sábado, 5 de septiembre de 2009

SIN CADENAS


"...y por las autopistas de la libertad nadie se atreve a conducir sin cadenas..." Sabina.

Sacó pecho una vez más, los hombros bien arriba: toda su estatura. Alrededor se acallaron los sonidos. Miró directamente a sus ojos, que permanecieron fijos.
-No es tan difícil –dijo-. Yo te quiero. Así de fácil.
Tomó aire. Ni siquiera pestañeó. Se le escapó un extraño alivio en una centésima de sonrisa. Soltó aire.
-Bueno, ya está. ¿Ha sido para tanto? –Prosiguió.
Se oyó una risa a lo lejos. Menguó de nuevo su estatura. La imagen del espejo dejó de sostenerle la mirada.

12 comentarios:

añil dijo...

Debería ser más fácil, es lo más natural del mundo, querer y decirlo.

Elvira dijo...

A mí me gusta que me hablen con claridad, pero cuando yo lo he hecho... A algunas personas está claro que les incomoda.

¡Ánimo, valiente! Un beso

Pilar en Córdoba dijo...

No puedo oir la cancíón (limitada que tengo la línea...), pero me hago cargo de la texitura...

Hubo un momento, hace mucho tiempo, en que o lo decía o no podía continuar más. Creo que en realidad lo que más deseaba era soltar esa cadena¡¡¡ se me hacía pesadísima...

saludos.

dintel dijo...

A veces es fácil, a veces difícil.

Blau dijo...

Leo leoooo, estoy con Dintel, y agrego que otras veces no se puede decir.

Besos de domingo

Angel dijo...

Ay! si es que es difícil!
eso sí, si el que lo dice es un tío, debería hacerlo con un soneto (las cosas hay que hacerlas bien). Ya sé que suena retrógrado, pero en los tiempos que corren me encanta que me llamen eso. Si es una chica... es que no debería decirlo (esto es todavía más retrógrado si cabe), pero si lo dice, entonces debería decirlo clarito y de una tacada, por que los tíos somos muy despistaos ;-)
besitos

Belén dijo...

No es tan fácil!

Besicos

leo dijo...

Añil: Estoy contigo: querer es lo más natural y lo más bonito. De nuevo es el ego rebelde el que nos hace temer que nos dañen y vuelve las cosas difíciles. Besos.

Elvira: Supongo que también hay muchas cuestiones de roles, de expectativas... Por eso esa incomodidad. No es fácil, no. Pero sería tan bonito que lo fuera... Besos.

Pilar: Es que a veces los sentimientos, las palabras no dichas, se enquistan y son un lastre muy doloroso. Mejor soltar la cadena, sí, antes de convertirse en un fantasma. Un beso.

Dintel: Parece simple lo que has dicho y no lo es en absoluto. Cuando es fácil, es fácil.

Blau: Qué razón tienes, mi Blaucita. Besisssssss

Ángel: Se me antoja que hay, por desgracia, pocos hombres capaces(y con ganas) de escribir sonetos por amor. Lo cual es una lástima. Besos.

Belén: Ayssss, querida. No lo es, no. Y a veces no solo decirlo, sino llegar a sentirlo, reconocerlo como lo que es, aceptarlo... todo el proceso. Nada fácil, no. Besos.

Frabisa dijo...

Qué complicados somos los seres humanos, algunos incluso se van a la tumba sin haber conseguido reunir el valor suficiente para decir un "te quiero" a aquellos que más han querido.
Si es lindo que te lo digan, me parece espectacular poder decirlo mucho, genera endorfinas, como el ejercicio físico.

un beso, guapa

Raquel dijo...

Difícil y fácil, eso mismo.
Pero lo cuentas tan bonito...

Josefa dijo...

Perfecto este escrito. Según mi humilde entender. Lo que mas admiro en tu estilo de escribir es lo mucho que dices con tan pocas palabras.
Un beso y gracias por tu comentario en el blog de Josefa.

leo dijo...

Frabisa: Y tanto que somos complicados. Pa habennos matao. Tienes razón, es mejor darlo que recibirlo. Un beso grande.

Raquel: Muchas gracias. Un besote grande.

Josefa: Me gustaría pasarme a verte más a menudo, pero ya sabes, el burro no da más de sí. Un beso grande y gracias por venir a verme.