martes, 6 de febrero de 2007

DIETA


Mañana empiezo, le dije a la chica del anuncio. Ella me sonrió y se giró, obligándome a andar, para mostrarme su trasero del otro lado del panel. Divino photoshop: -recé- ¿Qué podrías hacer tú por mÍ? Tú, que conseguirías que mi príncipe azul fuera verde ¿Harías desaparecer, en algún archivo ignoto, el flotador que esconde mi cintura? ¿Y los kilos que lastran mi alma de junco? Querido photoshop: que se me pase el hambre. ¿Podrías tú atraparme un duende? Mira que serías feliz, aunque no nos tocara...
Continué parada frente a la marquesina, observándola, hasta que vino el autobús. Antes de subirme, miré a mi nueva amiga y reafirmé mi promesa en voz baja. Mañana, ¿eh?, le dije. Y ella volvió a sonreírme. Vaya, hay que fastidiarse, que además es simpática. Con el morro torcido me senté en el primer asiento. Qué suerte, uno de los grandes. Así podría ir de verdad a gusto. Fui todo el trayecto buscando su imagen en otras paradas. Pero ella no estaba, me esperaba en la mía. Me alegró su fidelidad. Pensé en lo orgullosa de mí que se sentiría cuando volviera el próximo verano y me viera después de la dieta. Entonces ya no tendría razones para rezar al photoshop, no le necesitaría.
No había casi tráfico. El conductor parecía creer que manejaba una montaña rusa. Cuando llegué a mi calle, miré el reloj y vi con sorpresa que aún no eran las ocho. Qué suerte otra vez. La pastelería seguiría abierta.

2 comentarios:

Lore dijo...

Jaja...¿es el photoshop capaz de quitar arrugas y esconder imperfecciones sin llevarse la emoción que se esconde tras ellas?¿existe algún programa capaz de aumentar la "inmensa felicidad" camuflada tras la sonrisa que se esboza al ver la pastelería abierta?, todo retoque conlleva una pérdida, ¿será por eso que pese a tener el deseo, cómo negarlo, de que mi alma también camine levitando, este no logre vencer a la alegría que siento al endulzarla?
Avisa si encuentras el emotionshop, ese sería gran invento no creees?
Besos

Leo dijo...

Hummmmm¡ Emmotionshop...Suena bien..A tí te vendría fenomenal para tu práctica profesional. Remodelar las emociones a nuestro antojo...
Me da mucho que pensar.
Gracias y un besote