lunes, 18 de octubre de 2010

SER UN GATO Y TUMBARME AL SOL


Nadie nos enseña a vivir. Nos enseñan a tragar, a lavarnos los dientes, a atarnos los cordones. A llevar hechos los deberes. A jugar con los amigos. No pain no gain. A no coger caramelos de los desconocidos. Nos enseñan que existe un príncipe y que debemos ser princesas. A buscar un trabajo, un puesto fijo, de funcionario a ser posible, la misma mesa, el mismo horario, el mismo dinero a fin de mes, más los trienios. Nos enseñan a moderar la rabia, a ceder el asiento, a callarnos la boca. Nos enseñan que amar sin ser correspondido es humillarse. Que mostrar los sentimientos significa ser débil. Nos enseñan que más vale el pájaro en la mano, incluso a ser el pájaro en la mano, a veces. Que hay que ganar mucho dinero y comprarse una casa. Nos enseñan a manejar las palabras para tener siempre razón, aunque no sea cierto. Nos enseñan a dar las gracias y a pedir por favor. A aceptar como es la vida que no nos den las gracias, ni nos pidan por favor, ni nos concedan aquello que pedimos.

Nos enseñan a ganarnos la vida, y mientras se nos escapa a borbotones.

Nos enseñan a creer que necesitamos merecernos lo bueno que nos pase. Que nos merecemos los castigos.

Nos enseñan que hay que ser mejor que el otro. Que somos algo diferente del otro. Que valemos más que el otro, que estamos separados.

Pero nadie nos enseña a vivir.

Yo siento que no quiero aprender más. Que no sirvo para esto. Que la profesión de humana a mí me viene grande. Que quizá valga más la pena ser un gato, tumbarme al sol, ronronear, y permitir que el sol de octubre me acaricie.

26 comentarios:

isobel dijo...

me haces un hueco?

Por cierto la primer vez que me lave los dientes, lo hice con jabón (sin comentarios). Un beso y un ronroneo, cuídate mucho preciosa

PULGACROFT dijo...

Precioso Leo, coincido tanto con todo lo que dices...
Yo siento lo mismo, siento que me han dado el libro de instrucciones equivocado, que nos enseñan de todo en esta vida menos el verdadero sentido de ella, si es que alguien lo sabe...que nos enseñan a conformarnos (en el sentido más peyorativo de la palabra) o a superar al de al lado pero no a ser felices con lo que tenemos...
En fin Leo, suscribo cada palabra y cada coma tuya y como siempre me ha encantado leerte.
Por cierto, sí, túmbate al sol...aunque sea un ratín.

Raquel dijo...

Por eso, cuando pasa el tiempo es cuando se pueden volver a mirar las cosas de otra manera y desdecir el enseño, o doblarlo a nuestro gusto.
Igual, duerme tranquila porque eres sabia y estás muy viva.

Elvira dijo...

"Nos enseñan a ganarnos la vida, y mientras se nos escapa a borbotones."

Y esto es lo que tú solita has aprendido: que vale la pena ser como un gato, tumbarse al sol, ronronear, y permitir que el sol de octubre nos acaricie.

Besos al sol de octubre.

Filoabpuerto dijo...

jeje

a veces todos sentimos eso: ¡Qué carga ser seres humanos!; pero estoy segura de que esa sensación se produce sólo en momentos. Afortunadamente en otros muchos nos alegramos de tener que inventarnos día a día, carecemos de esa cómoda programación gatuna y de otras especies

Saluditos

Amparo dijo...

Está bien tumbarse al sol como los gatos. Pero no que te lleven de acá para allá, te tumben sobre un cojín, te indiquen cuándo tienes que estar fuera y cuándo dentro. La vida del gato (casero) es tremenda: siempre temiendo lo que los demás van a hacer contigo.

Chao

Belén dijo...

Si sabes el truco, y no te importa que sea un perrito... me junto contigo...

Besicos

Morgana dijo...

