viernes, 10 de octubre de 2008

EMPIEZO A COMPRENDERLA

Qué ilusión me hace pensar en el tiempo inmanente. Ese que se rige por leyes no visibles para los ojos. Ese cuyos estragos no quedan a merced de la opinión ajena. Cómo me alegro de que existan los conceptos abstractos, la metafísica. Es un gran consuelo para mi alma. Y también para mis sentidos.
Dentro de mí, lo que yo soy, lleva un tempo diferente. Sus pasos otoñales se despliegan al ritmo de una cadencia propia. Eubasia particular. En mi jardín interior no hay espejos engañosos que me permitan la comparación: con los demás, sí, pero sobre todo con mis recuerdos. Esos que me traicionan a cada instante que pasa, que pretenden hacerme creer que el valor estaba en la carencia.
La carencia de patas de gallo, de algunos kilos, de ciertas acumulaciones de tejido adiposo en determinadas partes de mi anatomía.
Qué gusto pensar que los ciclos del alma van a su bola, que seguiré siendo yo misma, conmigo misma, para siempre. A salvo del deterioro, que acaso es peor que la destrucción.
He tardado mucho pero al fin empiezo a comprenderla. El otro tiempo, el despiadado, me ha dado la capacidad para comprender a Ana Obregón. Me imagino que he de estarle agradecida (al tiempo, claro).

25 comentarios:

dintel dijo...

Sencillamente, genial.

Luis Recuenco dijo...

Tu hechicera escritura me recuerda la de Ana Prieto Nadal (creo que se llama así). Pura y diáfana como el ala de una mariposa. Felicidades.

Luis Recuenco

Blau dijo...

Leo, leooo, me gusta mucho.
Me escaparé un fin de semana, preparateeee!.

Besos

PULGACROFT dijo...

Ayyy el tiempo todo lo que quita y todo lo que pone...

Belén dijo...

La verdad es que el paso del tiempo es, sencillamente, maravilloso, será que por curro siempre pienso que si estoy sana es lo mejor!

Besicos

Raquel dijo...

Bellísimo texto, Leo.

Azul... dijo...

Mi hermosa Maga: ¡¡¡te quiero!!!

No tengo palabras, ni para este post, ni para el anterior que, lo confieso, he venido a leer muchas, muchísimas veces, sin que sea capaz de articular un coment que refleje lo que me produce... pero no hace falta, verdad?

Millones de besos!

antonio teruel dijo...

a veces no comprendo los sudokus

Anónimo dijo...

La verdad es que a mi me pasa igual, aunque me hagas consultar el diccionario pá enterderte (que rima con inmanente)
Como debe pensar Ana Obregón: Arrieritas somos y en el camino nos encontraremos
Bss. Bg.

Carmen dijo...

Qué bonito, Leo.
Es cierto que a veces pensamos que es peor el deterioro que la destrucción, pero, al fin y al cabo, deteriorarse no es más que vivir. Así que "bienvenido el deterioro, y tú que lo veas".
Ya lo dijo Sabina: "Ese hacerse mayor sin delicadeza"
Besos otoñales.

Mariano Zurdo dijo...

De vez en cuando miro mi DNI para reirme de mi edad, porque por dentro tengo un DNI que hace tiempo que no cumple años...
Besitos/azos.

amparo dijo...

Dichosa tú que mantienes constante una misma imagen interior a pesar de todo lo que se mueve.
Yo creo que uno nunca es el mismo.

(qué cansado debe de ser intentarlo, como esa pobre a la que nombras)

josman dijo...

El tiempo existe??
o es sólo una espera inutil del que no acepta el hoy??
en todo caso, y sea como fuere, no vale la pena desesperarse buscandole un significado, porque no es de todos, sino mas bien de cada cual

saludos

leo dijo...

Dintel: Muchísimas gracias.

Luis: Bienvenido. Muchas gracias por tus amables palabras. Un saludo.

Blau: A ver si es verdad. Besissss.

Pulga: Pues sí, jejeje. No deja nada en su sitio, pero todo lo pone en su lugar.

Belén: Mejor que siga pasando, ¿verdad? Lo malo es cuando se detiene de verdad.

Raquel: Muchas gracias. Besos.

Azul: Muchas gracias por tus siempre cariñosas palabras. No te imaginas cuánto bien me hacen. Mil besos.

Antonio: Bienvenido. Y comprendo las reglas muy bien, pero casi nunca me salen.

