lunes, 27 de octubre de 2008

CONTRADICCIONES. Las dimensiones invisibles.

A veces uno cree que si le da tiempo a contar hasta cincuenta antes de doblar la esquina no lloverá esa tarde. O que si reenvía el correo electrónico a más de veinte personas tendrá esa sorpresa que lleva tiempo esperando. A más de cuarenta, y encontrará la solución al problema que le acucia desde siempre.
Buena parte de la ciencia se empeña en descubrir aparatos cada vez más sensibles y exactos con los que medir, estudiar, cuantificar el medio que nos rodea. Lo real.
Nadie me enseñó a disfrutar de lo que hay sin necesidad de entenderlo. Aprendí sola a elucubrar con las dimensiones invisibles. Con la telepatía. Con esos amores que viven en la distancia y que luego suelen ser mentiras. Sí que me han enseñado que, con sólo observarlas, transformo las trayectorias de los electrones. (Qué putada).
A casi todos nos gusta creer en la magia. Desdibujar los límites. Soñar con esferas perfectas. Ese universo en constante expansión nos gusta y nos da miedo. El fondo del mar nos aterra (qué felices y qué feos los peces abisales). A casi todos nos da vértigo mirar al cielo.
¿Quién se detendría para descomponer los vectores de un beso? Ni siquiera los que se ríen de quienes asumen que existe lo inexplicable y lo cuentan. Ingenuos.

21 comentarios:

PULGACROFT dijo...

A veces de tanto creer en la magia, terminamos haciendo realidad algún sueño...yo por lo menos intento que sea así.
;)

hombredebarro dijo...

Mirar, mirar y mirar. Como si estuviéramos huecos.
Un saludo.

Mariano Zurdo dijo...

Yo es que últimamente creo en todo, menos en la realidad.
Besitos/azos.

Belén dijo...

Yo la verdad es que también me creo todo, hasta los vectores del beso :)

Besicos

Blau dijo...

Leo leooo, yo ando descifrando las lagrimas de la distancia.

El domingo en Madrid fue bastante complicado, tengo una familia de vacaciones y justo ese día estabamos todos en La Paz.

...volveré solo a disfrutar de Madrid.

Besos

Paco dijo...

yo creo que a veces la mejor forma de dormirse es inventandose un sueño... un deseo.

saludos

leo dijo...

Pulga: Hay que creer, sí. Yo también creo que es la única manera de que se cumplan los sueños. Un besote.

Hombre de Barro: ¿Y quién dice que no lo estamos? ¿y que nuestros ojos pueden ver? Un abrazo.

Zurdillo: No me extraña: nos lo están poniendo muy difícil. Besos.

Belén: Eres de las mías, sí. Como no podía ser de otra manera, querida compañera ;) Besicos.

Blau: Será genial verte entonces por aquí. Espero que vayas descifrando esas lágrimas; y si no, al menos que vayan cesando. Un abrazote.

Paco: Qué bonito es, ¿verdad? quedarse dormido mientras uno sueña despierto. Un abrazo.

Raquel dijo...

Son esos espacios que siempre cuesta explicar. Miedo y atrevimiento en ellos.
Descomponer los vectores de un beso... umm... esta mi Leo es inteligente.
Besotes

dintel dijo...

Soy analítica y pienso que siempre existe una ley natural. Supongo que soy de las que desmenuza los vectores de un beso para llegar a su integral tendiendo a infinito.

amparo dijo...

Conducta supersticiosa. Esta necesidad nuestra de luchar contra la aplastante y definitiva realidad.

Muy bonito "descomponer los vectores de un beso".

Saludos

leo dijo...

Raquel: Graciñasssss. Miedo y atrevimiento, sí. Un besote.

Dintel: También yo suelo pensar que todo tiene una explicación racional, aunque no hayamos llegado a ella. Un beso.

Amparo: Es demasiado dura, la realidad, a menudo. Gracias. Otro saludo para ti.

rubén dijo...

Esta mañana no daba tiempo de contar hasta tres antes de calarte hasta los huesos. De todos modos, yo siempre he creído en la magia, y últimamente, también en los milagros.

Carmen dijo...

Yo también creo que algún día será explicada la magia, la desbrozarán a través de miles de fórmulas que pocos entenderán. Al final, detrás de un signo igual,se abrirá paso una cifra pequeñita. Y allí estarán explicados mis sueños, y sabré por qué sí y por qué no los logré. Pero mientras eso llega, no me queda más remedio que continuar soñando

Alu dijo...

Claro que se puede disfrutar de las cosas sin entenderlas, creo que pasamos por la vida sin acabar de entender todo lo que nos rodea y eso es lo interesante: que siempre nos quede algo de lo que aprender.

Un besito!

leo dijo...

Rubén: ¡Como para no creer en los milagros! ¡Con esa cosita preciosa que tienes ahora en casa! Enhorabuena otra vez.

Carmen: Y aunque nos la expliquen nos empeñaremos en soñar, ¡seguro que sí! Un besote, guapiiiiiii

Alu: Es un aliciente para el día a día, desde luego. Espero que no estés muy enfadada por ese quinto puesto ;) Un besote.

Cyllan dijo...

¿Descomponer los vectores de un beso? :O
Me gustó esa idea :)

leo dijo...

Cyllan, me alegra que te haya gustado. Gracias por la visita y un beso grande.

Ara dijo...

Me quedo con la canción de Alejandro Filio, Habrá que creer...Leo,me ha encantado este post, de corazón. Un enorme abrazo.

leo dijo...

Graciñas, guapa. Nos vemos prontito, ¿no? Un besote.

Orleans dijo...

Brillante texto.La realidad nos es aquella que nos aleja de nosotros,sino la que nos otorga la comunion con la tierra.no nos hemos asentado aún en la tierra,y corremos ráudos a buscar un telescopio.No hemos respetado el vuelo de una abeja,y sin embargo indagamos en libros de ciencia por qué desaparecieron los dinosaurios.Huimos inconscientemente de aquello para lo que necesitamos echar la vista atrás o al universo????

Josefa dijo...

¡Cuantas preguntas para contestar!

Perdona que no lo haga, hoy solo te mando un fuerte abrazo con todo cariño y te doy las gracias portu visita al Blog de Josefa.
Es un honor.