domingo, 22 de febrero de 2009

POR TU BIEN


Es por tu bien. Someterte a las bondades de la ortografía. Comprar los cuadernos con cuadrícula (milimetrados cuando somos pequeños y tenemos que aprender, claro, a ceñirnos los corsés de Escarlatas sociales). Poner los sueños en el cajón de sueños (peligrosamente cerca del de los manuscritos inéditos-rechazados-inconfesables). Un día se te salen los ojos de las órbitas. Y la cabeza se manifiesta en la Puerta del Sol, hemisferio derecho, por más señas. Reivindica su derecho a perderse en los laberintos. A hacerle un corte de mangas a Ariadna, un guiño al Minotauro (porque, vamos a ver, ¿quién me asegura que con un beso en la testuz, justo entre los dos cuernos, no se va a ablandar el bicho? ¿acaso no me pasa a mí lo mismo? ¿acaso, como decía no sé quién, la ternura no funciona siempre, siempre -por no llamarlo amor, que ya pasó el 14 y Valentín ya toma el sol en las Bahamas con los pingües beneficios-? ¿Quién nos enseñó dónde está el peligro, con mano firme?)
Por mi bien un vaso de vino diario, la moderación, la maldad justa y la perfección manifiesta. Por mi bien tratar de descubrir los vicios ocultos antes de comprar el vehículo de segunda mano. Por mi bien caminar y caminar, adelgazar, etiquetarme, ponerme precio. Por mi bien desear el deseo o dejar de desearlo, pero no dejar, nunca, no, que me contagie el virus de lo que podría ser si no existitiera la ley de la gravedad (maldito Newton): esa que nos impide reírnos de que pasa el tiempo y no encontramos la salida del puto laberinto.
Por mi bien cierro los ojos a deshora. O los abro muy bien con franca intención de soñar. Sí. Qué bello es el mundo de los vivos.

10 comentarios:

Blau dijo...

Leo leooo, por mi bien dejar de pensar o no.

Un besin dominguero

Elvira dijo...

"Es por tu bien". ¡Qué miedo me da esa frase! Los que más la pronuncian suelen creerse en posesión de la verdad. Y cuántas barbaridades se hacen (hacemos) a veces en nombre del "bien".

Pues sí, yo también reivindico el derecho a perderme en los laberintos, ¡quién sabe si no me encontraré a mí misma al perderme!

Besos

Belén dijo...

Por tu bien es solo lo tuyo, querida, somos nosotr@s los que debemos pensar qué es lo mejor, no crees?

Besicos

RosaMaría dijo...

Por nuestro bien, déjennos ser libres de pesamiento, palabra y obra...
Por nuestros descendientes y por lo que les transmitimos hagan el bien en vez de predicarlo sin aplicación.
Por nuestro bien, basta de violencia, corrupción y de prostituirse por ambición.
Por nuestro bien nos reunimos en tu blog como siempre para reafirmar las bondades de la amistad y el buen decir.
Por tu bien no me hagas mucho caso que estoy desvelada esta noche.
Te abraza cariñosamente: Rosa

Josefa dijo...

Por mi bien será bueno vivir la vida como yo quiera, sin normas que impidan que me realize plenamente.
Es un deleite leer blog como el tuyo.
Un beso.

Amparo dijo...

Respecto a la gravedad: tranquila, no existe.
Todo lo que hagas será por tu bien, si es que tú lo quieres. Muy buen texto.

leo dijo...

Blau: Por tu bien te mando yo un super abrazo (ya de lunes). Y un beso.

Elvira: Da miedo, sí. Mucho más miedo la frase que el laberinto, ¿verdad? A lo mejor, al perdernos en éste, no sólo nos encontramos a nosotros mismos, como tú dices, sino que también hallamos compañeros de viaje. Un beso grande.

Belén: Me temo que no he sabido hacerte llegar lo que quería expresar. O no sé si he comprendido bien tu comentario. Un besote.

Rosa: Claro que te hago caso. Me has hecho reír mucho con tu "ocurrencia final". Gracias por venir y un abrazo grande.

Josefa: Es una buena causa por la que esforzarse: porque todos podamos vivir la vida que queremos. Un beso muy grande.

Amparo: Yo creo que cuando uno es sincero y hace las cosas de corazón éstas suelen ser para bien. Muchas gracias.

PULGACROFT dijo...

Me ha recordado a algún texto de J. Sabina (en el estilo), lo puedes tomar como piropo Leo.
;)

leo dijo...

Pulgui: desde luego que es un piropo. Piropazo, joé. Graciñas y un besote.

Raquel dijo...

Esta tu nueva voz tiene muchísima fuerza. Me gusta mucho.
Besos