lunes, 1 de febrero de 2010

VIDA


Ayer mis padres celebraban que hacía 47 años del día que se conocieron. Y lo celebraron de cara a la galería con una asombrosa sencillez: contándolo a la hora de la comida. Simplemente. Hoy estamos de aniversario... Ni brindis, ni manjares, ni derroche.

Fue en un guateque de los de entonces. Y recuerdan que era domingo, porque quedaron al día siguiente, y debe de ser extraño e inolvidable que la primera cita a solas ocurra un lunes. Pero supongo que en el amor la paciencia no está reñida con cierta urgencia. Con la necesidad que crea la ilusión pura. Con la alegría de encontrarse.

Y después vino todo lo demás. La vida. Mis hermanos y yo. Los conflictos, las resoluciones. La vejez, ahora. La asombrosa sencillez del amor con mayúsculas. De su entrega. De compartir la rutina de lo extraordinario.

Creo que no se regalaron nada. Nos miran a mis hermanos y a mí como su fuéramos sus mayores regalos. Cada uno una joya irrepetible. Nos miran como si nuestra felicidad fuera toda su recompensa. Y esto es la vida. La asombrosa sencillez del corazón cuando se ama. Nada más. Y nada menos.

29 comentarios:

Blau dijo...

Leo leooo, felicita a tus papis de mi parte!!! que bonito post, me emocionaste.

Voy a ir a Madrid, te gustaría quedar a un café?

Besos

Elvira dijo...

Una maravilla, un privilegio que seguro se han ganado a pulso día a día.

Mis felicitaciones para ellos y un beso para ti

Pilar dijo...

precioso post¡¡ se nota el corazón... (también me emocioné a través de tus letras¡¡)
y perfecto el título: la vida, porque es eso, disfrutar del paseo compartiendo con los que amas...
un besote¡¡

La Rata Paleolítica dijo...

De ellos para ti. Y de ti para ellos. El cariño va y viene, viene y va. Y también la humanidad, o mas bien buntfu. La sencillez del cariño de verdad. Felicidades para todos.

Jesús.

fer dijo...

Nada casual. Disfruta de ello.

Conociéndote, era de esperar. Saludos.

Elèna Casero dijo...

Yo acabo de hacer 30. Y te puedo asegurar que mi mayor, nuestra, felicidad es ver a mis hijas felices.
Entiendo a tus padres perfectamente. mi enhorabuena

Un beso

Belén dijo...

He leído tu post antes de irme a currar y he llamado a mi madre... ella también se acuerda de cuando conoció a mi padre...

¿por qué no nos lo cuentan más a menudo?

Besicos

Carmen dijo...

Gracias a ese encuentro estás aquí. Cómo me alegro,amiga.
Besote y felicidades a ellos y a ti.

isobel dijo...

Jo que entrada mas bonita, cuanto para compartir, un abrazo.
Ahora entiendo porque no publicaste ayer, estabas de fiesta, mua joyita

leo dijo...

Blau: Claro que me gustaría. Ya me dirás cuándo vienes, maja. Gracias y beso.

Elvira: Pues si que se lo curran día a día. Da gusto verles juntos, la verdad. Gracias y un beso.

Pilar: ¿Sabes? A mí también se me ha saltado alguna lagrimilla escribiéndolo. Graciñas y un beso.

Jesús: Yo nunca podré devolverles tanto cariño como ellos me dan. Siempre tendré esa deuda "kármica", por decirlo de algún modo. Un beso, kármico también.

Fer: Los disfruto mucho, sí. Tengo la suerte de verles un rato a diario. Un beso.

Elèna: Tiene que dar mucho gusto contarlo a los hijos, ¿verdad? 30 años es toda una vida: felicidades a ti también. Un beso.

Belén: A mí me había contado mi madre el guateque, pero no sabía cuándo había sido, ni que ya no se volvieron a separar. Les tocó la lotería. Y a mis hnos y a mí, de paso. Un besote.

Carmen: Pues sí. Aquí me soltaron, con todo su amor, a dar bandazos. Gracias a ti, reina. Un besote.

leo dijo...

Isa: Nos hemos cruzado. La verdad es que la comida de ayer, cuando me lo contaron, fue uno de esos momentos cálidos, llenos de magia. Uno de esos momentos en que sientes tanto cariño envolviéndote que parece que nada malo podría siquiera tocarte.

arandanilla dijo...

Yo quiero un amor así...de este modo, ¿para qué los regalos si el mismísimo a mor es EL REGALO?Buenas noches, Leo

Mariano Zurdo dijo...

