martes, 2 de agosto de 2011

PUBLICIDAD



—Sí, ¿oiga? Llamo por lo del anuncio.

—Buenas noches. ¿Sería tan amable de decirme en qué medio lo vio? ¿Prensa, televisión, tal vez?

—Er..., sí, fue en un papel, por la calle. Una de esas octavillas.

—¿Y en qué ciudad, si es tan amable?

—¿Es necesario? Bueno, sí, claro: supongo que sí, ¡qué tontería! En Madrid. La recogí del suelo hará unos diez días. Llamo porque quiero hacerlo.

—¿Diez días? No ha tardado mucho.

—No, bueno... Pero estoy decidido. Lo he pensado bien y estoy decidido. En realidad esto es lo que quería desde siempre. Cuando vi el anuncio lo tuve claro. No tenía ni idea de que se podía, ya sabe, hacer algo así. Lo tengo claro.

—Puedo resolver cualquier duda que tenga en este momento, si lo desea.

—No tengo dudas, de verdad. Es lo que quiero hacer.

—¿Sabe que tendría que renunciar a vivir en su ciudad?

—He visitado su página web y me he informado bien de todo. Lo de la luz, la comida y todo eso. De verdad, estoy interesado en seguir adelante. He reflexionado mucho. No tengo familia, ¿sabe? Ya sé que debo irme, renunciar a los amigos...

—Perfecto. Aún así, permítame que le explique el procedimiento: en primer lugar, voy a hacerle un cuestionario, que estudiaremos en profundidad. En caso de que su perfil sea el idóneo, le llamaríamos para una primera entrevista. Una vez superada ésta...

—¿El perfil idóneo? ¿Es que hay muchos candidatos? No creo.

—...Le decía que, una vez superada, le citaríamos para un segundo encuentro, ya con su Encargado. Si todo va bien, esa entrevista podría ser definitiva.

—Entiendo.

—¿Podría responderme a unas preguntas, por favor? ¿Seguimos adelante, entonces?

—Adelante, claro, sí. Pero, un momento: ¿cuánto tiempo duraría todo el proceso de selección? Me refiero... ¿semanas? ¿Meses?

—Eso es muy variable, depende de cada Encargado.

—Bueno, en mi caso no creo que tarden mucho, de verdad creo soy perfecto para..., que encajo. No tardarán mucho en aceptarme.

—De todos modos, con una decisión tan firme, acaso el tiempo ya sería lo de menos, ¿no cree?



12 comentarios:

fer dijo...

Un 10.

PULGACROFT dijo...

Siempre he pensado que me gustaría dejarme vampirizar, deber ser por aquello quizás de una imagen un tanto romántica de los vampiros, pero veo que ultimamente están evolucionando mucho..jeje..
(GENIAL)
;)

dintel dijo...

Cuando la decisión es firme no debe haber pérdida de tiempo, creo.

Josefa dijo...

Deberian haber escogido de inmediato al aspirante al puesto pues estaba seguro de su balia.
Me ha encantado.

Ayshane dijo...

jajajajaja

Bsss...

manuespada dijo...

Muy gráfico, y nada exagerado, Leo.

Belén dijo...

Si ese es el vampiro, tengo toda la sangre del mundo para él...

Besicos

Lispector dijo...

Cómo la vida misma, Leo, en los "Tags" pones "ficción", yo hubiera puesto "realidad" ;). Un Besito.

Blau dijo...

Leo leo, ya veo que estas de regreso ;-)

leo dijo...

Fer: ¡¡Rebienvenido!! Me hace ilusión tenerte por aquí de nuevo. Gracias. Un besote.

Pulga: Ains, los vampiros. No están tan lejos como pensamos ;-))

Dintel: Creo que pienso lo mismo, aunque la decisión sea una equivocación... Merci.

Josefa: Gracias por venir. Un besote grande.

Ayshane: Gracias por venir. :-))

Manuespada: ¿Qué hay más gráfico que un buenorro (con perdón)?? Gracias por venir, Manu.

Belén: Menuda jartá se pegaría el amigo, de tantas candidatas como tiene, juas. Besisssss.

Daniela: Y tanto, pero mejor no inquietar a nadie, ¿no? Besotes, guapa.

Blau: síiiiiii, por aquí andamosssssss.

La Rata Paleolítica dijo...

De pequeño me encantaban las pelis de vampiros. Ahora me dan un poco de miedo ;o)
Besos.

Jesús.

David C. dijo...

"todo" lo que las personas son capaces de hacer en este mundo.