jueves, 2 de abril de 2009

INGENUIDAD (III)

Creo que es posible que haya algún amor que dure para siempre, pero que no hay ninguno que no duela.
Creo en la literatura, en la escritura, como felicidad, como compañía, como amor, como camino, como maestra, como sentido, como libertad, como aire. Como dolor.
Creo que somos capaces de más: de dejar de pensar en nosotros mismos por un instante, sólo por un instante.
Creo en los hechos. Incluso en esos que se escapan a nuestro entendimiento.
Creo que a la ironía, a la ira, al egoísmo siempre se les puede responder con candor, paz y generosidad.
Creo que cuando uno pone el corazón en ello es posible comprenderse. Y que cuando no se tiene intención de ser sincero lo mejor es abrir puertas y ventanas, para que puedan abandonarnos. Y que cuando sí se quiere, lo mejor es abrir puertas y ventanas: para que salga el miedo.
Creo que es hora de creer de verdad que es posible cambiar.
(Y creo que Alonso va a ganar este mundial).

17 comentarios:

Blau dijo...

Leo leooo, creo que haces bien en creer que Alonso va a ganar. Creo que tu post es muy bueno!

Besos

dintel dijo...

¿Mucha ingenuidad? Claro que creer es gratuito.

hombredebarro dijo...

En casi de todo de acuerdo contigo, pero creo que la ironía es muy necesaria para vivir, incluída la que se dirige hacia uno mismo también.

Raúl dijo...

Deberíamos de conseguir ser mucho más ingenuos, cierto; pero todos al mismo tiempo, no vaya a ser que quede uno y se aproveche de los demás.
Abrazos.

Belén dijo...

NO eres ingenua, querida, quizá eres ilusa, pero no creo que sea negativo...

Besicos

Anónimo dijo...

Viva la ingenuidad, si se llama así lo tuyo.

Un beso

Amparo dijo...

Buen título. Está bien creer en tantas cosas, sean o no posibles. De hecho, de eso depende todo: de la cantidad de cosas en las que uno crea en cada momento. Rezumas optimismo primaveral!
Saludos

leo dijo...

Amparo: optimismo, siempre. Lo de primaveral es circunstancial :-))
Gracias.

Anonimo: Gracias. Que viva, claro que sí.

Belén: Ni bueno ni malo sino todo lo contrario: todo depende. Graciñas y un beso.

Raúl: Jejeje, tienes mucha razón, aunque ¿qué iba a hacer ése? Menudo triunfo si no tiene a quien contarlo ;) Gracias.

Hombre de Barro: Bueno, todo depende del uso que se haga de la ironía, ¿no crees? Yo la necesito también, pero... Gracias.

Dintel: Y menos mal que es gratuito, porque es necesario también. Graciñas.

Blau: Muchas gracias, reina motorizada ;-)) ¡¡Claro que va a ganar!!

Anónimo dijo...

Valerio: no es ingenuidad creer en la sencillez o las ganas de vivir o la esperanza, y no, no es ingenuo que iluminen tu vida en la noche encapotada por el egoísmo, miedo y cobardía...

a lo mejor lo que es ingenuo es pensar que sean flamantes luces de neón en esa noche, o farolas esbeltas que sirvan para que vea cualquiera, cuando quizá sean solo candiles y velas... para gente algo desvelada e insomne...

Carmen dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo ¿ingenuas? Pues bueno, qué le vamos a hacer. Suele dar resultado. Debe ser por lo del poder de la mente y todo eso. Tú no cambies ¿vale?
Bessssso

Araceli dijo...

Estoy contigo. Algunas veces, pocas, sale mal. Pero la mayoría es la mejor actitud. Hay que ser sincero con uno mismo. La verdad nos hace libres. Idealista? Al contrario. Creo que pragmatismo puro.

Raquel dijo...

Creer me gusta. Tu post me gusta.
Besos

Ara dijo...

Leo, te leo y releo, querida Leo. Es tan bonito lo que escribes, que logras emocionarme del todo. Creo que lo que hace falta es creer, y me encanta que tú lo hagas.
Un abrazo y muchísimas gracias por este post.

leo dijo...

Ara: Gracias a ti, querida, por seguir por aquí. Otro abrazo para ti.

Raquel: Y a mí me gusta verte por aquí. Un beso.

Araceli: Lo realista es ser idealista, ¿verdad? Contra viento y marea. En ello estamos.

Carmen: Debe de ser por el poder de la mente, sí. A ver si es verdad que da resultado. Besotesssss.

Valerio-anónimo??- Demasiada gente cegada por neones deberían valer para tenerlo claro, no obstante...

Antonio Senciales dijo...

Esta es una visita de cortesía de un amigo que desea saludarte después de largo tiempo sin contacto.
Observo que continúas con tu agudeza a la hora de comentar y analizar hechos cotidianos que se dan en nuestras vidas.
Y advierto una vez más que cuentas con una legión de admiradores y amigos que aprecian lo que escribes.
Mis mejores saludos.
Antonio Senciales.

RosaMaría dijo...

Justo vengo de un blog amigo en el que decíamos que debemos imponer las buenas viejas costumbres. Yo al igual que vos, creo que se puede.
Besotes

leo dijo...

Antonio: Me gusta mucho verte por aquí. Gracias por pasarte. La verdad es que te he perdido un poco de vista, pero eso tiene fácil solución. Un abrazo grande.

RosaMaría: Me alegro mucho de que haya más gente que piense como yo. Aunque nos llamen locos, o tontos, o yo qué sé. Un abrazo grande y gracias por venir.