lunes, 15 de junio de 2009

SUSTANTIVADA

¿Es distinta Leo amable de Leo enfadada? ¿Leo dulce de Leo tajante, Leo alegre de Leo callada? ¿Acaso Leo depende de los adjetivos?
¿Acaso no soy una única pieza con límites definidos, invariable, mutante cuántica, a pesar del color con que me pinte yo, o me pinten otros ojos?
¿Acaso soy distinta de nada ni de nadie?
¿Acaso depende el sustantivo de la cantinela que le añada el adjetivo?
¿Y si deduzco (Leo excéntrica, Leo desmesurada) que pienso en adjetivos porque no acierto a redondear los objetos, porque no encuentro el verdadero nombre de las cosas? ¿Es correcto añadir verdadero al nombre de las cosas?

(Lunes: hoy quiero sucumbir al engaño de los sentidos, creerme que los objetos permanecen, que hay algo estable a lo que asir mi desconcierto. Dejo para otro momento el abordaje de otras instancias, los dominios del movimiento, el sutil territorio de los verbos).

21 comentarios:

Lispector dijo...

Somos infinidad de personas dentro de una, creo que el truco está en "sacar a la luz" a las que nos hagan sentir más cómodos y en paz con nosotros mismos,con los demás. Un abrazo, Leo-Leoni.

Anónimo dijo...

Un puzzle, eso es lo que somos. Un puzzle que no puede abarcarse de un vistazo, que se pierde en el horizonte, y en el que las piezas mutan de forma y color, de manera que unos días brillan unas y otros, les toca a las demás. Un puzzle único y mutante.

Belén dijo...

Yo creo que somos eso y más, dulces, saldas y agrias si hay que serlo, tu no vas a ser menos, mi querida amiga :)

besicos de ya se acaba el lunes

Amparo dijo...

Pues te has planteado un gordo problema filosófico. Haces bien en sucumbir al engaño de los sentidos, y más siendo lunes!!

saludos

Blau dijo...

Leo, leooo, todos somos diferentes adjetivos. Hoy eres la Leooo filosofica.

Besines

sallopilig ref dijo...

y... y.... qué te parece si eres quien te dé la realísima gana, que no pasa ná de ná, por la mañana y por la tarde, ahora escuchas y luego ya veremos, hoy con ganas y mañana con sueño.

¿O tienes alguna obligación firmada, si no es con tu propia "assshhheptación"?

Ele, saca la pistola de pintura horrorosamente fea, y empieza a disparar a toda chorrada a tu alrededor. ¡Es más divertido!

Latramis dijo...

La memoria es el hilo que engarza las cuentas de nuestros días. Sin ella no tendríamos ni extrañeza al ver juntas una perla y una piedra.

Yo soy un poco camaleón: el entorno define mi adjetivo.

dintel dijo...

Mientras se esté sustantivada, se es alguien. ;)

Elvira dijo...

Si los adjetivos van cambiando como cambias tú, muy bien. Lo malo es cuando los demás o nosotros mismos nos encasillamos en un par de adjetivos. Ahí, si te lo crees, no hay vida ni movimiento.

Besos sin adjetivos, del color que a ti te gusten hoy!

leo dijo...

Elvira: Graciñas. Te mando más de esos besos sin calificar.

Dintel: El mismo alguien en movimiento, quiero pensar; independiente de los adjetivos.

Latramis: Bienvenido, camaleón polisémico. Procuraré no ponerte adjetivos.

Ref: Bueno, supongo que la aceptación pasa por desprenderse de esos adjetivos (propios o ajenos). Te veo dispuesto a meter caña... Besos.

Blau: Guapa, siempre me haces reír, pero desde dentro, por esa ternura tuya que no encuentro en muchas más personas. Graciñas. Y mil besos.

Amparo: Sí, ¿verdad? Es bien gordo. Espero detenerme ahí y no empezar a cuestionarme también si el sustantivo define al objeto, si el nombre de la rosa... Besos.

