jueves, 24 de julio de 2008

ENCADENAMIENTOS

Un poco más a la derecha, confudido entre esa multitud de picos, está el Alpe d´Huez.
A lo lejos, casi señalado por el alerón de la avioneta, el Mont Blanc y sus nieves cuasieternas lo observan todo.


Ayer Carlos Sastre ganó en el Alpe d´Huez. Coronó la cima subido en su bicicleta, con una cadencia vigorososa, regular, casi serena, instalada en el sufrimiento, en el sacrificio.
Quizá los ejemplos del deporte se han convertido en la épica de andar por casa, en las únicas gestas que podemos llevarnos a la boca los hambrientos. Los que necesitamos ejemplos tangibles para motivarnos. Los que necesitamos creer que si existe es que es posible.
Hubo una época en la que soñé con ser montañera, aunque nunca supe qué significaba eso. Huelga decir que apenas logré salir al monte un par de días. Me conformaba porque salía a la calle y estaba en la montaña; porque miraba por la ventana y podía ver las cumbres.
Ahora, mientras observo sin verlo el tráfico en mi calle, mientras los cláxones me sacan del ensueño (y de quicio), sólo puedo recordar que el Alpe d´Huez estaba a menos de cincuenta kilómetros de donde residía. Y que no subí. Ni siquiera en coche. Aunque me regalaran verlo desde el aire.
Esta silla incómoda se ha convertido en el paradigma del sacrificio. Y del placer. Hay cumbres llanas que sólo se logran a base de sacrificio. Y ascensiones que nos llevan al abismo. Sin bicicleta, sin una sola cuesta. El secreto está en querer hacerlo. En contemplar los logros y robar la cadencia de la lucha, instalarla como un marcapasos. Aceptar de una vez que, si no, no tendrá sentido.
Nunca fue más fácil que ahora.

18 comentarios:

Belén dijo...

Buf, siempre he sentido mucho respeto porlos deportes tipo ciclismo o montaña, son muy sacrificados, sin duda...

Pero la sensación de hacerlo debe ser tan fuerte...

Besicos

Blau dijo...

Leo leooo, yo no soy deportista :o( por eso admiro doblemente a los que si.

Para motivarte, puedes hacer una poesía jajaja es que estoy creativa...jajaja

Besoss

nieve dijo...

Mi queridísima Leo, la lucha siempre tiene sentido y no siempre tiene que ser concebida como un esfuerzo. Cómo bien dices, el secreto está en querer hacerlo y tú tienes fuerza de sobra para realizarlo. Lo sabes Leo, sólo tienes que buscarlo en tu interior.

Un besote

Fernando Alcalá dijo...

¿Por qué acabas siempre tus entradas en un clímax cojonudo, eh, Leo? Dime el secreto ;)

Y, joe, aunque me quede en la mera anécdota, eso de "esta silla incómoda se ha convertido en el paradigma del sacrificio. Y del placer" me ha llegado, tía. Que tengo una contractura muscular cojonuda que hace que estar aquí escribiendo me joda sobremanera. Pero, a la vez, no puedo dejar de hacerlo ;)

mil besos!

Raquel dijo...

Muy buenas reflexiones, o al menos así las siento porque las comparto contigo.
Tú puedes y siempre has podido. Por eso puedes hablar así y pensar al respecto.
¿Para cuándo las vacaciones?
Un besote, preciosidad.

leo dijo...

Belén: Esa gente está hecha de otra pasta, creo yo. Un besote.

Blau: Los que no somos demasiado deportistas nos cansamos viéndolos, ¿verdad? ¿Y eso de la poesía? Besisssss

Nieve: Sí, si fuerza hay. Pero también hay miedo. Y todos sabemos que el miedo es capaz de adoptar muchas formas con tal de salirse con la suya. De pereza, por ejemplo. Graciñas y un besote.

Fer: Las contracturas musculares son una de las enfermedades profesionales del escritor. Cuídate, jomío. Un besote.

Raquel: Las vacaciones llegarán pronto: una semanita en agosto y luego septiembre. Que necesidad ya... Un besote.

Josefa dijo...

Admiro al deportista ,pero nunca he hecho deporte.
Que buena reflexción haces de la silla. "Hay cumbres llanas que solo se logran a base de sacrificio" Yo que soy mayor te puedo decir que hay situaciones en la vida que es así.
Un beso muy cálido.

