sábado, 29 de marzo de 2008

SEGUNDA PERSONA, SINGULAR

Si elimino

el miedo
el ego
los deseos
la soledad
los prejuicios
lo que ven los ojos
la necesidad
el pasado
la cobardía
las expectativas
las palabras
los razonamientos

al final

quedo yo
y me quedas tú.

36 comentarios:

Maritornes dijo...

Te quiero; aunque parezca exagerado.
A un post valiente, un comentario afín.

sallopilig ref dijo...

con toda franqueza. Diana. Así es, precisamente, con la "precisión" que pueda tener el afecto. ¿Sabes? pocas personas poseen esta lista tan limpia y clara. No la abandones...

Fernando Alcalá dijo...

Al final siempre es lo que hay, mejor saberlo desde el principio y mostrar(nos) las cartas claras, incluso a nosotros mismos.

;)

Blau dijo...

Buenos dias, te quiero.
Feliz domingo :o)
Besosss

Izel dijo...

Bueno... yo creo que todas esas cosas tamién forman parte de nosotros... y si las eliminamos el puzzle estará incompleto... Aunque pensandolo bien el miedo, los prejuicios y la cobardía bien podiamos eliminarlos... Un beso...

Alu dijo...

Estas cosas sonn imposibles hoy en día de eliminar pero es muy bonito el texto.

Un beso!

ANA DE LA ROBLA dijo...

Tú y yo somos el otro, hermosa. Moneda de cambio en un lugar que todavía no existe. Un beso.

Raquel dijo...

Te leo y me quedo pensando. Mucha razón y certeza en esa lista que siempre está abierta para añadir y quitar.
Un abrazo preciosidad

leo dijo...

Maritornes: Guapa, muchísimas gracias por tus palabras... y por cariño, por tu sinceridad, por tu confianza. Yo también te quiero un montón. Besotesssssssssssss.

Sallopilig: Bienvenido. Me ha encantado lo de "la precisión que pueden tener los afectos". Muchísimas gracias y un saludín.

Fernando: Es lo único que puede haber, creo. Y da calma saberlo, no crees? que no haya diferencias, después de todo. Un besote.

Blau: Espero que tu domingo, efectivamente, haya sido tan feliz como el mío. Jo, me habéis emocionado con vuestro cariño. Yo también te quiero un montón. Mil besos.

Izel: Jo, pos yo cada vez estoy más convencida que todo eso, y muchos otros aspectos, no hacen sino tapar a quienes somos en realidad. Jaal. Besos, guapi.

Alu: Difícil será siempre; imposible nunca. No comprendo muy bien el concepto de imposible, la verdad ;) Besos.

Ana: Somos el otro y también somos lo mismo, la misma materia. No hay diferencias sustanciales. Los pronombres son pequeños tabiques para que podamos expresarnos, pues. Un beso.

Raquel: Y tanto que sí: no creo que sobre nada, pero faltan algunas cosillas. Siempre hay tiempo... O no. Un besote.

Frabisa dijo...

No eliminaría jamás "las palabras", ellas nos acercan, nos unen, nos reconfortan, nos llenan, nos comunican...

Las demás...si te sobran, como que da igual

besitos

Mr. TAS dijo...

queda lo importante...

Tawaki dijo...

Pero el miedo nos infunde valor. Sin ego no hay conciencia de uno mismo y sin deseos no hay ilusiones. La soledad nos hace valorar la compañía.

Casi todo es necesario, en su justa medida.

Besos.

elita dijo...

Yo me quedaría con un poco de cada para darle ese toque mágico a la vida. Tawaki me ha quitado de la boca lo que quería decir.
Un abrazo.

leo dijo...

Frabisa: Las palabras son necesarias, pero muchas veces las utilizamos más para ocultar que para decir; más para separar que para unir. Qué difícil es darles un buen uso. Ya sé que no es culpa de ellas, pero... Muchas gracias, guapa. Un besote.

Mr Tas: Bienvenido. Yo también lo creo así. Un saludo.

Tawaki: No comprendo esa "necesariedad". Creo que el ego entorpece más que ayuda a tomar conciencia de quienes somos en realidad. Gracias y un beso.

Elita: Yo creo que la magia la dan el amor, la bondad, la alegría, la creatividad, la generosidad. Ya sé que soy ingenua. Muchas gracias y un besote enorme.

Ara dijo...

�Qu� desnudez! Precioso el comprobar tras tus palabras, que al final nos queda la inocencia de la que nace la ilusi�n. Un abrazo enorme

dintel dijo...

¿Y se puede eliminar todo eso?

Azul... dijo...

Como diría mi paisano poeta, Andrés Ely Blanco, "desbaratando encajes regresaré al hilo"

Queda a esencia, queda lo importante

Mil besotes, Maga maravillosa

Cyllan dijo...

¿Un poema de amoooor leoncita? :> Ji :P

PULGACROFT dijo...

Leo me ha gustado mucho esa lista , pero no te parece que sería meternos dentro de una burbuja totalmente aséptica?...¿y qué compartiríamos?...
Saludos!

leo dijo...

