viernes, 28 de octubre de 2011

POR TI


A veces, en mitad de la batalla, cuando las letras se me caen de las puntas de los dedos, cuando todo se mezcla y pierde la forma y yo dejo de ser yo y soy todas las que he sido y las que no seré; a veces, entonces, escribo y me doy cuenta de que en el fondo, muy, muy, en el fondo, es decir, bien a la vista, me doy cuenta de que todo, cada palabra, cada beso, cada idea, cada mirada despistada que huye a través de los cristales y se enreda en la lluvia inexistente de este otoño, todo, la escritura, la vida, la desesperación y el miedo, todo, lo hago por ti.

¿Por mí? Te habrás preguntado, y habrás mirado detrás, para ver si hay alguien a quien señale mi dedo manchado de tinta.

Por ti.

Menuda sorpresa, ¿verdad?

¿Sabes que entre tú y yo, entre nosotros, no encuentro ninguna diferencia?


10 comentarios:

Recortables y Quimeras dijo...

me encantó...

Blau dijo...

clap clap clap Leooo :-)

Miguel de Esponera dijo...

Lo has firmado para siempre con ese dedo manchado de sangre azul. Me he sentido señalado. Vendré a ver pasar el tren cada tarde.

Belén dijo...

Mejor, quiero ser como tu, así que si no hay diferencias...

Besicos

La Rata Paleolítica dijo...

Has escrito algo muy bonito.
Yo si que las veo, al escribir por ejemplo ;o) y me alegro de estar en el lado del lector. Gracias.
Un beso.

Jesús.

Raquel dijo...

Una hermosura

Josefa dijo...

Leer tus escritos es una delicia.
Un abrazo de todo corazón.

Amparo dijo...

Estupenda imagen la de mirar detrás de sí!
Bonito el texto que le has regalado.
Saludos

Miguel Baquero dijo...

¡¡Cuanto honor, de verdad!!

leo dijo...

Recortables: Me alegra: era para ti!

Blau: Reverencias y besos tirados con ambas manos. :-))

Miguel de Esponera: Has sido señalado claramente, así que serás bienvenido. :-)

Belén: Uy, maña, tú yo ya estamos unidas por muchas similitudes, jeje. :-)

Jesús: Gracias, pero yo no tengo tan claro que haya ni siquiera esos dos lados. Cuando leemos escribimos los textos, sin querer. Besos.

Raquel: ¡Gracias! Te mando un abrazo.

Josefa: Gracias por ese abrazo. Te envío otro.

Amparo: Gracias. También te lo regalo a ti: es inevitable. :-)

Miguel Baquero: ¡¿Es ironía?! jeje. Gracias por venir.