Tan sencillo y bonito como lo cuentan mis padres, que más o menos se conocieron por esa época también.
Un besazo para tus padres y otro para una de sus joyitas.

isobel dijo...

que cosa mas bonita, hoy he vuelto a constatar que lo mejor que tenemos es el cariño y la gente que queremos, un abrazo preciosa

leo dijo...

Arandanilla: Eso es justo lo que digo yo cuando los veo sentadicos viendo la tele, cogidos de la mano: que yo quiero un amor así. Un beso.

Zurdillo: Deben de ser de la misma quinta. Yo no sé si antes las cosas eran más sencillas y si ahora nos complicamos mucho, no sé... Gracias por venir, te echaba de menos. UN besote.

Isobel: Tienes mucha razón, Isita, lo mejor es el cariño. Abrazote.

Raquel dijo...

Maravilloso.
Sois sus mejores regalo y es algo tan hermoso que...
Besotes

Amparo dijo...

Efectivamente: y nada menos.

dintel dijo...

Debe ser eso, sí.

Alson dijo...

"La asombrosa sencillez del corazón cuando se ama"... efectivamente.

leo dijo...

Raquel: Es muy bonito saberse tan querido, si. Gracias y un beso.

Amparo: Lo más grande. :-)

Dintel: Yo así lo creo.

Alson: Bienvenida. Gracias por pasar por aquí.

julio dijo...

¡Qué curioso! Cualquiera de mis cuatro hijos podía haber escrito algo similar de nosotros, sus padres.

La rutina, el encanto de los días normales, como alguna vez he dicho

Por aquí visitando a los/as visitadores de Belén

Encantado

Un saludo

Raúl dijo...

Hermoso, Leo, hermoso.

Cris dijo...

Qué bonito!
Mis papás también se acuerdan de cuando se conocieron, lo han contado alguna vez, y me parece una fecha mucho más romántica que la de la boda.
En el caso de tus papás sobre todo, que parecía que fue un flechazo eterno.

Besos a los 3.

Josefa dijo...

Hoy me has hecho llorar con este post. Por la sencillez que tus padres han celebrado su aniversario veo que tu te pareces a ellos por la sencillez y profundo que escribes.
El recuerdo mas bonito de nuestra vida es ver a nuestros padres felices. Gracias a Dios, yo, tengo esos bonitos recuerdos.
FELICITA A TUS PADRES EN MI NOMBRE

leo dijo...

Julio: Bienvenido. Pues entonces sois afortunados, tus hijos y vosotros. Gracias por la visita.

Raúl: Gracias. :-)

Cris: Me ha gustado lo del flechazo eterno. Algo así parece. Un besote, guapa de blanco ;-)

Josefa: Qué bonica eres. Yo también la escribí emocionada. A mí me gustaría recordarles siempre como están ahora: unidos, felices, juntos. Ojalá pudiera darles más motivos de alegría. Un beso grande y mil gracias.

Anónimo dijo...

Hola Leo! Felicitales de mi parte por favor. Que bonito es ver a los padres enamorados ¿eh?.

¿Sabes? Los mios tambien se conocieron en un guateque, se acuerdan del dia, y de hasta como los presentaron, es más, mi padre se acuerda de hasta lo que llevaba puesto mi madre!
La verdad es que nuestros padres no dejan nunca e darnos maravillosas lecciones con su vida.
Y si, lo que tod@s queremos, es un amor así.
Os mando a todos, familia, todo mi cariño.
Bego

Araceli dijo...

Cegados por tantas aspiraciones vanas vamos deambulando por esta vida intentando que sea como en las películas, cuando la realidad es simple, mucho más simple. El amor es eso que describes tan maravillosamente. Me gusta esa lección de sentido común y poesia que desprenden siempre tus textos y perderme un rato en su lectura (cuando puedo).

Frabisa dijo...

Enhorabuena, Leo, a ti por tener a tus padres. A tus padres por su sencillez y su inteligencia, por haber sabido quererse y construír.

También tengo la suerte de tener unos padres con una historia parecida, me siento muy orgullosa.

un beso, Leo

leo dijo...

Bego: Los míos se acuerdan también de muchas cosas de ese (feliz) día. Es un gran privilegio tener un ejemplo de amor tan a mano, ¿verdad? A mí se me cae la baba de verles. Un besito, hormiga.

Araceli: Es verdad que las cosas que funcionan en la realidad, las más bonitas, son las más sencillas. Gracias por venir y por tus amables palabras, Araceli. Un beso.

Frabisa: Mil gracias. Yo también me siento muy orgullosa de ellos. Un beso grande.