sábado, 24 de octubre de 2009

LOS ANILLOS DE SATURNO

Esta foto de los anillos de Saturno está cogida de AQUI.

Me detengo. He llamado a mi puerta. Me paro a escuchar mis propios pasos. Son rotundos. Y se acercan. No pensé que fuera a tener miedo de verme. Y no lo tengo. Nadie me había dicho que para darse hay que estar en el mismo centro de uno mismo. Es un sendero interior. No puedo negarme. Así que, en el camino a casa, observo. Y hay instantes en que siento tanto amor que estallo hacia arriba, y de repente soy confeti. Y no os imagináis qué sensación, que el viento te lleve por encima de las copas de los árboles, o en vuelo rasante sobre las cabezas de la gente, o pegada a la suela de cualquier zapato. O caer en barrena dentro de un torbellino. Y terminar durmiendo debajo de su cama, velando su sueño, sin cuidado. En silencio absoluto. Para prenderme al primer rayo del sol que rompe la niebla y continuar la ruta. Decir adiós para cerrar el círculo. Siempre hacia dentro. Descalza sobre los anillos de Saturno.


(Y sin tomar pastillas).

25 comentarios:

arandanilla dijo...

A veces siento que escribes con enigmas, pero me fascina tu capacidad de expresarte, de transmitir. Continuar la ruta...una ruta fulgurante (guiño)...eso espero. (Y sin pastillas, por favor, sin ellas a ser posible...). Un abrazo de día luminosamente azul, que bien nos vale un olé...

isobel dijo...

sí, se lo que se siente, vamos que te has puesto a celebrar las saturnales antes de tiempo, pero con semejante panorama, quien no se siente feliz, besitos

Elvira dijo...

"hay instantes en que siento tanto amor que estallo hacia arriba, y de repente soy confeti. Y no os imagináis qué sensación, que el viento te lleve por encima de las copas de los árboles, o en vuelo rasante sobre las cabezas de la gente, o pegada a la suela de cualquier zapato."

Precioso, Leo. Besos

Filoabpuerto dijo...

Suena bien, Leo, eso de ser tan liviana, y dejarse llevar, abandonarse y dispersarse en estallidos coloristas.

Saludillos

Merce

Belén dijo...

Muy fuerte... hoy ha sido un día de esos raros y he escrito el post que pondré mañana... y me siento como tu, en los anillos de saturno!

Besicos

Noelplebeyo dijo...

en los anillos interiores o exteriores ???

Solo es una curiosidad, como el llegar acá


Saludos

La Rata Paleolítica dijo...

Qué bonito leo. Precioso el párrafo que apunta Elvira. Me ha encantado. Es una de esas entradas tuyas que suelo leerme-disfrutar varias veces. Y ahora que lo pienso, el sueño de volar, el sentimiento de ser liviano, resulta de lo mas Froidiano, y tu lo escribes con una belleza capaz de llevarse de calle a cualquiera.
Gracias leo. Besos.

Jesús.

Hipatia dijo...

Leo: qué forma tan deliciosa tienes de decir que el ser humano raras veces fracasa cuando se propone mostrarse como tal.

¡En los anillos de saturno! ¡Si te estoy viendo!

Muchas gracias.
Un besazo desde la Enter.

Angel dijo...

Muy bonito Leo, no sé qué decir. Cuando todo está tan bien escrito es mejor callar.
Los unicornios te echan de menos.
Besos

Elèna Casero dijo...

Pues para estar escrito sin pastillas y haberte convertido en un confetí, está muy bien.

Besos

leo dijo...

Arandanilla: A mí me encanta esa ruta fulgurante tuya. Imagino que cada uno tenemos la nuestra, al igual que los enigmas. Mil gracias por venir y un beso grande.

Isobel: Pues sí, yo creo que ver con los propios ojos ese paisaje deber moverle a uno por dentro todos los resortes. Felicidad incluida, por supuesto. Besotessss.

Elvira: Muchísimas gracias. Me da mucha alegría que te haya gustado. Un beso enorme.

Merce: Suena bien y se siente aún mejor. La afortunada condena de la gravedad nos facilita valorar la liviandad, que sea como un sueño. Graciñas y un beso.

Belén: Bueno, estamos conectadas virtualmente, es un vínculo tan fuerte o más que muchos otros. Un beso telepático, mi colega guapa.