Precioso Leo. Además comparto contigo todo eso que dices que nos enseñan... es verdad: nos enseñan a tantas cosas menos a vivir.

Y a veces me agoto como tú; y me tomo ese respiro... sip, me tumbo como gata que soy a que me dé el sol... pero luego continúo; estoy empeñada en vivir aunque no me hayan enseñado...

Besos!!

Blau dijo...

Leo, leooo puedo ser osa panda? puedo? puedo?

Besos

Lispector dijo...

Yo también quiero ser gato, además son tan fuertes, con una capacidad de recuperación asombrosa, elegantes, sensuales, con esos pelitos tan suavecitos en sus lomitos...Sí, en mi proxima vida quiero ser gato, pero regalaría las 6 vidas restantes, con una me bastará, creo que la existencia es dificilísima hasta para los felinos, y eso que son unos "tipos" duros.Te envío un amoroso "miau".

añil dijo...

Yo tambien quiero ser gato.

Un beso

leo dijo...

Isita: ¡Claro que te hago un hueco! Hay sol y tejado para todos. Elige el animal que quieras y vente. :-)

Pulgui: ¿Sabes lo que no consigo entender? (Estoy segura de que a ti te pasará igual) que todo lo humano parezca tan inhumano; que creemos unas normas para nosotros mismos que dejen tan de lado los sentimientos, a veces. En fin... Graciñas.

Raquel: Gracias. Habrá que dejar que pase el tiempo. Al sol, mejor :-))

Elvira: Pues no sé, no sé si es un buen aprendizaje o si no es más que otra escapatoria. Un beso.

Merce: Sí, menos mal que estos pensamientos solo se hacen presentes en algunos momentos, sí. Menos mal que hay que trabajar y mantener la mente ocupada. Aunque parezca mentira. Graciñas y un abrazo.

Amparo: Bueno, es que hasta para ser gato hay que tener suerte. :-)
Graciñas.

Belén: Admito perros, claro que sí: rompamos todos los mitos. estoy segura de que nos llevaríamos muy bien. :-))

Morgana: Yo también me empeño en vivir, estoy condenada a ello, me temo, no sé dejar de luchar (a pesar de que a veces no sepa demasiado bien por qué demonios lucho...) :-) Gracias.

Blaucita: Tú puedes ser osa panda y lo que te dé la gana, reina. Besisssssssss.

Lispector: Recibo tu miau con ilusión: te echaba de menos. Qué bien tenerte por aquí.

Añil: Bienvenida al club, hermosa. Eres bien recibida. Un beso.

manuespada dijo...

En la vida, quizás, lo mejor sea convertirse en un autodidacta.

recreo dijo...

Felicidades por tu entrada, gatita ronroneadora. Y que nos encontremos algún día tumbadas bajo el sol de ocubre, o de noviembre, chica, qué más da.

Frabisa dijo...

Uyyyyyyy, cómo está el patio!!

En algún momento todos podríamos suscribir tu texto palabra por palabra.

Pero solo en algún momento, el resto del tiempo vivir es maravilloso.

un besito y feliz domingo

Tati dijo...

Querida Leo, estoy totalmente de acuerdo contigo. Si no encajamos en todos esos cánones, parece que no pertecenemos a esta sociedad. Creo que esas directrices nos enseñan a sobrevivir, más que a vivir, por lo menos en mi caso. Cuando una toma distancia y hace una vista aérea, adivina en lo que no quiere convertirse. No existe un dogma. Se trata de salir cada día a la calle con la convicción de exponerse, con la certeza de que los años avalan nuestra experiencia. Hace tiempo que intento aprender a vivir, y a veces me convierto en perra y me tumbo a dorarme con el sol. Es duro y difícil, hay días que sólo alcanzo el blanco y negro, pero sé que todo lo que hago nace de mi alma. Y los que no quieran participar de mi pincel y paleta de colores, que busquen otro lienzo. No tengo miedo de la desnudez de la soledad; prefiero morir en tablas que ser sorprendida en un jaque mate. Nos quedan muchas partidas, y muchos amigos peones que nos recuerdan el sabor de los abrazos que abrazan.
Sigamos viviendo, Leo. Continúa escribiendo estas mágicas palabras, que te hacen admirable, querible y, sobre todo, endiabladamente humana.

