lunes, 15 de octubre de 2007

OJOS (insano ejercicio de yoyeurismo)

Hoy reparo en que mis ojos ven. Se detienen. Parpadean. La luz extrema les afecta, los entorna. La pupila se agranda con la curiosidad, y cuando hace falta ser valiente. Si hay peligro, se repliega sobre sí, se protege.
Mis ojos, de repente, vislumbran lo de fuera. El sol. La calle. Otros ojos. Los otros. Las islas conocidas. Lo que sólo imaginamos.
Son unos ojos bellos, como todos. Negros, como el alma. Fuertes como sombras a mediodía, uncidos por la sed de lo desconocido. Isocóricos. Normoreactivos. Hipermétropes.
Lloran, a veces, sin más, sin atenerse a razones, sin pedir cuentas. A menudo, cuando menos falta hace.
Piensan (o quizá soy yo) en todo lo que no alcanzan a ver. La realidad exacta, porque saben que con sólo mirar ya lo transforman todo. Y les gustaría no hacerlo, ser inocuos. Relajarse. Poder mirar, sencillamente. Perderse en todo y en nada. No temer ser juzgados. Pasear, sin prisa, sin miedo, cualquier tarde, por otros ojos. Escuchar, leer, decir las pequeñas verdades verdaderas. Esas que dan tanto miedo a los labios.

19 comentarios:

dable dijo...

Me da mucho miedo al ceguera

Blau dijo...

Para mi el sentido de la vista es uno de los mas importantes, ainsss me encantan los ojos, creo qué haré concurso de ojos jajaja...

Besos leooooooo

bg dijo...

La verdad es que para ver hay que hacer mucho mas que mirar.

leo dijo...

Dable: No me extraña. Yo no me imagino cómo puede ser la vida sin ver. Un beso.

Blaucita: Ya estabas tardando en hacer el concurso de ojos. Un besote muy grande.

Bg: ¡Y tanto! Y hay tantas cosas que para verlas requieren mirar con los ojos de dentro. Casi todo lo importante, ¿no crees? Graciñas, hormiguilla mía.

Ferlocke dijo...

Madre mía, Leo, se puede sacar un testamento profundo de cada una de tus frases. Me gusta sobre todo la primera frase. A veces no nos damos cuenta de eso, de que nuestros ojos ven. Y no estoy hablando sólo de la suerte que tenemos de tener la capacidad de la vista, sino de cómo cambia la realidad a medida que la vemos, qué diferente es la realidad para cada uno que la ve. Que vemos, vamos. Y eso lo cambia todo. Gracias por el texto, da muuuucho que pensar.

Muchas gracias también por tus palabras ;)

http://community.livejournal.com/fertextos/

Izel dijo...

Si tengo que elegir una... Me quedaría con esta: "Pasear, sin prisa, sin miedo, cualquier tarde, por otros ojos" Me ha encantao...

Es el mejor paseo que una puede dar... Me encanta dejar la mirada colgada de otros ojos...

Tawaki dijo...

Espero que no nos estés diciendo que has escrito todo tu blog con los ojos cerrados, porque me he quitado tantos sombreros contigo que ya no me quedan.

Yo creo que sí son inocuos, y que es tu curiosidad insatisfecha, y tus ganas de abarcarlo todo, quien los maneja. Ellos sólo son una herramienta. Muy bella, eso sí.

No me dan la impresión de que teman ser juzgados. Ya dicen verdades verdaderas porque no saben mentir.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Yoyeurismo: magnífico deporte que deberíamos todos practicar de vez en vez para acceder con más corazón al tuyeurismo... ¿Conoces aquel poema de Cortázar?: Estás tan lejos como un ojo del otro, le dice a su amada que le abandona... Nunca he encontrado una expresión más dura. Un beso como un puente.

PULGACROFT dijo...

Nos pueden engañar las palabras pero nunca la mirada...
Pasealos, hay muchas cosas que merecen ser miradas...

Raquel dijo...

Tan esenciales y hermosos. Qué rico y cuánta caricia en este post.

J.J.Cuba dijo...

La realidad no es tal y como la vemos, es precisamente nuestra mirada quien la inventa. "Todo" pasa por el filtro de los sentidos y como resultado: chuches, guerras, atascos, olas, relojes, bacterias. En fin... habrá que utilizar colirios para ser un mundo más bello.
saludos,
janet.

Manderly dijo...

Los ojos no solo miran y obserban, sino que son el reflejo de lo que sentimos y de lo que pensamos. Hablan y se expresan.

Me quedo con una de las Rimas de Bécquer:

Sabe, si alguna vez tus labios rojos
quema invisible atmósfera abrasada,
que el alma que hablar puede con los ojos
también puede besar con la mirada.

leo dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestras visitas y comentarios. Hago lo que hacía Gila con las balas en su "guerra": yo os disparo los besos y vosotros os los repartís.

Ferlocke: Es cierto que cada uno ve el mundo de una manera y luego, además, lo interpreta de otra. Como para entendernos.

Izel: Me encantan esas personas que saben transmitir confianza, tranquilidad, con solo una mirada. O las que sonríen con los ojos. En esos sí que vale la pena perderse sin cuidado.

Tawaki: Gracias por tu comentario, tan cariñoso. Quisieran no temer ser (mal)juzgados y, desde luego, ni quieren ni pueden mentir.

Ana: Uf, sí que es duro el verso de Cortázar. Totalmente de acuerdo con que primero hay que conocerse para poder conocer al resto (aunque, antes de nada, hay que querer conocer algo).

Pulga: Tanto qué mirar, ¿verdad? y más si se es curiosa, como es el caso. Tantas cosas bellas alrededor...

Raquel: Muchas gracias. "Cuánta caricia", qué bonito que lo hayas sentido así.

Janet: Ojalá fuéramos capaces no solo de ver todo más bello, sino también de transformarlo según lo miramos.

Manderly: Miran, observan y además muestran "lo de dentro". No recordaba esos versos de Bécquer: muchas gracias por traerlos, vienen al pelo.

Orleans dijo...

Una tiene la virtud de ver para que el corazon no le juegue malas pasadas.
Un abrazo.

Nosotras mismas dijo...

No me imagino como sería no poder ver a mi hija cada mañana, cada instante.

Besos.

leo dijo...

Orleans: Uy, eso me explica muchas cosas. Muchas gracias por la visita. Un abrazo.

Nosotras mismas: ¡Bienvenida(s)! Supongo que sí, que la maternidad le cambia a una el paisaje radicalmente. Muchas gracias y un beso.

Azul... dijo...

Tus ojitos, espejo de tu alma: ahí es nada!

Yo digo como Tawaki, yo ya no tengo sombreros que quitarme ante ti, como no haga como Mª Antonieta... (no, verdad? auch! :D)

Un besote gigantísimo, Maga!

leo dijo...

Nada quitarse sombreros, Azul, y menos otras cosas: paso de gore en mi blog, reina.
Mil gracias y un megabeso, guapi.

leo dijo...

Nada quitarse sombreros, Azul, y menos otras cosas: paso de gore en mi blog, reina.
Mil gracias y un megabeso, guapi.