viernes, 30 de septiembre de 2011

RIEN DE RIEN



No es por llevar la contraria, pero sí. Yo me arrepiento de cosas. Qué se le va a hacer. Por mucho que sea positiva, que vea que todo sirve para aprender. Por mucho que crea en eso que CS lewis dijo tan bonito el dolor de entonces será parte de la felicidad de ahora. O viceversa. Sí, sí. Grandes verdades. A veces aprendemos, a veces necesitamos de un buen palo.
Pero ahora, de repente, quizá en un arrebato de locura transitoria, me arrepiento de haber tomado ciertos caminos. Ciertos seres. Y estares. Me arrepiento de haber dado oportunidades, confianza, de no haber sido más asertiva. O viceversa. De haber enarbolado una bondad mal entendida, eso que ahora muchos llaman buenismo. Lo que no quiere decir que me dé por pensar que hay que ser malos. Que no, que no. La bondad, creo, es señal de inteligencia. Tocino y velocidad. Me estoy despistando.
Me arrepiento, decía. He cometido errores que han condicionado muchas de mis infelicidades; de ahora y de entonces. Quizá porque a base de tanto je ne regrette rien nunca he terminado de aceptar la imperfección; y me he plegado al engaño de que lo imperfecto es lo perfecto. En lugar de no dar esa vuelta de tuerca y detener los pasos en lo más simple (mis saludos a Ockham): que, sencillamente, el error existe. El mundo es imperfecto, yo soy parte del mundo, ergo...
Y sí, si un día fuera neutrino y pudiera ir a donde me diera la santa gana, creo que hay cosas que haría diferentes. Como te lo cuento.

18 comentarios:

Elvira dijo...

Yo también lamento algunos errores. Y respecto a la asertividad, en el caso de la mujer muchas veces se ha valorado como mal carácter, y no es eso, en absoluto. Pero es que todavía colea aquello de que solamente es femenina la mujer sumisa. Necesitamos más modelos de mujeres valientes y decididas, asertivas, y no por ello menos femeninas. Es otro arquetipo femenino.

Besos!

Begoña dijo...

El error es parte del aprendizaje, hay aprendizajes duros, pero aprendizajes al fin y al cabo.

Al final siempre conducen a un lugar mejor. Sin duda alguna.
Saludos

Maritornes dijo...

Arrepentirse no sé si es buena idea. Lo "más mejor", quizás, sea pensar en qué cosas no hacer a partir de ahora. Es que, sin neutrinos, el pasado es lo que tiene: que no se puede menear. Yo te entiendo (creo). Enhorabuena por las etiquetas de este post. A sus pies.

Blau dijo...

Leo leo, p´habennnos matao!
Besos

Amparo dijo...

Un buen neutrino más veloz que la luz.
Arrepentirse es la única manera de ser sincero con uno mismo; mal asunto lo contrario.
Saludos

Rosa dijo...

No sacas nada de arrepentirte, a si que aprende lo que puedas y sigue camino.

Gracias por la banda sonora es una de mis canciones preferidas.

Besos desde el aire

Carmen dijo...

No te arrepientas, Leo. Arrepentirse es no haber comprendido nada. Un paso nos lleva a otro, y el paso erróneo nos lleva al camino correcto.
Siéntate un ratito, repasa tus errores, y contempla todo aquello que lograste gracias a ellos.
"Tía, te lo juro".
Bessis

Amparo dijo...

Hola Leo: he visto tu comentario en el aviso de correo, pero no sé por qué no se ha visto en el blog. Habré tocado por ahí. En fin, como bien dices: aceptar la imperfección! Gracias por él.

isobel dijo...

yo es que tengo mala memoria, pero mil gracias por la canción y puestos a ser algo...BUENA GENTE. Mua

ESPERANZA dijo...

Aprendemos mucho más de nuestros errores que de nuestros aciertos. Yo si volviera atrás cambiaría muchas cosas en mi vida que ahora me pasan factura, pero no puedo volver atrás, así que a ver que puedo hacer con todo esto que tengo.