Un abrazo enorme,

Tati

Josefa dijo...

Estoy de acuerdo con este texto.
Un abrazo.

leo dijo...

Manuespada: Pues no sé si aislarse es la solución. Pero ya sabes que cada maestrillo. Gracias por venir.

Carmencita: Graciñas. Ronroneamos al sol cuando tú quieras. :-) Besisss.

Frabi: Sí, es maravilloso casi todo el tiempo. la jodienda es que duela a veces tanto. Graciñas, reina. Besissss

Tati: Gracias, linda. Siempre auténtica en tus palabras y en tus hechos... Ojalá se me diera bien, como dices, aceptar las tablas: me temo que me he acostumbrado demasiado al jaque mate. UN besote. Tengo ganas de verte!

Josefa: Gracias, guapa. Un besote.

La Rata Paleolítica dijo...

Algo que todos (o casi...) hemos sentido más o menos veces y en mayor o menor grado, pero expresado y escrito con tu curiosa y excelente habilidad ordena-palabras.
El entorno imposible que el hombre ha creado para sí mismo, en el que en efecto se nos enseña a sobrevivir, se nos enseña a que la vida en ese entorno, que nos crea tantísimas dependencias, nos hará felices, pero en tantas ocasiones tenemos la sensación de que estamos intentando sobrevivir al entorno que nos hemos creados. Así que a ver si va a resultar que el famoso entorno es tan inhumano que resulta dificilísimo ser feliz en él, y por eso nos revelamos.

Algunas de esas cosas que nos enseñan están muy bien, otras no tanto. La vida no debe escaparse a borbotones, salvo que a uno le abran las tripas.

Quizás por eso vivo tan lejos de donde me enseñaron todo eso (aunque no dejo, ni mucho menos, de lado todas las enseñanzas).
Quizás por eso esta tarde he pasado un buen rato tirado en la hierba mirando nubes pasar, ronroneando.
Así que me uno al club de ronroneadores.

Y fíjate lo que has conseguido, eh?
He hecho un comentario casi más largo que tu escrito, pero la culpa es tuya por escribir...

Permíteme un comentario para Isa: No acabo de imaginarte de peque, muy seria con tu cepillo nuevo, echando pompitas por la boca, jua juaaaaa....

Besos.

Jesús.

bicocacolors dijo...

Leo cuanta razón tienes, no creo que haya nadie que no se sienta identificado!
Yo desde luego al 100%!
gracias y feliz fin de semana... gatuno!

leo dijo...

Jesús: Gracias por compartir tus reflexiones. Y también tus imágenes: Isa de peque haciendo pompas con la boca... jejejeje. Un besote.

Elena, artista: Mil gracias por pasarte a verme. Te deseo también un buen finde.

PULGACROFT dijo...

Sí Leo, estoy de acuerdo contigo, es como si todo lo "humano" estuviera infravalorado, como si tuviéramos que ser robots sin sentimientos guiados sólo por números...o algo así...te entiendo perfectamente...

Irreverens dijo...

¿T'ajuntas con liebres?
:)
Porque yo me sumo también a tu manifiesto. Ah, ¿que no es un manifiesto?

leo dijo...

Pulgui: Soslayamos lo humano, ¿verdad? como si hubiera otra cosa. Un rollo...

Irre: M´ajunto con liebres, sí. :-) Gracias por tu visita.

paz dijo...

Comparto lo que dices Leo. Lo comparto desde el corazón... Mpaz.

arandanilla dijo...

Me ha emocionado mucho este texto que has escrito, amiga. Me ha calao hondo...