domingo, 24 de abril de 2011

DÍAS DE AMOR PERFECTO


Me he quedado en casa esta semana santa para poder dedicarme en cuerpo y alma al feliz acto de engendrar mi cuarto hijo. Así que estos días se han materializado en amor y en hogar. En paseos, reflexión, conversaciones, largas horas de lectura y de sueño. Y muchas, muchas anotaciones.

Yo escribo con mapa (Javier Marías dixit). Y ahora estoy en ello: en cartografiar los incipientes relieves de la historia que, recién fecundada, como loca, se gesta en mi cuerpo. Una masa de células, de letras, un tumor maravilloso al que pronto comenzará a latirle el corazón.

La nueva criatura parece querer tener más argumento que sus hermanas. Aunque no sé si debo celebrarlo mucho, pues no las tengo todas conmigo, dudo que ese argumento gane la batalla, sobreviva, cuando el embrión desarrolle su sistema nervioso. Es muy posible que para entonces toda esa trama de acciones se haya adelgazado hasta darse la vuelta, como un calcetín, y quede volcada en la dimensión en la que me siento más cómoda como narradora. El turismo de interior. La intimidad.

Es curiosa la manera que tienen las historias de abrirse camino a través de la maraña de pensamientos, sueños, temores, amores. Todo ese lío que conforma la existencia virtual. Esta nueva idea surgió a partir de una entrada que quería publicar en el blog. Cuando mis acostumbradas doscientas o trescientas palabras se habían convertido en tres páginas fui consciente de que un gameto había quebrado de nuevo la membrana. Aquí los síntomas son automáticos, no hay espera. La náusea es inminente. Los antojos. La sensibilidad aumenta. Ciertos olores y sonidos se hacen insufribles. El cuerpo, en su afán de cadena de montaje, trabaja a destajo produciendo células y vida, ideas, así que la sensación de cansancio es constante y solo es vencida por la somnolencia. Asusta un poco, la verdad: crece tan deprisa que tengo miedo de que resulte ser un monstruo.


25 comentarios:

dintel dijo...

No como otras que se dedican a la botánica y no hacen más que mirar el terruño y regar y regar teniendo la ilusión de que germine algo sin haber plantado semilla. Hablo por experiencia. ;)

Felicidades porque gestar es lo mejor del mundo después de parir. A ver si consigues una gran parida!!!

leo dijo...

Jejeje, espero que no sea una parida demasiado grande ;-))
Graciñas, jardinera. Ya verás como también recoges buenos frutos.

dintel dijo...

Estoy en plena crisis, así que esperemos que pase.

Blau dijo...

Leo leooo, Felicidades! yo quiero ir al bautizo.

Un beso

PULGACROFT dijo...

Pues muchas felicidades Leo, ahora a cuidarse...y digo yo, eso de comer por dos ¿cómo lo vas a hacer?, ¿leyendo y escribiendo, leyendo el doble, escribiendo el doble, pensando el doble....?
;)

Rosa dijo...

¡Felicidades!,espero que tu monstruo se comporte educadamente y no te de mucho trabajo llevarlo al buen camino.
Que las musas o musos te acompañen y te pillen trabajando.
Gracias por tu bienvenida.
Rosa

Mariluz Arregui dijo...

Felicidades..:))
Lo cuidaremos como si fuera un sobrinillo nuevo...!! :)

Besos,
y adelante

isobel dijo...

ahora a esperar, con la poca paciencia que gasto últimamente. A por el parto, te cuidaremmos besitos

añil dijo...

Preciosa actividad la tuya en esta Semana.
Muchas felicidades.

Josefa dijo...

Cuanto, me ha gustado esta entrada!

Feliz alumbramiento.

Ya me considero su abuela.

Besos con mucho cariño.

Belén dijo...

Lo harás bien, ya verás...tus niños siempre salen muy guapos :)

Besicos

Anónimo dijo...

Yo quiero ser la madrina ...Leo!!!! jajjajaj. No sé por qué pero creo que este hijo creo va a traer un pan debajo del brazo!! jajajja.
besis

Anónimo dijo...

Yo quiero ser la madrina ...Leo!!!! jajjajaj. No sé por qué pero creo que este hijo va a traer un pan debajo del brazo!! jajajja.
besis

Elena dijo...

Expectantes quedamos! qué gran noticia!! ya irás contando más.

Elvira dijo...

Como las etiquetas que has puesto son: chorradas, creación, novela... pues me lo tomo como tal. Sea lo que sea lo que se está gestando, idea, plan, parida, ilusión... que crezca hermoso y sano.

Besos

La Rata Paleolítica dijo...

Ja ja jaaaaa, que estupenda imaginación.
Pues te repito lo que te puse dos más abajo, que te mando un buen montón de ánimos que crucen bosques, sabanas, montañas y mares para que te pongas duro y a ello. Si la entrada no es un mero ensayo, sino que te refieres a algo real que está en camino, espero ansioso a disfrutar de lo engendrado =o)
Besos.

Jesús.

manuespada dijo...

?El cuarto? Eres mi ídolo, sin duda alguna.

leo dijo...

Dintel: ya verás como pasa. Las crisis son para crecer.

Blau: Ya te avisaré para que vengas, pero la bautizaremos con vinito o cerveza, aviso. :-))

Pulgui: En esto igual que en lo otro: comiendo por dos. ;-) Y bebiendo.

Rosa: Qué gran verdad, eso de que la musa te pille currando. Esperemos que el monstruo no resulte ser tal. ¡Graciñas!

Mariluz: Qué bien, sí. Necesitará muchos tíos y tías si algún día ve la luz. Besotes.

Isita: Esperar sin parar. Cuidadme, sí, qué bien. Besissss.

Añil: Preciosa en verdad. He disfrutado mucho. Besos.

Josefa: Gracias. Me encanta que ya tenga abuela. :-)) Besotes.

Belén: Síii, son todo la madre. :-)) Gracias, maña. Besisss.

Anónima: ¡Madrina: adjudicado! ojala tengas razón y traiga muuuuchos panes. :-) Besossss.

Elena: Creo que no podré evitar iros contando el proceso. Me llamaréis pesada :-) Un beso.

Elvira: Es una novela. Jeje, espero que haya quedado claro :-S
Mil gracias. Un besote.

Jesús: Gracias por tus ánimos. Es algo muy real, aunque virtual: otra novela. :-) Besos.

Manu: Uy, uy, ídola nooooo, que es un hijo metafóricoooo, de letraaaasssss. Claro que si fuera de los otros también yo sería mi ídola... Graciñas!

Miguel Baquero dijo...

Al principio lo he tomado por el lado literal y me he dicho: joer, vaya Semana Santa que se ha pasado esta mujer... Luego ya he visto que era metafórico.

leo dijo...

Metafórico, síiii. :-)) Graciñas, Miguel.

Amparo dijo...

Bueno, yo pensaba que era metafórico y me ha gustado ese texto medio terrible y tierno. Pero, por tus respuestas, supongo que me equivoco.
Sea lo que sea, me gusta este escrito.

leo dijo...

Es metafórico, Amparo, por completo: me refiero a una novela. :-))))

Amparo dijo...

Vaya, pues qué estupendo, te deseo una buena gestación. Y después, un buen parto!!!

Isabel dijo...

A mí me ha pasado como a Miguel, pero luego, ya centrada, me han entrado ganas de que tu parto sea rápido porque a mí el turismo de interior me gusta mucho.

amor perfecto dijo...

El amor perfecto lo creamos y lo sentimos a diario, a veces no lo vemos, pero no significa que no este ahi.