miércoles, 22 de abril de 2009

CONMIGO




Si te digo que vengas conmigo
¿dormirás mientras yo velo ante los libros?
¿comprenderás que para mí la soledad es parte de la compañía?
¿dejarás que me equivoque, que aprenda, que me duela de mis errores?
¿entenderás que mis ojos no puedan parar quietos?
¿soportarás mi amor a las historias?
¿soportarás mi amor, amor, así, también en la sequía?

(Estoy segura de que hay un limbo donde reposan todas las preguntas nunca hechas. Lagos para las lágrimas nunca lloradas. Nubes que condensan los besos no dados... Pero esta exploradora se rinde a la evidencia, sucumbe, atraída con toda la gravedad del universo.)

6 comentarios:

Frabisa dijo...

Claro,querida Leo, si te quiere, irá contigo y no tendrá que "soportar", simplemente te acompañará en tu andadura.

un beso

Belén dijo...

Muchas preguntas, lo que hay que hacer es encontrar a alguien que, aunque no tenga la respuesta inmediata, si se atreva a poder responderlas...

Besicos

sallopilig ref dijo...

querer solo debe ser cómodo, nada que quitar ni poner a nadie: te has encontrado con un "ser".

Raro lujo es.

leo dijo...

Frabisa, Belén, Ref: Mil gracias por vuestra visita y por vuestras palabras. Un abrazo compartido.

Lispector dijo...

Qué bonito Leo, siempre tenemos esa duda, aún estando acompañados, nos preguntamos ¿No seguirán siempre a pesar de...? (todas las preguntas a las que haces alusión -yo casualmente me hago más o menos las mismas-)y la verdad es que nunca sabremos la respuesta. Un abrazote guapa, qué gusto asomarme por la ventana de tu tren.

leo dijo...

Lispector: me conforta saber que mis dudas son compartidas por otras personas.
Para mí siempre es un gusto saber que pasas por aquí. Besos.