jueves, 4 de marzo de 2010

LOS SERES MIMÉTICOS (verborrea nunca conclusa y delirante)



Tengo los pies fuertes, las manos ágiles, los ojos entrenados y el corazón a toda máquina. Peino canas, y abrazo algún deseo que nunca veré cumplido. Y cuando lloro me hago muy pequeña, mucho, tanto que me columpio en los ojales del abrigo. Y lloro bastante, demasiado, tanto como me río. Casi siempre de emoción, a menudo de dolor. Y cuando lloro acostumbro a preguntar por qué, por qué tiene que doler tanto todo, y por qué esa tiranía de que no haya dos personas que lo sientan igual. Por compartir, digo, por sentirse comprendido. Maldito. Nos condena a la soledad, él, que se sabe inevitable, el muy abusón... En fin, ¿por dónde iba? sí: me hago pequeña. Pero luego crezco de repente, y me encuentro dentro del abrigo, caminando por la calle, y es invierno todavía. Miro al cielo. Dicen que puede que llueva. Menuda novedad. Llueve dentro, llueve fuera. Incluso que puede que la cota de nieve descienda, y otra vez Madrid se vuelva blanca. Va a ser fin de semana y creo que sería mejor si lloviera cubitos de hielo. Lo digo por las copas, por los botellones. Por los seres miméticos. Por hacer pandilla. Yo, sin ir más lejos, renunciaría a los ojales del abrigo, al abrigo mismo y me haría cuadrada, de hielo. Me sentaría a la sombra. Tengo la intuición de que los cubitos no piensan, a pesar de que también se deshagan en agua. Y si cayera en un vaso, elegiría whisky. E invariablemente alguien me dirá: haber cogido muerte...

11 comentarios:

isobel dijo...

jajajaja (que sepas que la letra es ASUSTA), bueno a lo que iba, que no caigan cubitos, que tengo que pasarme el finde en Madrid y si me dan en un ojo(soy de las que abre la boca cuando se moja la cara), como leches voy a ver los cuadros ehhhhhh.
Y... que sepas, que cada día escribes mejor y que es maravilloso columpiarse y hacerse grande y ... tantas cosas, por cierto soy de ron, Que? nos damos un paseo por las nubes? de vez en cuando no viene mal, mua

Belén dijo...

No te hagas bebida, tu eres un polo, de limón...

Besicos

Carmen dijo...

Yo también quiero ser cubito de hielo, vestirme con el impermeable transparente, e irme al fondo del congelador. A ver si por fin se cumplen todos mis deseos. Bueno, me conformo solo con algunos. O, quizá con uno...
Besote, cubito cuadrado.

Josefa dijo...

Es un placer leer lo que escribes aunque a veces me cueste entenderlo.
Feliz fin de semana.

Blau dijo...

Leo leoo, pues que sean 2 cubitos de hielo para un buen whisky, aunque un buen amigo mío de Caracas diría que tanto hielo en el trago lo lava :oP

Vamos a lavar!

Besos de viernes

Cris dijo...

Nadie es inevitable.
Todos somos contingentes, dicen.
:)

Besitos!

arandanilla dijo...

Me he sentido identificada, Leo. Aunque yo hubiera escogido ron. Los cubitos no piensan...pensar...nos lleva a esa pequeñez. Un beso de viernes sin planes en casa...

dintel dijo...

:) Yo prefiero caer en ron, vamos, de cabeza.

La Rata Paleolítica dijo...

Me ha gustado eso de "me encuentro dentro del abrigo..."; Yo me encontraré dentro del abrigo en breve; Miedo me da, con el invierno que lleváis, brrrrrr.
Pero como escribes chavala.

Jesús.

Raquel dijo...

Um... yo también prefiero el ron. Añejo. Eso sí.

leo dijo...

Raquel: Muchos partidarios de ron veo por aquí. Así toco a más whisky... ;-) Gracias y un besote.

Jesús: Pues vente con abrigo, sí, que esto tiene pinta de no ir a mejorar. Gracias y un beso.

Dintel: Le pongo otro palote al ron. :-))

Arandanilla: Otra p´a ron. Y otra p´a la pandi de cubitos. Al final nos lo vamos a montar mejor que el resto. :-)

Cris: Contingentes. Eso dicen. Evitables, prescindibles. Cubitos. Gracias y un beso.

Blau: Lavemos, sí. Que falta hace. Un besote.

Josefa: Eres un sol. Te agradezco tus esfuerzos por comprender lo que escribo. De todo corazón. Es un calor que me sienta bien. Mil gracias y un abrazo grande.

Carmen: El congelador de los deseos, ¿no? ;-) Yo prefiero ser cubito en una umbría y que esperar a que el calor de ese sol que nunca va a tocarme me deshaga. Rara que es una. Besisssss.

Belén: Un polo. mmmmmmmm. Gracias y besos.

Isita: Gracias. Espero que no te llovieran cubitos, al final, y que pudieras ver los cuadros. Mil besos.