Un abrazo,

Belén dijo...

Yo también me arrepiento de muchas cosas, pero incluso de esos arrepentimientos aprendo... una, que es boba ;)

Besicos

Miguel Baquero dijo...

Todos nos hemos equivocado alguna vez, o muchas veces. Lo malo es hacer sangre con ello, cebarse con los errores y estar arepintiéndose toda la vida

La Rata Paleolítica dijo...

A veces puede uno pararse a pensar más de la cuenta en como hubieran sido las cosas si no se hubieran cometido (los errores digo). Procurar aprender de ellos, y seguir adelante, parece lo más saludable, como desde luego lo es el hablar de ello.
Y yo también me apunto a lo del neutrino ;o)
Besos.

Jesús.

Josefa dijo...

Si en algo beneficia cumplir años es por que en mi caso me doy cuenta de que no lo hice tambien como creía. Siempre pienso que podrias haber actuado mejor en momentos cruciales. Como bien dices en tu acertado escrito. "El mundo es imperfecto y yo soy parte del mundo"
Me encanta la brevedad de tus escritos diciendo tanto.
Besos de todo corazón.

Anónimo dijo...

Tu y todos, yo creo. Yo, casi todos los días me arrepiento de algo. Lo cierto es que hay cosas "mas gordas" y otras menos. Lo bueno es que te queremos con eso y puede ser que precisamente, por eso.
Un beso,
Bg

leo dijo...

Elvira: Creo que tienes razón, que en es bastante frecuente que nos tachen de malhumoradas o de respondonas cuando somos asertivas y no nos mostramos sumisas. En fin... Besos.

Begoña: Me encanta tu visión tan optimista. :-) Gracias por venir.

Maritornes: Juas, ¿te han gustado mis etiquetas? es que se me dan fatal. Besos, mil.

Blau: jejeje, eso digo yo. Besisss.

Amparo: Sí, a mí me ha costado tiempo entenderlo. Menos mal. :-) Blogger hace cosas raras y no es el tuyo el primer blog en el que he dejado comentarios y no aparecen. Imperfección, sí.

Rosa: A mí también me encanta la Piaf. Graciñas y un besote.

Carmen: Quizá es que no estoy demasiado positiva, pero me entran dudas... Te lo juro, por Snoopy. :-)) Besos, amiga.

Isobel: A veces la mala memoria es una bendición. Me gustaría olvidar más. :-) Besis.

Esperanza: Pues estamos en las mismas tú y yo (y más, claro): apechugando. Qué remedio. Graciñas!

Belén: Tú qué vas a ser boba, maña... :-) Un besote.

Miguel: Pues sí, a veces tendemos a recordar y seguir castigándonos por nuestros errores. Un rollo, vamos. :-) Gracias.

Jesús: Si fuera neutrino me dejaría caer por ahí donde tú vives. Ains. :-) Besotes.

Josefa: Gracias por venir. Al final habrá que confiar en que todo sale como debe salir. UN beso grande.

Bg: ¿Cómorrrl que por esoooo? jejeje. Lo que mola es seguir equivocándonos y poder contárnoslo y reírnos. O llorar: según hayamos bebido. Besos, hormiga.

Miguel de Esponera: Me dejaste comentario, pero blogger lo ha borrado. ¡Sorry! Graciñas y un beso.

Recortables y Quimeras dijo...

Me encantaron tus etiquetas. Edith Piaf, especialmente. Equivocarse, está bien. Si no, mal asunto, y pegar un grito de vez en cuando, y pedir perdon...y bueno. Vivir, a fin de cuentas. Sigue escribiendo, anda :-). Marta
Recortables y Quimeras

leo dijo...

Marta recortable: Graciñas por venir, mujer. Mis etiquetas han tenido un éxito abrumador, jeje. Seguiré practicando (sin poder evitarlo, y no siempre a propósito).