Anónima hormiga: Y tanto que arrieritas. ¿Pues no te digo que la comprendo muy bien? No me dejes que me ponga botoxxxxxxxxxxxxxx

Carmen: Qué razón tienes. Y Sabina también. Es imposible vivir sin deteriorarse. Besos.

Zurdillo: Yo empiezo a no querer mirar el DNI ;) ¿Es grave, doctorrrr? Un besote.

Amparo: No, si yo no mantengo constante apenas nada: la pasión por el chocolate y poco más. Un abrazo.

Josman: Bienvenido. Estamos de acuerdo, por lo que leo. Un saludo.

cuqui dijo...

Lo malo es cuando el deterioro físico y evidente viene acompañado del psíquico, del moral ¿seguimos, entonces, siendo nosotros mismos? ¿nos salva, entonces, la inmanencia del tiempo?...
yo ni aun así comprendo a Ana Obregón, no puedo con ella ¿será envidia?
Besos, Leo.

Fernando Alcalá dijo...

Hacía mucho tiempo que no me sentía tan identificado con un texto, Leo! Yo también la comprendo (pero eso no quiere decir que vaya a ponerme un traje de licra rojo)

Raúl dijo...

Interesante reflexión. Poco hay más flexible y manipulabre que el tiempo que vivimos de piel para dentro.
Gracias por tu visita a mi blog.

matlop dijo...

ser uno mismo
camino de toda una vida!!!


que maravilla

besos
mat

elita dijo...

Cuánta razón llevas, Leo. Ese paso del tiempo da miedo, pero tenemos que aferrarnos a nosotros mismos y a cada una de las etapas de la vida. Así no nos perderemos nada... ¡al menos para mí es ese el gran miedo!

Lispector dijo...

Leo, cuanta razón tienes, por suerte logramos seguir siendo nosotros mismos, a pesar de los revolcones que nos da la vida y el tiempo. Me siento muy identificada con lo que escribes, yo sigo siendo yo e incluso en una versión mejorada a pesar de mis muchos kilos de más -en comparación a hace unos años-, mi melanina de menos (tengo vitiligo), pero aún así me gusto más internamente que lo que me gustaba hace 10 años (cuando tenía menos kilos y más melanina). ¡Por lo inmutable dentro de nosotros! brindemos Leo-Leoni.

Lispector dijo...

Fe de erratas:

Leo, cuanta razón tienes, por suerte logramos seguir siendo nosotros mismos, a pesar de los revolcones que nos da la vida y el tiempo. Me siento muy identificada con lo que escribes, yo sigo siendo yo e incluso en una versión mejorada a pesar de mis muchos kilos de más -en comparación a hace unos años-, mi melanina de menos (tengo vitiligo), pero aún así me gusto más internamente de lo que me gustaba hace 10 años (cuando tenía menos kilos y más melanina). ¡Por lo inmutable dentro de nosotros! brindemos Leo-Leoni.

Alu dijo...

Yo aún no logro comprenderla, felicidades por hacerlo.

Un besito, buen post!

Izel dijo...

Me ha encantao Leo... A veces... con lo que escribes... eres capaz de ponerme los pelos de punta...

Un besico...

leo dijo...

Cuqui: Pues no lo sé, es una buena pregunta. Sí que da de sí la Obregón. Un besote.

Fer: Jejeje, ya me gustaría verte con traje de licra. Besis.

Raúl: Bienvenido. Lo malo es que ese tiempo interior no sigue reglas fijas, con toda la incomodidad que eso supone. Un saludín.

Matlop: Y, después de toda una vida, no tengo tan claro que se llegue a saber quién demonios es uno. Gracias y un besote.

Elita: Sí que da miedo saltarse pasos, dejar atrás sin querer cosas importantes. Ays, cómo me estresa pensarlo. Un beso.

Lispector: ¡Salud! La esencia permanece, pero eso no quiere decir que sea inmutable. Quizá cambie, causa-efecto... Vaya lío, joé. Un besote, guapa.

Alu: Querida, ya me gustaría a mí no comprenderla. La vejez asusta un poco (quizá asusta más que la vejez en sí la idea que tenemos de ella). Un besote.

Izel: Graciñas. Es un gran piropo: supongo que a los que nos gusta escribir lo mejor que nos pueden decir es que hemos provocado una emoción. Un beso grande.

Josefa dijo...

Menos mal que cada día nos miramos en el espejo.
No me canso de ler tus escritos.
Un beso con todo mi cariño.