sábado, 27 de febrero de 2010

INSPIRACIÓN

INVICTUS

William Ernest Henley


Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

A veces llego a casa de madrugada, dejo las llaves, me lavo los dientes, me quito la ropa y hasta que no me meto en la cama no soy capaz de respirar. Me pesa tanto mi ausencia que solo se me ocurre preguntarme dónde he estado. Y hasta que no cierro los ojos no regreso a casa. Entonces, en mi mismo centro de gravedad empieza a latirme una semilla de coraje. Pequeña pero viva. Esa soy yo. La que no se amedrenta. La que no necesita de fuerza para vencer. La que no tiene nada ni nadie de quien defenderse. La que lo único que ha pedido siempre para vivir es verdad y amor del bueno. Una vida sencilla e intensa. La que se las arregla para convertir el miedo en manos que lo mismo acarician que alzan puentes, que deshacen los nudos de las redes, uno a uno.

17 comentarios:

dintel dijo...

Qué suerte saber quién eres, yo sigo en la búsqueda. ;)

añil dijo...

"Me pesa tanto mi ausencia que solo se me ocurre preguntarme dónde he estado"

No podrías haberlo dicho mejor.

Besos

Belén dijo...

Y no sabes lo afortunada que eres, aunque haya sido el camino difícil...

Besicos

Cris dijo...

Poca gente puede decir con tanta seguridad quién es realmente.
:)

Besos!

Elvira dijo...

"La que lo único que ha pedido siempre para vivir es verdad y amor del bueno" Eso y salud, es lo mejor que hay en la vida.

Besos, León valiente!

leo dijo...

Dintel: Bueno, la búsqueda es diaria para todos, ya sabes, todo cambia, hay que adaptarse. :-)

Añil: Afortunadamente, he vuelto. No sé bien dónde he estado, pero ahora estoy en casa. Un beso.

Belén: Así me siento: consciente y afortunada. Y responsable. Besisssss.

Cris: Bueno, me temo que tengo que llevarte la contraria: estoy segura de que hay mucha gente que tiene muy claro quien es. Y lo mío va a ratos ;-)) Graciñas y un beso.

Elvira: Qué razón tienes. Seguramente no he reparado en la salud porque nunca he tenido problemas realmente importantes. Gracias. Y un besote.

Amparo dijo...

¡Me recuerda a mi lagartija!, resistiendo. Muy bien escrito!!
Saludos valientes

Filoabpuerto dijo...

Esa semilla pequeña de coraje, Leo, qué poderosa es !
Qué grandeza alberga lo pequeño !

Besotes

Merce

Raquel dijo...

Uno a uno como los días, como los momentos que construimos y nos construyen. Creo que de eso se trata.
Un beso

Josefa dijo...

...Entonces, en mi mismo centro de gravedad empieza a latirme una semilla de coraje. Pequeña pero viva. Esa soy yo...
Cuando hago frente a la adversidad
yo tambien me siento así.
Nunca sabré expresarme como lo haces tú.
Un beso con todo mi corazón.

La Rata Paleolítica dijo...

Buf, que bonito lo has expresado leoncilla; verdad y amor del bueno, que poquito, pero que difícil. Y desde luego, dichoso quien lo consiga.
Besos.

Jesús

leo dijo...

Amparo: Ay, tu lagartija, jaja. espero terminar mejor que ella ;-) Graciñas.

Merce: Yo creo que lo pequeño es lo que mueve el mundo. Cada vez más. Gracias y un beso.

Raquel: Los momentos, como ladrillos, para que los pongamos y construyamos o para deconstruir, si hace falta. Sí. Gracias y un beso.

Josefa: Gracias por ese beso. Hoy es un bálsamo. Otro para ti.

Jesús: Poquito y difícil. Pero, ¿sabes una cosa? con muchas idas y venidas, a fuerza de tesón y lágrimas, pero creo que lo voy logrando. Que quede entre nosotros. :-) Gracias y un beso.

Elèna Casero dijo...

¡impresionante! de verdad
me ha encantado ese alegato de pesonalidad.

Me alegro de que estés en casa.

Un abrazo

ana de la robla dijo...

Verdad. Amor del bueno. Sueños para no dejarse morir. Supongo.
Beso, bella dormida...

isobel dijo...

sabes, este poema también ha caído en mis manos estos días, besitos capitana
http://www.goear.com/listen/0b6d818/la-capitana-acetre al leerte me acorde de esta canción, un besito

leo dijo...

Elèna: mil gracias.
Yo también me alegro de haber regresado.
Un beso.

Ana: Ganas dan. De dejarse, a veces, digo. Pero sí: están los sueños. Y la ingenuidad de seguir creyendo en ellos. Tu sí que eres bella. Otro beso.

Isobel: Sí, es que sale en la película de Eastwood sobre Mandela, "Invictus". Una es humanita y no puede sustraerse a la atracción de la actualidad. Gracias, sol.

isobel dijo...

pero que lista eres, y claro que he visto la peli,que pena, un beso