Belén: Afortunadamente, el lunes pasó en su plazo. Hoy martes otros afanes nos ocupan. Tú y yo (y varios millones más, pero ahora no importa) sabemos bien que le cuerpo está hecho para el movimiento. Besos.

Anónimo: Me encanta esa idea. Yo había sacado además la conclusión de que cada pieza es única e insustituible; todas están cortadas diferentes, ninguna puede ocupar el lugar de otra, todas son necesarias para formar ese todo. Insisto: me encanta esa idea. Logra sosegar a mi ego.

Lispector: Jo, pues a mí me gusta pensar que soy quien soy, pero adaptable, llena de limitaciones, de matices, inabarcables, incluso, para los adjetivos. Besossssss.

Josefa dijo...

Cada uno es como es y por mucho que lo intentemos en lo esencial no canbiaremos.
Me gustan tus escritos porque con pocas palabras dices mucho.
Un beso.

Izel dijo...

Las múltiples caras de la misma moneda... Es lo que nos hace interesantes y hace interesantes a los demas... cada vez que nos miran, descubren (descubrimos)una faceta nueva...

Raúl dijo...

Pues no te creas que no es importante y trascendente tu reflexión. ¿Sólo somos sustantivo?
Ni puta idea.

leo dijo...

Josefa: Bueno, creo que los cambios también forman parte de nuestra esencia, y por eso no nos damos cuenta. Gracias por venir a verme Un beso grande.

Izel: Múltiples e inagotables caras; también porque surgen como efecto de las múltiples e inagotables situaciones de la vida. Pero, ¿necesitan adjetivos? (Porculera soy, por Diossssssssssssssssssssssss) Graciñas y besosss.

Raúl: ¿A que tú lo ves al escribir ficción, que el sustantivo es EL SUSTANTIVO, y que a su lado el adjetivo es, a veces, tan ridículo, tan accesorio...? Gracias y un beso, jefe.

Carmen dijo...

Tiene su encanto descubrir las multiples facetas que nos conforman. Siempre interactuamos, borde con unos, dulce y cariñosa con otros. Fragil y fuerte. Alegre o soñadora. Romantica o esceptica. ¿Existe algo mejor que recorrernos?
Un beso muy fuerte, pensadora.

Fernando Alcalá dijo...

Ay, Leo, qué alegría volver y encontrarme con tus palabras que hay que releer porque a la primera, te quedas con la sensación que te dejan, a la segunda con el primer mensaje, y necesitas unas cuantas veces más para sacar todo, todo lo que encierran.

Qué emotivo me ponen los reencuentros y cómo echaba de menos sentarme a leeros, coño!

ana de la robla dijo...

Eres un mapa surcado por ríos grandes y pequeños, pleno de valles y colinas, de desiertos y vergeles, de soledades y aglomeración. Eres un país inmenso y fascinante. Eres tú. Un beso, querida.

leo dijo...

Carmen: Recorrerse a veces es una necesidad, otras un placer y siempre un peligro. Es cierto que las circunstancias nos modelan. Otro besotototototote para ti.

¡¡¡¡Fer!!! qué alegrón verte por aquí de nuevo, jefe. Espero que sea para quedarte. Un abrazo grande.

Ana: Qué comentario más bonito, Ana. No puedes evitarlo, ¿eh?: se te escapan los versos de los dedos. Graciñas. Un beso.

PULGACROFT dijo...

No es distinta la persona, es distinto el momento que vive.
;)

Raquel dijo...

De nuevo me repito: maravilloso el ejercicio mental y la reflexión que conlleva, el lenguaje depurado y cada vez más limpio. Me gusta mucho.

Anómalo dijo...

Pues no es igual aunque se hable de la misma persona. Pero el "sutil territorio de los verbos" es todo lo que tenemos (almenos hasta aprender a comunicarnos con la mirada)