lunes, 25 de enero de 2010

SIN MORALEJA


Una mañana helada, el oso no lo soportó más y sacudió el tronco del madroño solitario. No se esperaba aquella lluvia de manzanas secas, que caían con una fuerza extraña, desproporcionada con la fuerza con la que él había sacudido el tronco. Más bien como si alguien se las arrojara una a una con inquina. A su alrededor, sobre la hierba, las manzanas lo miraban. Eran todas diferentes. le guiñaban el ojo izquierdo. Parecían congeladas, con esa pátina de hielo que uno debe de tocar para cerciorarse de que algo es de verdad, y no de cera. El oso tomó una de las manzanas. Era de un verde vivo y fruncía los labios en un beso en el que se vio reflejado. La frotó contra el pelaje de su brazo. La mordió como temiendo que empezara a cantar, o que apareciera la madrastra de Blancanieves para afearle el acto, o preguntarle si era ella la más bella de aquel reino. La mordió, iba diciendo. Sabía a caramelo. A secreto al oído, debajo de las sábanas. El oso se sintió perplejo. No supo qué hacer. En su mundo las manzanas sabían a manzanas. Y los madroños no daban sino madroños. Y los osos no pensaban, ni perdían la paciencia por cualquier cosa, ni sabían identificar el sabor de un caramelo, ni conocían a la madrastra de Blancanieves. En su mundo nadie escribía chorradas, porque sí, sólo por pasar el rato, por calmar la mente, por mover los dedos. Ni aunque fuera lunes por la mañana.

18 comentarios:

Elvira dijo...

Por mí, ya puedes entretenerte así todo lo que te apetezca. Lo paso muy bien leyéndote, querida Leo. :-)

¡Besos y buena semana!

Raquel dijo...

Me gusta este guiño mañanero que anuncia el comienzo de la semana.
Besos

Blau dijo...

Querida Leo, los lunes que grandes son! y lo mejor es escribir por pasar el rato.

Un beso de buena semana

La Rata Paleolítica dijo...

Ja, jaaaaa, que bueno leo; tu sigue, sigue, calmando tu mente, moviendo los dedos, por pasar el rato, porque sí; y yo sigo, sigo, disfrutando leyéndote; porque sí.
Un abrazo.

Jesús.

isobel dijo...

si es que me parto,los madroños emborrachannnnnnnn, tengo en casa manzanas heladas (no sabía que existían), hoy he escrito una mas que chorrada y te vengo a comentar que eres un solete, muaaaa

Mariluz Arregui dijo...

Desde luego, si el resto de los mortales tuviéramos un lunes cualquiera como los tuyos...:)uf, qué distinto caminaría el mundo...

Un placer, como siempre, leerte.

Un besazo

arandanilla dijo...

Los madroños me recuerdan a mi madre...nostalgia. Un beso Leo.

Belén dijo...

En tu cuento puede pasar de todo, y creo que en la vida también!

besicos

leo dijo...

Elvira: Buena semana para ti también. Me alegro de que te lo pases bien con estas cosillas. Un beso grande.

Raquel: Será una buena semana, seguro. Gracias, Raquel.

Blau: Escribir para pasar el grato, sin propósito, ni plazos es una de esas cosas que dan sentido a los lunes ;-) Besisss.

Jesús: Por que sí, claro, ¿qué otra razón podría ser mejor? Gracias y un beso.

Isa: Es verdad que emborrachan. A mí no me gustan los madroños. Voy ahora mismo a ver qué has escrito. Besos.

Mariluz: Pues he tenido un lunes entretenido, pero un poco somnoliento, nebuloso. Feliz, en definitiva. ¿Qué más podría pedir? Gracias y un besote.

Arandanilla: Espero que sean buenos recuerdos, aunque nostálgicos. Un abrazo.

Belén: De todo, maña, vaya que sí. Todos los días alguna sorpresa. Un beso.

dintel dijo...

¿Y lo echaron del Paraíso?

Filoabpuerto dijo...

jejeje
Si el "oso y el madroño" hablaran de Madrid, seguro que nos contarían algo tan delicioso y divertido de esa peculiar manera de mirar las cosas

Un abrazote, Leo Mmm ese aroma de manzana de caramelo... ¡qué rico! llegó hasta aquí.

Merce

leo dijo...

Dintel: Sí, pobrecillo. :-)

Merce: Me alegro de que hayas pasado un buen rato con mi oso. Un beso y gracias.

Cris dijo...

Jo, pues menos mal que no vivimos en el mundo del oso y aquí sí se escriben cosas así aunque sea lunes y aunque sea por pasar el rato!

Besitos.

fer dijo...

¡Pero qué alegría llevan esas manos de oso!

Grrrr, beso de nariz contra nariz.

Frabisa dijo...

Seguro que tú lo sabes, yo no recuerdo quién fue, pero un célebre escritor dijo.."que la inspiración te pille escribiendo". Dicho lo cual, no importa que sea lunes, si escribes tienes posibilidades de que de repente eso que empezó como una serie de líneas sin sentido se conviertan en una buena e interesante narración,.

Un beso, Leo, que escribes FE NO ME NAL!

lore dijo...

A veces pasa eso..que uno sacude el árbol y se asombra de la consecuencia que ello tiene...jejeej
Besos

leo dijo...

Cris: Yo paso ratos en el mundo del oso y no es tan malo, créeme. Lo que tiene es que allí las cosas se llaman de otro modo y luego, cuando vuelvo, me armo unos líossssssss. Lo que no entiendo es cómo les gustan los madroños. Besos.

Fer: Es un oso feliz, con zarpas alegres, claro. No estoy segura de que ese beso no haga cosquillas.
:-))

Frabisa: Eso creo, por eso me permito estos pequeños delirios que son muy divertidos. Graciñas, reina. Un besote.

Lore: Tú sabes que yo soy más de hacer el oso que de sacudir árboles. Para eso ya está el viento. De todos modos, las manzanas acaban cayendo sobre las cabezas. Pa habennos matao, chica. Besos mil.

Raúl dijo...

Te ha faltado el colorín colorado del final de los cuentos, tengan o no moraleja.
Sonrío.