domingo, 14 de marzo de 2010

NO POR OFICIO

La muerte de Delibes me impresiona más con el paso de las horas. No por el hecho, triste, inevitable, sino por el contraste. Por los testimonios de su vida que me han ido llegando de diferentes medios. O sus propias palabras: un humano que no considera su vida tan interesante como para escribir su biografía. Seré muy simple, pero a mí eso me parece extraordinario. Con lo que yoyeamos todos. Incluso los que sabemos que nuestras vidas son poco interesantes. En fin. A lo que iba: Un escritor que declaraba que no quería “estirar por oficio el número de mis novelas”. Eso para mí es una declaración de amor genuino. Y de respeto: hacia sí mismo, hacia la literatura. Ganas me han dado de escribirla –literatura- con mayúsculas. Quizá por honrarle a él, a Delibes, y a sus novelas que son espejos, espejos que nos muestran sin intermediarios esa realidad de la ficción; espejos que enseñan, pero sin subtítulos. Al contrario. Carne cruda. Y los espejos de todos es sabido que no hacen concesiones a nadie. Ni a los pobres lectores, que buscamos, quizá con avidez, en la ficción alguna pista para entender el mundo. Cuanto menos a quienes le leemos con afán de aprender, de pillarle en un renuncio, de darle la vuelta al tapiz para desentrañar los caminos de sus hilos. Para nosotros no hay ni concesión, ni piedad. Ni burladeros. Sólo la necesidad de admirar la herramienta precisa, la mirada certera. Y el compromiso de aprender de la generosidad, la honestidad incuestionable de este escritor, y, me atrevería a decir, del hombre.

Escribo esto y me siento un poco presuntuosa, incapaz de maquillar la vanidad cautiva en mis sentimientos, en mi tardío descubrimiento. Y si lo vuelco aquí es porque yo pienso un poco como Menchu, en Cinco horas con Mario: “(...)si las palabras no se las dices a nadie no son nada, botarate, como ruidos, a ver, o como garabatos, tú dirás. ¡Benditas palabras (...)!

20 comentarios:

Cris dijo...

El homenaje más bonito que he leido sobre Delibes, con tu idea de la declaración de amor a la literatura.

Besos.

dintel dijo...

Para qué más palabras...

Elvira dijo...

Muy sentido y muy bello, querida Leo.

Besos

La Rata Paleolítica dijo...

Hablar de vanidad cautiva y tardío descubrimiento te honra. De todo lo que he leído, es desde luego lo más bello, mejor escrito, y dice lo que quiero decirme pero no sé poner en palabras.
Sincero y bonito homenaje.

Jesús.

fer dijo...

Al 110 y uno por ciento contigo. Se comprende muy bien lo que dices.

Un saludo,

Belén dijo...

Lo mejor que he leído sobre Delibes, en serio que si...

Besicos con palabras

Pilar dijo...

me ha encantado, como siempre, Leo¡¡
es tan cierto...
convertir el arte en oficio, a la fuerza, no deja de ser adulterarlo un poco, falsearlo¡¡ a fín de cuentas debe provenir del sentimiento y ese no se puede/debe fingir¡¡
pero lo bueno de ser un artista como él lo era, es que podía ningunear tu vida, pues carecerá de importancia¡¡¡ y será su obra la que permanecerá para siempre¡¡¡
besos

Amparo dijo...

Una reseña preciosa; coincido contigo en todo. Qué dignidad saber cuándo no hay que escribir más y reconocer la poca importancia de uno mismo. Eso le hace realmente grande (como escritor y desde luego como hombre).
Saludos y descanso para Delibes.

Raquel dijo...

Preciosísimo homenaje

Elèna Casero dijo...

cuánta verdad hay en tus palabras.
Podías haber escrito literatura con mayúsculas con toda tranquilidad. Igual que honestidad o compromiso.

Un abrazo

Carmen dijo...

Estoy de acuerdo contigo en todo, Leo. Precioso. Delibes fue mi primer amor literario y no ha dejado de serlo todavía. Ni una palabra de adorno. Todo sentimiento y realidad. Qué tío.
Un abrazo

leo dijo...

Mil gracias a todos por compartir vuestro tiempo conmigo.
Os deseo un buen comienzo de semana.
Muchos besos.

arandanilla dijo...

Post grande, amiga. No puedo añadir nada más. Gran homenaje a un gran escritor. Besos

Josefa dijo...

Has sabido escoger las palabras perfectas para hablar de un gran escritor y buena persona.
Un abrazo querida amiga.

Frabisa dijo...

Creo que lo has dicho todo y de inmejorable modo.

Un beso, Leo

leo dijo...

Arandanilla, Josefa, Frabisa: mil gracias. Un abrazo grande a cada una.

PULGACROFT dijo...

Leo, de lo mejorcito tuyo que he leído, me ha encantado la forma, el contenido. Muy bueno, de verdad.
Sí, yo también leo para entender un poco más este mundo que nos ha tocado vivir. (Me identifico plenamente con ese sentimiento).
Me ha impactado las cosas que me han llegado de Miguel Delibes también por los medios, como que este vida está bien para esar sólo un rato...qué gran verdad!!
"5 horas con Mario"lo leí no hace mucho y me encantó.
En fin...
;)

Raúl dijo...

Tras esta masiva popularización de su persona acaecida tras su muerte (popularización que lamento) yo también, sin embargo, he conocido algo más aspectos de la persona; y todo ellos me han resultado fascinantes.

Filoabpuerto dijo...

Creo que a Delibes le hubiera encantado tu reseña, Leo, reflejas el mismo respeto, gusto y admiración por la Literatura

Un abrazote

Merce

leo dijo...

Pula, Raúl, Merce: Gracias pos vuestros comentarios. Un abrazo para cada uno.