Noelplebeyo: Bienvenido. Pues me has pillado con tu pregunta. Es que llevo poco tiempo por allí y aún no me ubico ;-) Yo era más de estar en la luna. Gracias por tu visita. Un saludín.

Jesús: ¿Lo de volar es algo sexual, según Freud? ¿y podría llevarme de calle a cualquiera? ¿a cualquieeeeeeeeeera? ¿me lo jurasssss? ;-)) Mil gracias y otros tantos besos.

Hipatia: Si pasas cerca te invito a un café. Graciñas y un beso enorme.

Ángel: Gracias. No tengo muy claro que esté en la naturaleza de los unicornios el echar de menos, de todas maneras. Besis.

Elena: Así pensado, tiene mérito la cosa. ;-) Mil gracias por venir. Besos.

valerio dijo...

Despues de mucho te encuentro caminando descalza por los anillos de saturno...deberías venderle a la NASA el secreto del confeti...

(p.d. me alegro de pasar por aquí de nuevo y leerte así de bien... un beso.)

dintel dijo...

Suerte que lo aclaras, te iba a preguntar de qué marca eran). Quiero pisar descalza esos anillos.

PULGACROFT dijo...

Eso de convertirte en confeti me ha encantado!
Muy bueno, ojalá sintiéramos todo eso alguna vez, nos daría más impulso para vivir y no para sobrevivir.
;)

Izel dijo...

Menos mal que no las tomas... que si las tomaras... Genial como siempre!!

leo dijo...

Valerio: ¡Te echaba de menos! Muchas gracias por venir. Ahora mismo me paso a verte. Un beso.

Dintel: Pues te invito a dar un paseo por ellos cuando quieras.

Pulgui: Qué bien verte por aquí también, después de un tiempo. La verdad es que la rutina se ve de otra manera con sensaciones como estas. Un besote.

Izel: Si las tomara lo íbamos a flipar todos... O eso o no volvía a escribir. Graciñas y un beso.

Mariano Zurdo dijo...

Últimamente no tengo tiempo para bloguear. Pero voy y lo hago y veo con satisfacción que regreso a mis hogares itinerantes.
¡Hasta la próxima!
Besitos/azos.

fandestéphane dijo...

Hola Leo, te devuelvo la visita, y me quedo yo también cotilleando un poco.
Ya he visto que tienes visitantes ilustres como Mariluz, con la que comparto sensaciones.
Te seguiré los pasos.

Un saludo

Amparo dijo...

Es un texto magnífico.
A veces he sentido eso, lo del viento.
Saludos

Palo dijo...

Si se puede elegir, pido "no" a la suela de zapato. Ayyyyhhh, todo el día llena de guarrería, ¡lo que faltaba! Y si se puede seguir eligiendo, pido "entre las copas de los árboles". Aunque luego la caída podría ser monumental... ¡Vaya, ya no sé qué pensar! ¿Podría ser pegada a una suela que sólo pise hierba...?
Besotes

leo dijo...

Mariano: Siempre eres bienvenido en este tu hogar itinerante. Graciñas por pasarte. Besos.

Fandesthèphane: Bienvenido. Un placer tenerte por aquí. Un saludín.

Amparo: Gracias. ¿A que es una sensación maravillosa?

Palo: Si eres un confeti poco hay que temer. Lo mismo que siendo humano, pero vaya... Gracias por venir, guapi. Un besote.

Cris dijo...

Vengo del blog de Belén a ver tus anillos de Saturno y ha merecido la pena el viaje...
:)

Besos.

Raquel dijo...

Preciosa la sensación, el viaje, tu viaje, tú.

Josefa dijo...

Como siempre lerte es un placer.
..Descalza sobre los anillos de Saturno...
Tambien me siento en los anillos de saturno despues de haber publicado mi primer cuento en el blog.
lashistoriasdemisabuelos.blogspot.com
Me gustaria que me dieras tu opinión sobre él.
Un beso con todo cariño.

leo dijo...

Cris: ¡Bienvenida! Estás en tu casa. Me alegro de que el viaje te haya valido la pena. Un saludín.

Raquel: Eres un sol. Te invito a dar un paseo. Hay buenas vistas desde aquí, así que no te olvides la cámara. Besos.

JOsefa: Será un placer leerlo y darte mi opinión. Gracias por tu visita. Y un abrazo enorme.