lunes, 8 de marzo de 2010

COLORÍN COLORADO




Adán y Eva han discutido. Está harta de ir desnuda, según parece. Mira, chica, con ropa, pues no es lo mismo, le dice él. Que uno ya tiene una edad, y la convivencia pues es lo que tiene: que cansa, que todo se hace rutina y los mismos estímulos dejan de producir ciertos efectos. No es que Eva sea pacata, al contrario. Lo que le pasa es que es friolera. Le ha sugerido que ciertas transparencias podrían resultar estimulantes, pero él erre que erre. Argumenta que nada como lo natural y que lo demás son imposturas. Que si acaso tiene algo que ocultarle. Y, a la mínima, saca el tema de la dichosa manzanita. Y Eva tiene que morderse la lengua. Sabe que no debe decir nada. Pero piensa en la serpiente. Por ella sabe que primero vendrá Caín, y luego Abel, y que entonces sí que se liará buena, y ya no habrá quien detenga al mundo y sus desastres. Sabe que la recordarán como la débil. Que será maldita. Y vuelve a pensar en las transparencias. Y en la necesidad de conquistar y ser conquistado. De amar, de pecar, de un abrazo a tiempo. Suspira. Siente frío, sí, pero no tiene nada que meter en la maleta. Y eso hace que sonría de repente. Mira a Adán que duerme la siesta. Desnudo. De espaldas a ella. Se ha puesto a llover otra vez. Siempre llueve sobre mojado, piensa. También que es mentira que las hojas de parra sean suaves. Y se le escapa una lágrima. Se ha equivocado de sueño. Se despide en silencio y, mientras se aleja, trata de imaginar que habrá otros jardines.

18 comentarios:

Belén dijo...

Pues si hija mía... lo mejor es, si no funciona, irse...

Besicosbia

añil dijo...

Puede buscarse otro lugar más cálido o, en su defecto, un abrigo y Adán, que ande por ahí como quiera, pues estaría bueno.

Besos.

Elvira dijo...

Yo soy friolera, igual que Eva. Pues sí, a imaginar otros jardines y volar, si es lo que necesita.

Besos liberados

Carmen dijo...

Muy bueno, Leo. Siempre, siempre llueve sobre mojado. Es lo malo, que no escarmentamos.
Besote

Raquel dijo...

Qué sería de nosotros sin unos y otros sueños, ¿no?

Blau dijo...

Leo, leooo, espero que no se le ocurra venir a conocer el jardin barcelones, porque con la nevada que tenemos puede morirse.

Besos de lunes

isobel dijo...

pues mira, te voy a poner otros jardines en los que llueve sobre mojado y forman ríos llevándose todo lo superfluo y lo que no, también. Mua.

Frabisa dijo...

Pobre Eva, bastante paciencia tuvo.

Los sacrificios que se hacen a fondo perdido al final, pasan factura.

un beso, Leo

leo dijo...

Belén: Eso dice la lógica, sí. Un besote.

Añil: Cada cual por su lado, con abrigo o sin él. Un beso.

Elvira: Yo también soy friolera. Soñar con jardines llenos de flores, Elvira, que de eso sabes tú mucho. Un besote.

Carmen: Y tanto que no escarmentamos. Será nuestra naturaleza, digo yo. Un besoteeeee.

Raquel: Pues que nos moriríamos de pena, me imagino, sin quimeras, sin sueños imposibles, equivocados o no. Besos.

Blau: No, apostaría porque se ha ido más hacia el sur. :-)) Besiss.

Isita: Qué imagen más relajante me resulta eso de los ríos arrastrando poco a poco lo malo, y lo bueno, lo que sobra y lo que no. La renovación. Ayssss. Besote.

Frabisa: Y hasta ahora nos ha costado aprender lo relativo de los sacrificios, y cuán superfluos son muchos de ellos. Graciñas y un besote.

La Rata Paleolítica dijo...

Claro que habrá otros jardines. Seguro. Jardines donde se podrá llevar abrigo o no, según apetezca. Así de simple.
Pero primero, que corra un poco el río, tranquilamente.
Besos.

Jesús.

Araceli dijo...

En otro contexto diriamos aquello de... "con la música a otra parte". Es verdad que con el tiempo unos estímulos pueden dar paso a otros, pero solo vale la pena quedarse en el mismo paraiso si los segundos tambien son positivos. Sinó... bravo para Eva!
(Pero que bien escribes!)

Mariluz Arregui dijo...

Ay, Leo,...le doy varias vueltas siempre a tus escritos...enganchada.Y trato de encontrar el truco, te lo juro.:)
No por nada, sino para ver si descubro de dónde sale esa luz que tienen..
Pero nada, ni truco ni nada, tienes el don, y ya está. Dibujas 'de madre' con las palabras.

Un besazo,

leo dijo...

Jesús: Jardines con ríos de aguas mansas, amorosos y profundos. Nada de falsos edenes. Allá va ella, con paso firme. Un beso.

Araceli: Con la cámara a otra parte. Mil gracias por tu visita y por tus palabras. Un beso.

Mariluz: Jo, ¿qué truco buscas? Estoy de acuerdo con que tienen luz: o al menos así lo siento cuando no les doy salida, cuando no escribo: que voy a oscuras, días sin sol. Muchas, muchas gracias. Un beso grande.

Cris dijo...

Pobre Eva, y le decían que estaba en el paraíso...

Besos...

Amparo dijo...

La seda, Eva descrubrirá la seda algún día. Las hojas de parra pican precisamente por el envés, igual que muchos tejidos artificiales.
Eva se enroscará en la seda y aprenderá a disfrazarse para las ocasiones.
Me gustó el relato.
(¡Y la música!)
saludos

Filoabpuerto dijo...

Me gusta esa Eva, que se aventura y se arriesga, aunque ello la conduzca a la expulsión del "paraiso" que total... era un poco "insulso"¿no?.

Abrazotes, Leo !

Merce

arandanilla dijo...

Lo resumiste bien en este post...yo me fui...hay cosas que nunca llegan a comprenderse...

leo dijo...

Cris: Bueno, lo mismo era el paraíso pero desde otra perspectiva, que no la de Eva. Quién sabe. Gracias y un besote.

Amparo: Primero fue la música y luego vino el relato, como es evidente. :-) Nadie debería privarnos de sedas y caminos. Graciñas.

Merce: Insulso, falso y, sobre todo, terriblemente frío. Ficcionessss... Gracias por venir y un besote.

Arandanilla: Volvemos al "bucle interblog": muchas cosas que jamás comprenderemos, sí, pero que debemos aceptar como parte de nuestras vidas. Y ser felices con ellas, ¡toma ya! Un besote grande.