sábado, 15 de octubre de 2011

TU NOMBRE


Ya no me acuerdo desde cuándo pienso en ti. Ni siquiera de cuándo me olvidé de olvidarte y acepté que estuvieras siempre pegado a mi nuca, al borde del beso, en los sueños queridos y lejanos. A veces tu nombre acude a mis labios sin quererlo. Se me escapa, en voz alta. Y me sonrojo, y me tapo la boca con una mano blanca que no sabe lo que es tocarte. Que no te conoce. Y me río, porque pienso que tu nombre es más que un mantra, más que la contraseña que abre la puerta del jardín del edén, más que el más poderoso sortilegio. Me río porque me da un poco de vergüenza todo esto, porque sé bien que soy exagerada. Pero a pesar de serlo, exagerada, tu nombre no deja de ser la llave de tu puerta. Y ¿acaso no somos, cada uno, todos, todo eso? ¿Acaso dentro, al fondo del pasillo, no guardamos todos el frescor y lo verde, y la sombra y el agua para quien se atreva a llamarnos en voz alta; para quien nos reclame sin cansancio, para quien se olvide de olvidarnos?

22 comentarios:

Raquel dijo...

Cuando se me olvida olvidar es cuando me doy cuenta que a quien o aquello que he estado pensando, vive ya conmigo.
Hermoso tu texto

Elvira dijo...

Me gusta mucho, Leo. Mi respuesta es "sí", rotundamente.

Besos

Anna Jorba Ricart dijo...

Los recuerdos son precisamente fruto de olvidarse de olvidar...y hay emociones que se conservan precisamente por eso.
Deseo que sigas bien.

historiasdemanfredo dijo...

Ah! el amor, maravillosa utopía, ya olvidada.
Saludos

Josefa dijo...

Maravilloso, Maravillosas tus letras. Precioso escrito.
Un abrazo de todo corazón.

Blau dijo...

Leo, leooooo cuanto me ha gustado! estoy imaginando mi nombre como un mantra. Para ver:
Blau Blau Blau Blau Blau
Blau Blau Blau Blau Blau
Blau Blau Blau Blau Blau
Blau Blau Blau Blau Blau
Blau Blau Blau Blau Blau
Siiiiii me gusta.

Besos domingueros

isobel dijo...

jajajaja la vida en blau, que texto mas estupendo, me sorprendí leyendolo con la mano tapando la boca y sonreí, un abrazo

Rosa dijo...

Yo tengo nombres que me olvido de olvidar...Y los repito y vienen a mi boca sin darme cuenta.

Muy hermoso Leo.

Besos desde el aire

bicocacolors dijo...

que bien suena TU NOMBRE!!!

gracias Leo,
elena

Amparo dijo...

La llave de tu puerta, sí eso es el nombre, qué bien dicho.
Saludos de domingo

ElRetornoDeBlancaNievesSinLobos dijo...

Hola Leo, soy yo he abierto un nuevo blog. Nos vemos, espero ser bienvenida, ya no sé en dónde lo soy.Besos.

La Rata Paleolítica dijo...

Has escrito algo muy bonito Leo. Precioso. Que no se puede leer sólo una vez. Besos.

Jesús.

fer dijo...

Madre cómo bailas, so es bailar con las palabras.

¡A sus pies!

Anaís dijo...

Alguna vez he saltado del blog de Amparo a este tu blog. Me gustan tus textos, píldoras certeras directas al corazón. Tienen frescura, mensaje, hacen pensar... Y hoy he tenido que salir de la obscuridad para decirte que he disfrutado con tu texto, mucho, mucho. Felicidades. Qué maravilla.

Un saludo.

Belén dijo...

Pues dale la vuelta, ponte post it para recordar que no lo tienes que hacer...

Besicos

Recortables y Quimeras dijo...

¡Ay Leo, me encantó!. Me gustó saber que sí, que claro, guardamos el frescor, y la sombra y lo verde, para quién se atreva a llamarnos en voz alta...ayer publiqué mi relato de la semana, "atrévete" se llama, Casualidad...pero si, hay que ser valiente. ¡Me ha gustado mucho!. Marta, Recortables y Quimeras

dintel dijo...

¿Dentro de un pasillo guardamos lo verde? ¡Pillina!

Cris dijo...

A mí me pasa, pero no sé si a alguien le pasa conmigo. Aunque en no saberlo es donde está la gracia, supongo...
:)

añil dijo...

Qué texto tan bonito. Creo que lo guardaré en la carpeta de "cositas para releer", ¿te importa?..
Un besote

HABLEMOS DE LITERATURA Y ... dijo...

Creo que ya te he dicho numerosas veces que me gusta cómo escribes, lo haces muy bien y tus palabras llegan al corazón.
Ahora bien, tú no te darás cuenta en toda su dimensión hasta que no reúnas en un libro un hermoso y gratificante ramillete de tus pensamientos escogidos.
A mí me ha ocurrido recientemente y lo he advertido bien cuando alguien nada sospechoso de parcialidad me ha dicho: 'Visitando tu blog de cuando en cuando y comparando ahora con tu libro no podía sospechar que lo tuyo 'fuera tanto y tan bueno'. O sea que el blog no es un libro que abarca mucho, mucho más.
Querida amiga, estoy seguro que en una situación como la que te describo, la primera sorprendida serías tú.
Te deseo lo mejor y haz siempre lo que te dicte tu corazón y no hagas mucho caso a recomendaciones como las mías.
Alguien que te aprecia.
Antonio S.

PULGACROFT dijo...

Yo también te doy un SÍ como respuesta.
Me gustan tus palabras, lo sabes.
;)

leo dijo...

Muchas, muchas gracias a todos. Me alegra que os haya gustado la entrada. Besos y abrazos.