja, con lo afable que pareces tanto en tu blog, como en los comentarios. Ya sé que todos tenemos nuestro genio, pero...
Besotes.

Izel: Es verdad, Izelica, insisto en la idea que tal vez sea nuestra imperfección lo único que nos acerque a lo perfecto. Besos.

Fer: Eres un solete. No hay que matar a nadie por el momento, o quizá todo el género humano nos mereceríamos que nos mataran un poquito en algún momento. Aún así, cuento con tu mala leche para cuando me haga falta, ¿vale? (Jejejeje, este es otro tipo de interés "hijodeputa", con perdón por la grosería.) Un abrazote.

Cuqui: Es que sin humor, palmaríamos a la primera de cambio. Para mí es fundamental para la supervivencia. Debe ser de familia, ¿no crees? ;) ¿Cuándo retomamos la idea de ese café? Jo... Un besote.

Rubén: No estoy del todo de acuerdo. Creo que por mucho que las veamos de un modo, al final, resultan ser como les da la gana. Tenemos sólo una capacidad muy relativa para transformar la realidad: sólo podemos modificar la manera de aceptarla y sobrellevarla, pero eso no cambia los hechos en sí. Un besote.

sallopilig ref dijo...

Si tienes que acabarla, y después publicarla, hazlo por favor.
Merece la pena ¿no?

winfried dijo...

... Y hay tante gente que se la pasan corrigiendo a los demas envez de correguirse a si mismos.

Que chevere volverte a leer Leo!!

Lispector dijo...

¡No a la censura! ¡Queremos el texto completo! Un beso.

Blau dijo...

umm ya va, mi sobrinita es perfera 10.0 y otra cosa, apoyo a Lispector, no a la censura!!!

Besosss caraqueñosss

elita dijo...

¡Leo! Ya ni me acuerdo de cuánto hacía que no entraba en tu rincón, estaba añorada.
Y paso a dejarte todos mis ánimos y a decirte que qué razón tienes y qué feos que nos ponemos a veces. Admiro tu vuelta de página, lo más duro es conseguir valorar lo positivo de cada uno... pase lo que pase.
¡Mil y un besos!

leo dijo...

Sallopilig: Jo,no entiendo tu comentario :( Debe ser que ando muy cansada ya. O que la neurona definitivamente nos ha dejado. Graciñas

Winfried: Es más fácil ver los defectos de los demás. Y perdonarnos los nuestros. Muchas gracias por la visita. Un besote.

Lispector: Lo he borrado y todo, del repelús que me dio. Ya sé que eso no se hace nunca, pero... Gracias por tu visita. Un abrazo.

Blau: ¡Cómo me imagino muchas de las sensaciones que estas teniendo con tu sobrinita! Guárdalas bien dentro, guapa: serán el sol en los días grises. Un beso enorme para ti, y otro chiquitito para la peque.

Elita: Te echaba de menos. Muchas gracias por pasar por aquí y por tus palabras, siempre tan cariñosas. Muchísimas gracias por tus ánimos, también. Un besote.

sallopilig ref dijo...

perdona. Que merece la pena que escribas, no es brasa por supuesto. Creo que todos cuantos comentan opinarían de igual modo.

Alu dijo...

Esto es un blog, para escribir así que no tienes que guardarte nada, sabes que yo como otros bloggeros lo vamos a valorar porque aprendemos de otras personas y por supuesto que ninguno de tus textos nos va a parecer un peñazo, por eso te comentamos porque nos gusta este blog. Todos somos imperfectos y nos alimentamos de lo que vemos por eso es importante que escribas. Nunca lo dejes por favor.
La búsqueda de la perfección es imposible así que no intentes nada en vano. Cada uno estamos hechos a una medida y no por eso somos menos o más. Me ha encantado esta entrada.

Un beso!

Azul... dijo...

Tan desiguales...

Pero tú tienes más polvo de estrella que otra cosa, por eso brillarás siempre... (y no son babas de la presidenta de tu club de fans, te lo digo de corazón)

Tqm

Tawaki dijo...

Digo yo que los que pasamos por aquí estamos a las duras y a las maduras.

Creo que que no todos somos lo mismo. Puede que tengamos los mismos ingredientes, pero cualquiera sabe que a proporciones diferentes, las recetas no saben igual.

Igual que hay platos sin conservantes, a ti te falta la ruindad, la deslealtad y muchas cosas malas más.

Un beso.

leo dijo...

Sallopilig: No tengo nada que perdonarte, al contrario: muchas gracias por tus amables palabras. Un abrazo.

Alu: Muchas gracias por el apoyo. Y por compartir lo que piensas en este espacio. Un besote.

Azul: Querida, contigo tengo al público "comprao" ;)) Miles, millones de gracias. Tú sí que brillas. Besotessssss.

Tawaki: Qué difícil estar a las duras y a las maduras...
Muchas gracias por tus palabras, tan amables, de verdad. Besos.