Ara, guapi, o sé si inocentes del todo, pero después de tanto despojarse, más puros seguro que sí que quedamos. Me encanta que hayas vuelto. Un beso enorrrrrme.

Dintel: Pos va a estar chungo, pero al menos hay que intentarlo. O así lo creo firmemente. Gracias.

Mi azulilla, es precioso ese verso. Estoy un poco cansada de encajes que sólo enmarañan los pies y el sentimiento, y hacen tropezar. Gracias y otros mil besos para ti.

Cyllan, es que es primavera para todos, jo. Besotes.

leo dijo...

Pulga: Nos cruzamos.
No creo que sea nada aséptico, todo lo contrario. Queda todo lo demás para compartir: quienes somos en realidad. Como cuando éramos muy niños y reíamos sin miedo, y aún no sentíamos el peso de nuestros nombres y apellidos sobre los hombros, y éramos nosotros mismos en cada instante. Sin juzgar, ni esperar, ni medir, sin pretender controlarlo todo...
Sé que soy ingenua.
Un besote grande, mi Pulgui. Te echaba de menos.

sallopilig ref dijo...

No soy crítico de arte o literatura, pero creo haber entendido que “leo” dice preciosamente:

¿quién no tiene miedos, se cree a veces “la bomba”, pone los deseos por delante de la realidad, no esconde algo a los demás, tiene ideas preconcebidas que no ha constatado con los otros, escucha a las apariencias en vez de a la intuición y el corazón, tiene necesidades que “obligan”, no ha masticado todo cuanto le ha ocurrido, tiene miedo al desnudo, quiere lo que al fin son solo “ilusiones”, habla pero no actúa, y acompaña todo con explicaciones?

Yo seguro que he hecho algo de todo esto.
Son demasiados vericuetos para permitir a los demás que nos traten, y para tratar a los demás. Claro, si estas cosas las maduras, puedes disfrutar de los demás. Eso nos toca a cada uno.

nieve dijo...

Siempre eres tu Leo, sin duda alguna. Por algo tienes esta lista.

Un besote

Anónimo dijo...

habia escrito un rollo pero luego al leerlo me ha parecido un petaaardo...asi que na, que te mando esto pa que sepas que aunque pocas veces, sigo leyendo tu blog.
UN BESO
Bego

Isidro dijo...

Se me ocurren dos o tres casos en los que sólo quedarían los calzoncillos...
pero bueno, la verdad es que se trata de una reflexión muy chula.

Muuuuuchos besitos, leonciña.

leo dijo...

Sallopilig: Jo, me abrumas con las molestias que te has tomado al hacer esa interpretación. Gracias.

Nieve: A mí siempre me quedará (París) la duda de cómo sería de verdad sin toda esa impostura. Sigo esforzándome, así que ya te contaré. Gracias y un besote.

Bego, hormiga, gracias por leerme. Lo valoro un montón, ¡con el lío que tienes! No haber borrado el rollo, mujer. Con los que te suelto yo... Un besoteeeeeeeeeeeeeee.

Isidro: Ni los calzoncillos, diría yo, jejejeje. Me ha emocionado lo de Leonciña, jo... Bicos.

Paco dijo...

al final solo quedan los mejores, y tu eres de ellos.

winfried dijo...

Leo pero yo tengo:

el miedo
el ego
los deseos
la soledad
los prejuicios
lo que ven los ojos
la necesidad
el pasado
la cobardía
las expectativas
las palabras
los razonamientos

y entonces?

:0)

Desesperada dijo...

yo tengo miedo a menudo, pero también ganas de no tenerlo.... asi que se marcha.

leo dijo...

Paco: Muchas gracias por tus palabras. Eres un sol. Un abrazote.

Winfried: Pues que estás como yo, entonces, jajaja. Así que ná, a quitar capas para no estorbarle al alma su trabajo, y dejar vía libre a la esencia. Gracias y abrazo.

leo dijo...

Deses: ¡No vi tu comentario! No hace falta nada más que leer lo que escribes para darse cuenta de que eres una mujer valiente: te comes al miedo, jejejeje. Un besote y graciasss.

PULGACROFT dijo...

Entonces creo entender que lo que tratas de expresar es lo mismo que Pedro Salinas en uno de mis poemas preferidos:

"Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!

Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
«Yo te quiero, soy yo»."

¿estoy equivocada?...
Leo estoy de acuerdo entonces, pero creo que sí que tiene un punto muy grande de ingenuidad...me gusta más entonces, si cabe. Gracias por reivindicar LO ESENCIAL.

(ah gracias también por echarme de menos jeje) ;)

leo dijo...

Pulgui: gracias por recordarme este magnífico poema, es un regalazo. Efectivamente, el mensaje es muy similar a lo que yo pretendía decir. Ya me gustaría a mí haberlo dicho como Salinas.
Un besote
(Y de nada, mujé).

Luna Carmesi dijo...

¿Instrucción para la felicidad?
;-)

Un beso!

leo dijo...

A mi modo de ver, sí.
Graciñas.

sallopilig ref dijo...

y encima va y dice Leonard Cohen una vez:

"mis traiciones son tan recientes,
que todavía van acompañadas de explicaciones".