lunes, 19 de octubre de 2009

HOGAR

A veces suceden. Los milagros.
La temperatura justa,
El tiempo, el espacio,
las personas.
Sopla una ráfaga de viento que desordena los juncos.
Reverdecen los trigales.
Mi cabeza en tu hombro.
Regreso a casa.

22 comentarios:

isobel dijo...

guauuuuuuuuu, yo quiero.

Besitos =0)

Filoabpuerto dijo...

Y en ocasiones nos pillan receptivos y captamos la hermosura del momento.

Me gustan esos juncos desordenados por el viento

Abrazos

Merce

dintel dijo...

Así nació la vida, creo (no lo vi en directo, llegué tarde). ;)

Belén dijo...

Me alegro mucho!

Besicos

La Rata Paleolítica dijo...

Amí también me encanta el viento desordenando los juncos. Bonito leo.

Besos.

Jesús.

Amparo dijo...

Qué sosiego...

Blau dijo...

Leo leooo, bienvenida!!!

Besos

leo dijo...

Isobel: ¿Sí, verdad? No hay como volver a casa. Graciñas y un beso.

Merce: Hay veces que lo más sencillo encierra lo más grande, y si encima nos pilla con los ojos abiertos es cuando se producen los milagros. Gracias. Un abrazo.

Dintel: Bueno, eso va unos pasos después (si todo va bien) ;-)

Belén: Eres un solete, maja. Besisss.

Jesús: Es que el viento hace milagros entre los juncos. Un beso y mil gracias.

Amparo: Y tanto. Si incluso se detuvo el tiempo. Graciñas.

Blau: ¡Muchas gracias! He estado fuera de casa mucho, demasiado tiempo. Un besote grande.

Frabisa dijo...

La última frase me ha puesto la carne de gallina, Leo.

¿Cómo se puede decir tanto con tan pocas palabras? Realmente son de una intensidad y un significado impresionante.

Te deseo lo mejor, Leo.

un besazo

Josefa dijo...

...Mi cabeza en tu hombro.
Regreso a casa...

Ültimamente soy aficionada a esta clase de poesía En concreto el haiku. Así es que me ha encantado leerla en tu blog. Si me gusta tanto leer tus entradas es por lo mucho que dicen con tan pocas palabras.
Un abrazo.

Mariluz Arregui dijo...

Por fin me paso por aquí para darte las gracias por tus visitas...

Me ha gustado esto...qué bien suena...)
y digo como Isobel: yo también quiero !!


Saludos, leo

añil dijo...

Qué poco se necesita para estar en el hogar.

Besos

leo dijo...

Frabisa: Muchas gracias. Me alegro de que te haya hecho sentir algo. Un beso muy grande.

Josefa: Procuro poner las menos palabras posibles, sí. Mil gracias, como siempre, por ser tan cariñosa conmigo. Un beso.

Mariluz: Bienvenida. Es un placer tenerte por aquí. Gracias por la visita.

Añil: Cuando se tiene hogar, sí. Gracias por venir. UN beso.

Raúl dijo...

Sería un epílogo perfecto -y un final feliz- para una historia de encuentros y desencuentros.

Elvira dijo...

Hola Leo: yo también me apunto. Dicen que has de creer en ellos y abrirte para que sucedan. Pues eso.

Besos

leo dijo...

Raúl: Un final perfecto, sí: en casa. ¿Dónde mejor? Gracias por venir, maestro.

Elvira: Suceden, doy fe de ello. Así que nada, apuntadas quedamos. Un besote, hermosa.

Raquel dijo...

Sí. Y qué maravilla cuando ocurre, ¿verdad?

Lispector dijo...

"De pronto se cruza un milagro y mi vida brilla", como dirían "Los Aterciopelados". Un abrazo Leo-Leoni.

leo dijo...

Raquel: Desde luego. Pocas sensaciones son comparables a esa calma. Besos.

Lispector: ¿Quiénes son "Los aterciopelados? No los conozco, creo. Graciñas por venir y un besote.

Lispector dijo...

Es una banda de rock colombiana que tiene una canción hermosa que se llama "Mi vida brilla". Un abrazote.

Julia dijo...

Me encantó!!!
Llegué a ver tus anillos de Saturno y me encontré con tu Hogar. Hace muy poquito yo también escribí sobre él. Pero el tuyo es sencillamente precioso!!! :)
Felicitaciones por tus letras!!
Un abrazo.

leo dijo...

Lispector: Ahhh. Tomo nota. Más besos.

Julia: Bienvenida, Julia. Me alegro mucho de que te haya gustado. Muchas gracias por tu visita. Un abrazo.