martes, 5 de enero de 2010

FORMAS INESPERADAS

Me sigo poniendo un poco nerviosa esta noche. De alguna manera creo que es la noche en la que puede suceder todo lo maravilloso. La ilusión. La vida. Lo que no se atiene a las reglas que nos imponen los sentidos. Me gusta pensar que esta noche se cumplirán algunos de esos deseos que no son para los ojos. El perdón. Los buenos sentimientos. La firme determinación de cambiar, de mejorar. La fe en los propios sueños. Todo lo que nos mueve y nos conmueve. Me gusta pensar que esta noche alguien dejará en mi zapato un regalo que siempre llevaré conmigo. Un año más. Aunque a veces lo confunda con una piedrecita. Un paso más hacia quien soy. La compasión. El amor intacto. La voluntad. Los sueños vivos que toman formas inesperadas.

Pd. Feliz noche de Reyes. Ojala alcance su magia a todos.

17 comentarios:

Cris dijo...

Vengo de coger 600gr. de caramelos en la cabalgata. Miniyó se lo ha pasado pipa. Su cara es mi regalo.
Feliz noche!

Angel dijo...

Es la noche de las cosas que no se pueden tocar, de las auténticas, de las que es tan difícil escribir, de las únicas que merecen la pena.

isobel dijo...

=0))) veo que compartimos muchas fechas y no veas lo que me estoy acordado de ti, estoy de un llorón pasteloso. Ayyyyyyy pero mas bonito todo, un abrazo reina mora que diría mi madre.

Amparo dijo...

La piedrecita tampoco está mal: te hace recordar que tienes pie y que vas caminando. Por otro lado: a medida que se cumplen años se desean más cosas y es más difícil que te las regalen, pero nunca se sabe.

Buena suerte

Belén dijo...

Buf... la verdad es que no soy mucho de ilusiones, que cosas.. pero me emociona ver a los niños nerviosos :)

Besicos

Elvira dijo...

Te deseo que se cumplan tus deseos. Me encanta leerte. Muchos besos, leoncilla.

Pilar en Córdoba dijo...

Pues sí, Leo, cuánta razón tienes¡¡
En la noche de Reyes se convocan todos los deseos del mundo... cómo no va ser mágica?, el aire está nervioso¡¡¡ la ilusión nos invade a chicos y grandes...
donde más se nota es en las sonrisas de los niños, que conservan esa bendita incocencia que ya hemos desgastado los demás...
y la suerte que tenemos con nuestros "miniyos" (copio a Cris) es que volvemos a vivirla¡¡¡
yo también pedí desos que no son para los ojos...
besos

dintel dijo...

Para mí es una noche tranquila.

josman dijo...

te deseo primero que ames,
y que amando, también seas amado
y que, de no ser así, seas breve en olvidar
y que después de olvidar, no guardes rencores
deseo, pues, que no sea así,
pero que si es, sepas ser sin desesperar.
v. hugo

feliz año

leo dijo...

Cris: Es que las caras de los críos en estas fechas son una gozada. Besos a ti y a tu miniyo.

Angel: Una noche mágica, sí señor. Has venido para confirmarlo. Graciñas. :-)

Isobel: Jeje, Llorón pasteloso, qué identificada me siento. Un besito, reinaaaaaaa.

Amparo: Recordar que voy caminando, sí. Nunca se sabe, por eso la ilusión. Gracias.

Belén: Lo de ver a los niños tan nerviosos nos trae recuerdos a todos, ¿verdad? Y la ternura... Un besote.

Elvira: Mil gracias. Lo mismo te deseo. Qué gusto contar contigo. MIl besos.

Pilar: Espero que se hayan hecho realidad esos deseos "no para los ojos". Lo de los miniyoes es genial: creo que se lo vamos a copiar algunos. Un beso.

Dintel: :-) Disfrútala mucho, con sueños tranquilos y un despertar dulce.

Josman: Gracias por traer a V. Hugo. Genial el poema, lleno de sabiduría. Siempre el amor. Un beso.

Blau dijo...

Leo leooooo, feliz día de reyes!!!
Besos

La Rata Paleolítica dijo...

La ilusión por ser buena gente, encontrarnos con buena gente, la ilusión creada en los miniyos, que a su vez se nos transmite a los no tan minis ya (que genial...). La noche de Reyes a mí me sigue haciendo chirivitas también.
Un abrazo ilusionado.

Jesús.

Raquel dijo...

Para mí es una noche bonita y tranquila, ilusionada. Llega sin tropiezos y despierta para con luz.

Ojalá hayas recibido esos regalos que quieres.
Un abrazo muy grande

Elèna Casero dijo...

A mí me sigue emocionando puesto que mantenemos la tradición en mi casa. Mis hijas tienen 27 y 23 y los regalos nunca se saben y no se abren hasta que no nos hemos levantado los cuatro el día 6.

Aunque este año, por aquello de la crisis, los camellos se han quedado sin anis.

leo dijo...

Blau: Graciñas, guapa. Un beso.

Jesús: Me alegro mucho. ¿Hay alguna tradición parecida allá, aparte del de rojo? Besosssss.

Raquel: Se han portado bien, como siempre. Me han traído más de lo que esperaba. Besos.

Elèna: Pobres camellos :-)) La ilusión no se pierde si una le deja su hueco, ¿verdad? Gracias y un abrazo.

ana de la robla dijo...

No fue buena mi noche de reyes. Y lloré por ello, porque durante muchos años lo ha sido. Es una noche que debiera permanecer intacta... Besos, bella; ojalá la tuya fuera tan hermosa como mereces.

leo dijo...

Ana, me dejas helada con tus palabras. Lo siento mucho. Otras vendrán. Ya lo he encargado en la carta, para ti.
Un beso grande.