martes, 1 de septiembre de 2009

DEFINITIVAMENTE


El príncipe azul existe.
(Es lo que tiene estar de exámenes. Que tanta deprivación sensorial conduce a ciertas extrañas maneras de aliviar el desánimo y relajar el cerebro. La fantasía es una de ellas. Me voy a la ducha. Aristóteles me lo agradecerá, aunque Epicuro proteste).

22 comentarios:

Elvira dijo...

Magnífica foto, jaja! Una amiga mía es fan absoluta de Russell Crowe.

Una buena duchita y a estudiar de nuevo (¿o corregir?). Pero mientras tanto te has alegrado la vista, que no es poco.

Besos

Pilar en Córdoba dijo...

unas entrada estimulante¡¡¡

la foto tiene una energía estupenda para estos días de re- comienzo de todo ¿verdad?

no sé quién tendrá más brío si el hermoso caballo o el jinete... jajaja..:)

saludos

Pilar

Pilar en Córdoba dijo...

para una vez que entra Pilar en Córdoba en este blog... y lo hace doble¡¡¡ que alguien le diga que no se nos ponga tan nerviosa con esto del prícipe a caballo ¡¡¡

:)

saludos

Blau dijo...

Leo leoooo, claro que existe,no me digas que lo dudabas...ainsss

Besos muchos

Angel dijo...

Leo, mujer, podías haber puesto una de primer plano, ¿no? así de lejos... jaja

sallopilig ref dijo...

¡ yo no lo soy, lo prometo ! De verdad, de verdad, no miento. Mucha reponsabilidad.

Que vayan bien esos ex....

Araceli dijo...

En el fondo nosa gusta vivir en una burbuja, felices. Sartre, sabio, decía aquello de que el infoerno son los demás. Bendita ducha.

Belén dijo...

Mucha suerte en tus exámenes hija mía!

Y si, si estás estudiando mucho, acabas viendo príncipes, dragones etc etc

:)

Besicos

Mariano Zurdo dijo...

Mírale de cerca no vaya a ser que sea un pitufo, XDDD

suerte con los exámenes.

Maritornes dijo...

Ay, Mari. Tú imagina que el examinador viene a caballo, y con esa apostura, y verás que todo se ve mejor. Yo ya he vuelto. Qué horror más horroroso

leo dijo...

Elvira: Me he alegrado la vista y he estimulado mi imaginación :-) Besos.

Pilar: Bienvenida. ¡Como para no ponerse nerviosa! Yo prefiero no pensar lo del brío... o me vuelvo a la ducha. Gracias por la visita.

Blau: Pues sí que lo dudaba, sí. Pero ahora que le he visto, ya no. Hombrepodió. Besissssss

Angel: Es que el caballo forma parte del lote "príncipe azul".

Ref: Así nos luce el pelo, joé. Si es que ya nadie queréis ser principe azul. Menos mal que mi Russell se ha hecho cargo de la situación. Fíjate, que el caballo está orientado hacia Madrid: le puse un GPS. :-)

Araceli: Vivir en las nubes, sí. Siempre nos quedará la ducha. Graciñas.

Belén: Gracias. Me parece que ni la suerte me salva, en fin. Los dragones ya los veo casi a diario: pero eso se acabó. A partir de ahora na más que príncipes.

Mariano: Y lo que me gustaría a mí pitufar con él...

Mari: Si el examinador viene a caballo me empezaré a preocupar. Haberte quedado en Lisboa, guapa, que aquí estamos fatal de lo nuestro. Besinchis.

Raquel dijo...

Las duchas siempre ayudan a refrescar ideas, aunque sólo sea una ilusión.
Suerte con los exámenes!
besos

Carmen dijo...

Pero qué guapo ha salido Sócrates. Y luegon dicen que si feo, que si jorobado, que si bajito. Ya, ya. Cuanta envidia, Dios mío. ¿O es Tales de Mileto? A lo mejor es un peripatetico.
Suerte con los griegos.

Elèna Casero dijo...

Suerte con los exámenes, dile a ese principe azul que te susurre las respuestas al oido.

Besos

Hipatia dijo...

Bueno, guapa, es que la foto que has elegido es como para desmayarse antes de ducharse.
¡¡¡Está inponente!!!

Muchas suerte con los exámenes, guapa.
Un beso desde la nave.

leo dijo...

Raquel: Ni la ducha salva a mi claridad de ideas, creo. Un besote.

Carmen: Pues a mí no me recuerda a ningún griego. Si cierro los ojos lo veo romano, fíjate tú. Besisssss

Elèna: ¡Bienvenida! Ay, madre, que me susurre al oído lo que quiera... Gracias y un beso.

Hipatia: ¿A que sí? No tiene parangón, vamos. Gracias. Un beso.

añil dijo...

Exámenes, pufff, mala cosa, aunque pasajera.

Acabo de darme cuenta que tienes una frase del "Curso de milagros".
He conocido este libro durante mis dias en Berga. Interesante lectura aunque algo complicada para mí aún.

Besos.

leo dijo...

Añil: Pasajera, sí, menos mal.
El Curso de Milagros es complicado, sí. Esa frase que tengo la leí en otro libro, que fue la que me condujo hasta él. Besos.

Amparo dijo...

Hola: septiembre siempre huele a eso, a exámenes y melancolía, el sol oblicuo y los árboles asustados, temblando.
El texto siguiente es estupendo; algunas veces hay que mirarse mucho, mucho, mucho en el espejo y quererse también mucho.
Suerte.

dintel dijo...

¿Y la princesa azul, existe?

leo dijo...

Amparo: Graciñas. Hay que quererse mucho, sí. Septiembre es mi mes favorito, a pesar de los exámenes. Un saludo.

Dintel: Pues no lo sé, pero te animo a que la busques tú también (y luego lo pongas en el blog, claro) :-))

Anónimo dijo...

Cuanto lloré con esta peli...