sábado, 24 de marzo de 2007

DETRÁS DEL TIEMPO

Musèe D´Orsay. París.
Lo que queda detrás del tiempo son los recuerdos.
las decisiones.
Las ganancias.
Las pérdidas.
Los sentimientos.
Las imágenes impresas en la retina.
El abono para sembrar días más felices.
Campos de lavanda que sólo podemos ver con los ojos cerrados.

4 comentarios:

Palo dijo...

Lo que queda detrás del tiempo es también tiempo. Y delante de él, más aún. Una cosa buena que tiene el tiempo es que te da la posibilidad de aprender, si tú quieres. Por eso el tiempo de antes, el de después y sobre todo el de ahora mismo es tan interesante. Es una posibilidad más, una nueva opción, un ramillete de segundos que disfrutar. El tiempo es un bonito camino para nosotros; caminantes dispuestos a vivir. Los recuerdos, las decisiones, las pérdidas, los sueños, las imágenes, las palabras, los silencios, las sonrisas... son las gotas que llenan nuestra cantimplora para el camino. Y los verdaderos amigos la mejor compañía para caminar toda la vida.

Una vez más Leo, abriendo campo laboral. Si te cansas de lo tuyo o de todo lo que estás aprendiendo, puedes dedicarte a la fotografía. ¡Tienes también futuro en ese camino!

Besos

leo dijo...

Graciñas, Palo.
Hija, tú que miras las fotos con buenos ojos...Pero gracias.
Un besote.

Azul... dijo...

Y las raíces que echas sin darte ni cuenta, hasta que los ventarrones del presente te estremecen y te das cuenta que las lecciones aprendidas en el pasado te permiten aferrarte, doblarte gentilmente, pero permanecer en pie, no importa la intensidad de los huracanes...

Niña, si Ud. se cansa de lo suyo, escriba, que lo suyo es un DON, así, con mayúsculas, y lo demás son tonterías =o)

Un bessototototote y perdón por las desaparecidas, ando como loca comprando muebles, porque por no tener, no tenía ni cama propia =oD

leo dijo...

Gracias, Azul. Tus palabras siempre me animan.
Normal que andes desaparecida: hay que montar una casa. Imagino tu ilusión y te deseo que la disfrutes al máximo.
Un abrazo grande.