lunes, 8 de octubre de 2007

ME SOSTIENE MI INFANCIA


Se sostiene la infancia en nuestra historia
igual que se sostienen las estrellas
porque dentro del firmamento de una vida
algo brilló una vez con inocencia.
Se sostiene la infancia entre las ruinas
como esas telarañas asombrosas
que intentan con sus hilos sujetar el templo.
Se sostiene la infancia como un eco
que nos vuelve a cantar aquella música.
Se sostiene la infancia entre la nada
igual que se sostienen las estrellas
tirando de la luz que las mantiene,
tirando de la música que guardan.
Igual que los vilanos y el rocío,
hermosos e intocables, se sostiene la infancia.
La herida absurda Francisca Aguirre

24 comentarios:

Azul... dijo...

Con cuanta inconciencia la vivimos y con cuanta consciencia la echamos de menos al crecer...

Un besote, Maga bella, ya he hecho por ahí una travesura con el archivo que me enviaste, ya te contaré... si no me cuelgan antes!!! :D

Javier dijo...

Bonita poesía. La idea de la telaraña me parece tan genial que he quedado atrapado. Temo que la dueña de la casa venga a devorarme de un momento a otro.

Por su fuera poco, se me ocurre que si las estrellas acaban convirtiéndose en agujeros negros, ¿en qué se transforma la infancia? No quiero ni pensarlo. Menos mal que el proceso es lento.

Besos :)

Raquel dijo...

¿Hacia dónde miran tus ojos ahora?

Cuqui dijo...

Gracias Leo.
Me ha encantado la poesía, de hecho me ha emocionado.
También me gusta mucho la foto, me acuerdo perfectamente de cuando eras así.
Besos.

Lore dijo...

Uff, la infancia..quién pudiera volver a ella para arrancar un momento de paz, un minuto de inocencia, el susurro de una nana.
Me lo dio todo. Por ella soy. Quién pudiera volver a ella.
Pero qué guapa estás. Menudos recuerdos.
Besos guapa

PULGACROFT dijo...

Me ha encantado el poema.
Qué años de despreocupaciones y de alegrías...y qué pena me dan todos esos niños del mundo que no pueden disfrutar de ella como se merecen...
Quizás el Cielo debiera ser una eterna infancia...

leo dijo...

Azul: Luego nos pasamos la vida recordándola, añorándola... Eso con suerte, cuando ha sido feliz. Gracias y un beso.

Javier: La dueña es mansa. Puede que sea cierto y que, al final de la vida, nuestra infancia absorba toda la materia de nuestros pensamientos... o algo así. ;) Besos.

Cuqui: Qué bien "verte" por aquí. Seguro que tampoco has olvidado aquellos "chistes" interminables...
Un abrazo muy grande, prima.

Raquel: Eso mismo me pregunto yo... Ojalá conservaran mis ojos esa inocencia de entonces. Un beso

Lore: Hemos tenido la gran suerte de tener una infancia muy feliz que ahora nos sirve de descanso, de refugio, de sustento. Un besote.

Pulga: Qué bonito, Pulga, lo del cielo. Ojalá sea cierto y después de tanto penar volvamos a un sitio parecido. Me encantaría creer. Muchos besos.

Sir John More dijo...

Poema hermoso (¡lo entendí, y me encantó... Oeeee, oe oe oeeeeee!, no, si al final aprendo con vosotros a leer poesía...), y foto para derretirse. Eso sí, no has perdido ni un gramo de lindeza... Besos.

Blau dijo...

Leooooo, eres tú?? muy seria, sigues igual de seria? ahora queremos una foto actual jajaja

Besosss

leo dijo...

Sir John: ¿verdad que es bello y asequible? Dedicado a todos aquellos que os quejáis de que la poesía es ininteligible. Muchísimas gracias por el piropo; la verdad es que me ha venido de perlas. Un besote grande.

Blaucita: Sí, soy yo con dos años, y muy seria, sí. Creo que estaba harta de "posar". Ahora no soy tan seria: así me luce el pelo. La foto actual la dejaré para después del lifting. Un besote.

Izel dijo...

Ays aquellos maravillosos años!!!

Muy bonita la poesia y muy formalita tú en la foto ¿eh? Aunque sí... más bien parece que quisieras fundir con la mirada a quien te invitaba a sonreir....

Maritornes dijo...

Yo lo que tengo clarísimo es que no me cambiaría por el fotógrafo que inmortalizó el momento. ¡Seguro que quedó fulminado! ¿Aún miras así? Yo muchas veces añoro mirar todo como entonces. Guapísima. Un abrazo

agle2207 dijo...

Très joli blog, bravo


http://aigle2207.skynetblogs.be/

leo dijo...

Izel: Sí, debía estar un poco cabreada. Lo curioso es que le he preguntado a mi madre y dice que no. (Quiero pensar que no lo recuerda. Qué miedo.) Gracias y besos.

Maritornes: ¡Muchas gracias! No sé qué cara pongo cuando me enfado, pero imagino que no diferirá mucho. Era más mona de peque (hay que ver cómo se deforman los cuerpos) pero sigo pareciéndome mucho. Graciñas y besotes.

Agle 2207: Merci bien.

Azul... dijo...

Perdón que meta la cuchara...

Blaucita, con tan buena voz y mandando a canatr!!! tú que solo pones fotos de tus pies, qué???? =oP

besotes pa'las dos!!!!

Blau dijo...

Azulll y Leooooo, si yo pongo muuchas fotos :oP

Besotes a las dos jijiji

leo dijo...

Azul, Blau... ¡Haya paz!
Muchos besos para ambas.

ANA DE LA ROBLA dijo...

La infancia: un paisaje que no siempre existe, un viaje tantas veces aplazado.
Hermosos ojos. Intensos.
Beso niño.

leo dijo...

Muchas gracias, Ana. Es cierto que ese paisaje no siempre existe, que no hay manera de saber si nos engañamos, pero...
Un beso

bg dijo...

aquellos maravillosos años... cuando eras "Jane" la de tarzán o "Jackie" la de los angeles de Charlie, o "An" la de los cinco!!!
Con tu abrigo de paño azul, igual al mio, que era verde. (Yo era "boy", "Sabrina" y "Jorge")
Que femenina y que pizpireta estabas. ¿que años tendrías?.

Leonard dijo...

A veces parece todo tan fragil...

leo dijo...

Bg: Tenía dos años. Yo siempre quería ser Ann, pero por un problema de overbooking solía tocarme ser Tim, o alguna estrella invitada... Gracias por la visita, hormiga, y un besote.

Leonard: Somos frágiles, sí. Gracias y un abrazo.

Orleans dijo...

La infancia es aquél caramelo que nos pone la vida para amortiguar el golpe de aquello que está por venir.Feliz aquel que ha cazado mariposas,que se ha manchado de barro,que ha desgastado rodilleras y se ha dormido con los cuentos de mamá.
Qué bonita foto!

leo dijo...

Qué bonito era, ¿verdad? No preocuparse de si se manchaba la ropa, o si se rompían los pantalones. No ver el peligro en todo, como ahora. No sentir miedo nada más que por cosas irracionales...
Gracias.
Un besote.