Mariano Zurdo dijo...

Durante años disfruté de la montaña. Pocas sensaciones se pueden comparar con llegar hasta donde marcaron tus ojos en el horizonte o tu dedo en el mapa.
Ahora, sedentario en vez de senderista, me busco otros retos, como escalar los párrafos más escarpados.
Besitos/azos.

Frabisa dijo...

Claro que sí, hay un refrán que dice que "querer, es poder". Pero hay que querer, mucho y no desfallecer.

El caso de los deportistas ilustres son todo un ejemplo. Pero que nadie se equivoque, esas insignes personas no tienen más vida que el deporte. Eso es una ÚNICA cosa, apenas vida personal, su jornada diaria de muchas horas se la lleva su carrera deportiva. Nada de salidas, nada de amigos, supongo que les compensa, pero a veces, cuando oigo hablar alguno, me apenan..

Centrarse en un objetivo es importante cuando uno desea conseguir algo, pero siempre intentando compatibilizar.

un beso

Azul... dijo...

¿Qué te puedo decir, Maga bella? Que conozco cada sentimiento, cada sensación, cada llano y cada abismo... Tú lo has dicho inmejorable: a veces no hace falta subir para caer y otras, bajando, subes...

Te dejo mil besos enormísimos, guapisima de mi corazón!!!

leo dijo...

Josefa: muchísimas gracias. Realmente consigues transmitir esa calidez. Otro beso grande para ti.

Zurdillo: Esas cumbres de palabras también dejan sin aliento muchas veces, ¿verdad? Graciñas y un beso.

Frabisa: Supongo que lo razonable sería eso, poder compatibilizar. Pero no siempre es posible. Es más, lo raro es destacar en algo y seguir llevando una "vida normal". Siempre hay que sacrificar algo. Besotes.

Azul: Te echo de menossssssss. Te mando un abrazote que te sirva de empujón en tu escalada.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Esa vista de pájaro que te regalaron debe de contarse entre tus tesoros más preciados. Un recuerdo constante de lo que no somos, de lo que podríamos ser...
Beso desde el aire.

Ad astra per aspera dijo...

dios, a mí me hubiese pasado lo mismo que a ti, querida. por cierto, ¿alguna novedad de tu libro?

Tawaki dijo...

Cadencia la de tus palabras, que se dan paso unas a otras y nos llevan hasta la cumbre sin que nos demos cuenta.

Me quedo con dos frases: el secreto está en querer hacerlo, porque siempre he creído en las virtudes de la voluntad que a mí me falta, y en que nunca fue más fácil que ahora.

Carlos Sastre llegó el primero a París. Seguro que tú llegarás aún más lejos.

Un beso.

leo dijo...

Ana: Efectivamente ese vuelo ha sido uno de los momentos más hermosos de toda mi vida. Guardado, y bien guardado, lo tengo. Un abrazo.

Astra: Mi novela me sigue esperando. Jejeje, es que llevo unos meses de no parar y la tengo abandonadita. Ya os iré contando. Muchas gracias por el interés. Un besote.

Tawaki: Muchas gracias por tus amables palabras. Me anima ver que no soy yo sola la que flojea en cuestión de voluntad. Mal de muchos... ya se sabe. Je. Besos.

Antonio Senciales dijo...

Entro para decirte solamente que te deseo unas felices vacaciones, si no las has disfrutado ya.
Veo que sigues ejerciendo de escritora reflexiva y tenaz y que no abandonas tu afición fácilmente, que continúas por aquí...
Besos.

rubén dijo...

Siempre aplazamos las cosas que queremos hacer, y encontramos tiempo para las que "ellos" quieren que hagamos. De todos modos, desear hacerlas es casi tan hermoso como hacerlas. A veces, incluso más.

leo dijo...

Antonio: Me da mucha alegría verte por aquí. Se te ha echado de menos. Espero que tú también tengas feliz verano. Un abrazo.

Rubén: ...Y que no nos queda más remedio que posponer lo importante tantas veces para anteponer lo urgente. Es cierto que desear hacer, aunque no se haga, tiene su encanto. Me has hecho pensar en un montón de actividades que he querido emprender y que se quedaron en el aire y, lejos de frustrarme, me ha hecho sonreír mi curiosidad. Un beso.